El cantante lírico, actualmente radicado en Buenos Aires, está organizando un concierto, “Canto a Venezuela” para apoyar a sus compatriotas que padecen por la falta de medicamentos.


Por Ana María Hernández Guerra |@amhg_periodista | ESPECIAL PARA VENEZUELA SINFÓNICA

Iván Alexis García Hernández, sencillamente el negro Iván García, es de esos cantantes profesionales a quienes no les asusta acometer diversos estilos musicales: se mueve con naturalidad y facilidad en la interpretación histórica –ha cantado con la Camerata de Caracas y con Jordi Savall-, la ópera, el oratorio, lieder y los géneros populares.

Desde su residencia actual en Buenos Aires, está preparando un concierto que dará el próximo domingo 23 de julio, “Canto a Venezuela. Tan lejos y tan cerca”, a las 8:00 p.m. en Vodevil, “a beneficio de Acción Solidaria”.

-¿Cómo se gestó la idea de este concierto?

-Mi inquietud de mucho tiempo fuera, ver las noticias, la insanidad que se generaliza en nuestro país,  la falta de medicinas y otras tantas faltas; me tienen el estómago y el alma golpeada. Así que me pregunté ¿qué puedo hacer? Y me respondí: “Soy solo un artista, músico, cantante, así que desde mi lugar algo haré”. Me acerqué a Lia Valeri, quien tiene el contacto directo con la ONG Acción Solidaria en Venezuela. Ella me habló de este organismo y le dije “¡Vamos hacer un concierto benéfico para enviar medicinas a Venezuela a través de esa ONG!”. Así convoqué a Isabel Hernández, Lís y un grupo de venezolanos súper activos como lo son los de la plataforma “Una voz por Venezuela”, y la otra es “Venezuela es una”. Se fueron sumando músicos, productores, diseñadoras, cámaras. Radio, televisión; y todo un grupo humano maravilloso que está respaldando el proyecto con su tiempo, profesionalismo y amor por el país.

-¿Cómo fue posible congregar a los músicos participantes, el lugar, el repertorio?

-Una vez con la idea conformamos equipos. Todo se organizó en un mes. Sin duda que cuando el venezolano quiere hacerlo, lo hace. Surgió la idea del lugar: teatro, y dije “no. Quiero un espacio íntimo donde la gente se comunique desde lo sensorial, desde lo humano sanador”; y surgió Vodevil, un espacio de mucha credibilidad ubicado en el Paseo La Plaza en la Avenida Corrientes. Es muy conocido por el circuito teatral de esa famosa avenida. Su dueño Andrés Goldenberg, venezolano, con gran entusiasmo y activo colaborador, ofreció el espacio, y surgió la idea de la cena-recital (yo canto una vez terminada la cena). Me pareció cercana la idea de comer, la música y colaborar para ayudar a sanar. Estoy seguro de que disfrutarán una linda velada con música popular venezolana y unos guiños argentinos que ofreceremos. Los músicos que me acompañan son maravillosos, no los conocía, solo había visto a dos de ellos en un concierto: Leowaldo Aldana (percusión) y a Daniel Acuña (bajo) y los memoricé para un futuro. A Juan Pablo Correa-Feo (teclado) y a Yessner Varela (cuatro y guitarra) me los recomendaron. Y todo se dió más rápido, y en la naturaleza del afecto y el amor por el país. Todos entraron en la onda. Un cuarteto de lujo, unos chicos potentes. El repertorio son cantos populares conocidos, unos de mis Cd “Traigo de Todo”, otros temas queridos de Henry Martínez, Simón Díaz,  Antonio Estévez, Otilio Galíndez, “Una vidala” de Juan Quintero, y temas instrumentales de Aldemaro Romero. Cabrujas estará presente en forma de poema, infaltable como reflexión y su eterna pregunta “¿quiénes somos?” que cuando uno está fuera se potencia esa interrogante.

-¿Qué espera lograr con este concierto, concretamente?

-Llegar a una alta recaudación. Lo estamos  logrando porque las entradas se están vendiendo muy bien, no solo de la comunidad de venezolanos, sino de argentinos. Hay mucho entusiasmo en colaborar. La Radio Televisión Argentina Negra se me acercó y transmitirá en directo. Otros medios de comunicación por la web nos han dado su apoyo para informar e invitar a participar en este evento. Es un concierto medicinal para sanar. Sanar por fuera y por dentro.

-¿Qué le diría a otros músicos venezolanos radicados en el exterior?

-Yo invito a mis colegas a pensar en el sanar y lo sanador que resulta abrir un espacio dentro de nuestras agendas y dedicarle esa energía creativa al país. Venezuela necesita de todos y cada uno de nosotros desde el lugar que ocupemos en nuestros espacios artísticos. Sé que hay muchos colegas y amigos artistas que viven fuera desarrollando ideas maravillosas. Me uno, y que se reproduzcan las ideas. Visualizar a Venezuela desde lo generoso, desde lo que somos.

Un boxeador “como Classius Clay”

-Hablando ahora sobre su participación en la ópera “Mahagonny” de Kurt Weil, ¿cuáles son sus expectativas?

-Colaborar con el Teatro Colón de nuevo es muy  bonito. Es la quinta ópera que me convoca. Cantar este título, bajo la dirección de Marcelo Lombardero, es un privilegio, es la mejor manera de llegarle a ella y entenderla. Mi personaje Joe de Alaska es muy agradecido. Es una música maravillosa de Kurt Weill y el texto de Bertolt Brecht ¡de una actualidad pasmosa! Difícil partitura, pero me encantan las obras difíciles. Con este título tengo más presente a mi país. Es una obra tan actual.

-¿Es su debut en este rol?

-Sí, es mi debut. En estos momentos combino el trabajo de investigación (personaje, texto y música y el trabajo con el coach idiomático, como hago con todas las obras), más el gimnasio, preparando la escena de boxeo (risas). Es maravilloso, maravilloso, y me siento como Cassius Clay (risas).

-¿Qué significa este título en su repertorio lírico?

-Es un sumar de pulsiones. Seguir llenando adentro con nuevas músicas,  palabras, nuevos silencios y sensaciones. Desde hace mucho tiempo vengo haciendo óperas y obras contemporáneas, incluso muchas escritas para mí. Estoy desarrollando tres proyectos de estética contemporánea para el próximo semestre. Y en febrero 2018 estreno una ópera contemporánea titulada “El Pintor” sobre la vida de Picasso. Tengo allí un personaje muy bonito en los Teatros del Canal de Madrid.

-¿Cuántas funciones se realizarán de “Mahagonny”?

-Ahora estamos en el proceso de ensayos de preparación musical. En una semana comienzan los escénicos y estrenamos a finales de agosto para hacer cinco funciones. Esta producción se estrenó con elenco nacional en el Teatro Municipal de Santiago de Chile. Acá en el Colón somos cantantes de varias partes del mundo, y será en agosto, los días 22,25,26,27 y 29.

http://www.teatrocolon.org.ar/es/2017/opera/ascenso-y-ca%C3%ADda-de-la-ciudad-de-mahagonny