El director artístico, que se ha reunido con los responsables del Real y La Maestranza, contará con Plácido Domingo en el próximo ejercicio En tres meses Jesús Iglesias se gana el apoyo de la orquesta y baraja a Verdi y Strauss para la temporada


Vía: www.lasprovincias.es | Por CARMEN VELASCO VALENCIA.

El Palau de les Arts tuvo su particular ‘annus horribilis’ desde la salida de Davide Livermore, en diciembre de 2017, hasta final del pasado año. La ausencia del responsable al frente del coliseo dejó la nave a la deriva y generó más dimisiones, como la del maestro Fabio Biondi; renuncias de dos directores generales (Francisco Potenciano y María Inmaculada Pla) y críticas públicas del comité de empresa, que tildó de «incompetente» la gestión en el auditorio fruto de la «desastrosa actuación e ignorancia» de la Conselleria de Educación y Cultura y del Patronato de la Fundación de Les Arts.

La llegada de Jesús Iglesias, que se incorporó el 1 de enero de 2019, ha logrado frenar las turbulencias. Les Arts suma 100 días sin sobresaltos, circunstancia noticiosa teniendo en cuenta los últimos doce meses. El director artístico suma tres meses en el cargo, tiempo suficiente para haberse hecho una idea de la realidad del coliseo. El sustituto de Livermore no ha perdido el tiempo. Y ha tomado ya algunas medidas de calado.

La plantilla, en general, ha recibido bien a Iglesias, quien sobre todo ha sabido ganarse el apoyo de los músicos. La orquesta fía a él su futuro. El aumento de las plazas, una antigua reivindicación de la plantilla, es muy ansiada. Es consciente de que la orquesta y el Cor de la Generalitat (este ente no depende de él) son piezas fundamentales para su proyecto, que todavía no ha hecho público en la web del Palau de les Arts como sí hicieron José Miguel G. Cortés (IVAM), José Luis Pérez Pont (Consorcio de Museos), Abel Guarinos (CulturArts-IVC) y Vicent Ros (Palau de la Música), entre otros. Todos ellos accedieron a sus puestos por concurso público y en aras de la transparencia difundieron su programa. En la web lesarts.com sobre la información relativa a Jesús Iglesias se detalla el su nombramiento y en el portal de transparencia se difunde el currículo y los títulos (de piano, de económicas y master gestión culturales).

Iglesias se ha reunido con Vicent Ros para tratar que las programaciones de ambos auditorios se solapen lo menos posible. Los responsables, aspiran a coordinarse en beneficio del público valenciano, son conocedores de los proyectos de cada uno. En estos meses Iglesias también ha mantenido encuentros con Javier Menéndez (director general de La Maestranza), Joan Matabosch (Teatro Real), Anna Maria Meo (Teatro Regio de Parma), Pierre Audi (Festival d’Aix-en-Provence) y Alexander Neef (responsable de Canadian Opera Company), entre otros.

Para la próxima temporada Iglesias baraja óperas de Giuseppe Verdi, un compositor infalible en Les Arts, y Richard Strauss. La presencia de Plácido Domingo se da por hecho. En la última visita del maestro en el coliseo con motivo del décimo aniversario del Centre de Perfeccionament el tenor avanzó a personal de confianza y que trabaja en el coliseo que estará presente en la próxima temporada, salvo imprevisto de última hora. En la programación de 2019-2020 quien estará ausente será el actual director musical Roberto Abbado. El italiano acaba contrato y no renovará.

Iglesias trabaja para fichar a un director musical que, como ha dicho públicamente, no se incorporará este año, sino al siguiente. En declaraciones a la revista ‘Ópera actual’, Jesús Iglesias aseguró: «Un titular no se encuentra de un día para otro. Se puede tardar dos años. Yo he contactado con gente, pero primero tienen que tener un contacto con la orquesta si no lo han tenido antes. Para eso hacen falta fechas, pero ya tienen las agendas llenas… pero a la vez no me puedo permitir el lujo de no aprovechar las plazas que salgan. Ahora, por ejemplo, van a salir unas plazas para la cuerda. Hay que ir manejando este periodo te transición. Además, yo confío en la profesionalidad de los músicos, aunque no será un tribunal interno exclusivo de músicos y se buscará gente de fuera también».

En su elección tendrá en cuenta la opinión de la orquesta. «Será el director musical de la institución, no solo de la orquesta. Nada es una isla aparte. La orquesta forma parte de les Arts y todo ha de tener un sentido. Necesito que sea alguien aporte una calidad a todo lo que hagamos, incluido el Centre. Para mí quien venga ha de ser uno más de la dirección de les Arts, no solo director de la orquesta. Quien sea, ha de garantizar el nivel musical de todo lo que se haga en les Arts», según la citada entrevista.