Vía: boomonline.com/ By Kike Posada

Protagonistas de los Premios La Musa reflexionaron sobre el papel del compositor en la industria musical, a pocos días de realizarse la tercera entrega por parte del Salón de la Fama de los Compositores Latinos en la ciudad de Miami.

Protagonistas de los Premios La Musa reflexionaron sobre el papel del compositor en la industria musical, a pocos días de realizarse la tercera entrega por parte del Salón de la Fama de los Compositores Latinos en la ciudad de Miami.

Desmond Child, co-fundador del Salón de la Fama de los Compositores Latinos, aboga por los derechos de los compositores frente a la disminución de regalías en el actual sistema de difusión musical llamado Streaming. “Muchas veces tu canción es el éxito del artista intérprete y se convierte en un producto en el mercado que además de venderse digitalmente o rentarse a través del streaming, genera otras ganancias como el merchandising, artículos de ropa y marcas. Pero rara vez el compositor o compositora ven una regalía de eso”, explicó, y agregó que cuando la gente busca una canción o video en internet de, por ejemplo el éxito “Livin’ La Vida Loca”, aparece el nombre del intérprete – Ricky Martin- pero no de los autores –en este caso Desmond Child y Robi Draco Rosa-. Actualmente se promueve en el congreso estadounidense un proyecto de ley denominado Songwriters Equity Act, que busca que las regalías cobradas por una canción se repartan más equitativamente. Con la disminución de la venta física y digital de la música vendida y la adopción del streaming como sistema de difusión y consumo de la misma, la regalía pagada por canción a los sellos disqueros y artistas es de 96%, mientras que para los autores es de 4%. Anteriormente, con la venta de discos la regalía se repartía por mitades. “Tenemos que pelear por cambiar eso”, dijo.

Conocido en el medio artístico como Desmond Child, John Charles Barrett celebró 36 años como compositor. En 1979 triunfó con “Our Love Is Insane” del grupo Rouge, y “I Was Made For Loving You” del grupo KISS. En su larga lista de obras figuran “Livin’ on a Prayer” y “You Give Love a Bad Name” -grabadas por Bon Jovi-, “Angel” y “Dude (Looks Like a Lady)” -grabadas por Aerosmith-, “Livin’ La Vida Loca” y “She Bangs” -grabadas por Ricky Martin-. Child fue consagrado al Salón de la Fama de Compositores de Estados Unidos en 2008. Antes de él, solo habían honrado a dos latinoamericanos: el compositor brasileño Antonio Carlos Jobim, en 1991, y el cubano Ernesto Lecuona, en 1997. El sentido de pertenencia a la cultura latina motivó a Child, hijo de la compositora Elena Casals a crear el premio La Musa en honor a ella, si bien composiciones de ella fueron grabadas por artistas como Olga Guillot, Lucho Gatica, Roberto Ledesma y más recientemente Concha Buika. “Fue muy duro para ella ser compositora y latina en los EE.UU. Aún así, hizo parte de la organización Compositores Cubanos en El Exilio. Falleció hace 3 años y quise hacer algo para honrar su vida”, comentó. La estatuilla de La Musa, está inspirada en una escultura hecha a Casals en 1954 por Lee Burnham. Para ajustarla a los estándares de un trofeo, fue adaptada en Nashville por Alan LeQuire.

Por su parte Rudy Pérez, co-fundador del Salón de la Fama de los Compositores Latinos, ha sido artífice de la industria musical latina desde Miami. Contribuyó en la creación de la Academia Latina de la Grabación. Lleva 30 años de carrera; ha producido más de 70 álbumes, y ha compuesto más de 1,000 temas, algunos grabados por artistas como José Feliciano, Julio Iglesias, Luis Miguel, Raúl di Blasio, Cristian Castro, Christina Aguilera, Michael Bolton, Luis Fonsi, Marc Anthony, Jennifer López y Beyoncé entre otros. Motivado también por honrar y hacer respetar los derechos de los compositores en el actual panorama musical, Pérez se unió a Child para fundar esta organización sin ánimo de lucro.

Entre los homenajeados este año se encuentra, Beto Cuevas, vocalista y co-autor de la mayoría de los temas de La Ley, quien se muestra honrado con el premio denominado Conquistador, y opinó que El Salón de la Fama está reconociendo la diversidad de estilos en la música latina, más allá de los éxitos o no de las canciones. “Todos sabemos que el rock no acapara los espacios comunicacionales, sin embargo es un estilo que sobrevive fuera de la radio. El popular músico, actor y pinto recuerda que se lanzó a componer en La Ley sin saber si podía. “Andrés Bobe, líder del grupo, (q.e.p.d.) me pregunto si yo sabía componer y yo le dije que sí, sin tener ninguna experiencia. Me daba la música y la intención que se buscaba y yo ponía las letras; ahí tuve que empezar a crear. Este valor me lo dio la inocencia, eso que los compositores buscamos y que de alguna manera perdemos con el tiempo”, dijo vía telefónica desde Los Ángeles donde reside. “Escribir una canción es un acto “visceral, místico y mágico, donde es más importante sentir que pensar”, concluyó el autor de éxitos como “Mentira”, “El Duelo” o “Tejedores de Ilusión”. Además de prepararse para la ocasión, Cuevas también se encuentra, junto a sus compañeros de La Ley, dando los toques finales a un disco inédito después de 12 años de no grabar.

Para Desmond Child, las canciones “son el tesoro nacional de un país. Una pintura es una pintura, se puede romper, pero una canción vive en el aire, para siempre. Los gobiernos vienen y van, pero las canciones quedan. La música debe estar por encima de la política”. Hace tres años, junto a Rudy Pérez y miembros de la industria musical, crearon Salón de la Fama de los Compositores Latinos para honrar a los compositores “que son el alma y motor de la industria musical”. Tanto para él como para Pérez, la intención del Salón es educar al mundo sobre cuál es el origen de la música, crear un museo donde el público se entere cómo se crea una canción y darle la importancia que se merece al oficio del compositor. Ambos fundadores esperan poder transmitir esta premiación por televisión nacional e internacional en futuras ediciones para expandir su mensaje.

En el pasado el Salón de la fama ha honrado en elegantes galas, a figuras como Alejandro Sanz, Nat King Cole, Olga Guillot, Draco Rosa, Olga Tañón y Consuelo Velázquez. Actualmente cuenta con más de 15.000 miembros inscritos en su página web www.latinsonghall.com. Basta con ser un entusiasta de la música para afiliarse. La selección de los homenajeados se basa en un comité de nominaciones compuesto por artistas, productores y miembros de la industria musical. Según los organizadores, son miles los compositores candidatos de todas las épocas de la música grabada, pero se debe tener en cuenta toda la región iberoamericana, incluida Portugal. “Vemos las canciones que escribieron. Quiénes se quedaron afuera en años anteriores; buscamos un balance, por ejemplo debe haber siempre una mujer y tener mínimo una carrera de 20 años en la composición”, explicó Child. Seis de los cantautores y compositores más influyentes de la música hispana han sido incluidos en esta lista para ser reconocidos con el premio La Musa e ingresados al Salón De La Fama De Los Compositores Latinos. Ellos son el colombiano Héctor Ochoa Cárdenas, el cubano-americano Emilio Estefan Jr., la chilena Myriam Hernández, el argentino Gustavo Santa Olalla, el salvadoreño Álvaro Torres, y el argentino Diego Torres. Serán honrados también por sus trayectorias artísticas el chileno Beto Cuevas, conocido como solista y vocalista del grupo La Ley, con el Premio Conquistador, el colombiano Fonseca con el Premio Triunfador, la mexicana Alejandra Guzmán con el Premio La Musa Elena Casals. A Emilio Estefan Jr. se le premiará por partida doble, pues además de ingresar al Salón de la Fama como compositor, también recibirá el Premio Leyenda En Vida, que antes que él solo lo ha recibido el actor y productor ejecutivo de discos Andy García. El productor estadounidense Quincy Jones, recibirá el Premio Pionero Desi Arnaz. El expresidente de la sociedad autoral ASCAP, John LoFrumento, recibirá el Premio de Los Fundadores. La legendaria artista puertorriqueña Rita Moreno recibirá el Premio Legado. El editor musical brasileño José Perdomo recibirá el Premio Editores Ralph S. Peer. Y este año recibirá el Premio Canción De Todos Los Tiempos la composición “Guantanamera” del cubano Joseíto Fernández.

La gala de premiación que se llevará a cabo el próximo 15 de octubre en el teatro Fillmore at Jackie Gleason de Miami Beach. A diferencia de años anteriores, esta vez la ceremonia y concierto estarán abiertos al público con venta de boletería. La musicalización de los premios estará a cargo de la Orquesta Sinfónica de Miami, conducida por el venezolano Eduardo Marturet y dirigida por Richard Jay-Alexander. Los organizadores esperan ver crecer el premio hasta llegar a niveles insospechados porque, como dice Desmond Child, “no podemos vivir sin la música; sería como borrar los pájaros de los árboles”.