Emocionantes melodías, conmovedores duetos y hermosas arias. Los más grandes del mundo de la música clásica juntos en un escenario en La Scala de Milán para la gala de embajadores Rolex, acompañados por nada menos que la Filarmónica de Viena bajo la batuta de auténticas leyendas…

Vía: es.euronews.com | Katharina Rabillon  

Emocionantes melodías, conmovedores duetos y hermosas arias. Los más grandes del mundo de la música clásica juntos en un escenario en La Scala de Milán para la gala de embajadores Rolex, acompañados por nada menos que la Filarmónica de Viena bajo la batuta de auténticas leyendas…

«Venir y dirigir en La Scala con la Filarmónica de viena y con Gustavo Dudamel también dirigiendo, Yuja Wang, Sonya Yoncheva, Jonas Kaufmann y Juan Diego Flórez es una gran celebración de la música», asegura el tenor y director ocasional Plácido Domingo.

«Es genial estar en el lugar en el que estuvo Verdi, la historia está aún aquí, la tradición está aún aquí», comenta el director Gustavo Dudamel. «También con la Filarmónica de Viena… es una familia». «Para mí es un festival entre amigos al más alto nivel», dice Daniel Froshauer, presidente de la Orquesta Filarmónica de Viena. «Para mí es un festival entre amigos al más alto nivel», dice Daniel Froshauer, presidente de la Orquesta Filarmónica de Viena.

«Todos juntos hemos intentado dibujar un arco desde los compositores italianos más famosos, Donizetti, Verdi, Puccini hasta también repertorio francés como Gounod», explica Michael Bladereer, director de la Orquesta Filarmónica de Viena.

«Nunca jamás habíamos cantado juntos y Romeo y Julieta de por sí es una historia bonita. No la había cantado en mucho tiempo, para mí es emocionante», mantiene la soprano Sonya Yoncheva.

«Una furtiva lágrima» por supuesto es una fantástica aria. Un aria muy desnuda. Solo hay un arpa y algunos instrumentos, muy piano. La gente a veces llora», asegura el tenor Juan Diego Florez.

«La primera vez que estuve en La Scala fue probablemente hace diez años. Fue sencillamente mágico por su historia… Mi ídolo es Maria Callas», explica la pianista Yuja Wang.