Las agrupaciones forman parte del resultado del Encuentro de la Juventud Sinfónica Tamaulipeca, en México


Vía:  www.laprensa.mx | Por: Eduardo Sánchez

El compositor y periodista mexicano Carlos Chávez, fundador de la Orquesta Sinfónica de México, y el músico, activista y educador venezolano José Antonio Abreu Anselmi, fundador de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela y el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela, inspiraron la creación de dos agrupaciones como parte del proyecto final del Encuentro de la Juventud Sinfónica Tamaulipeca, que se llevó a cabo del 4 al 7 de julio en esta ciudad, organizado por el Instituto Reynosense para la Cultura y las Artes (IRCA).

Bajo la batuta del joven maestro reynosense José Luis Hernández Estrada, director del Sistema Tulsa y director huésped de la Orquesta Sinfónica “Simón Bolívar” en Venezuela, la Orquesta “Carlos Chávez” y la Orquesta “José Antonio Abreu”, agrupaciones integradas por 53 jóvenes procedentes de diversos puntos de Tamaulipas, como Ciudad Victoria, Altamira, Matamoros, Tampico y Reynosa, realizaron su debut en un apotéosico concierto el sábado 8 de julio en el Teatro Principal del Parque Cultural Reynosa.

El público disfrutó de la presentación de las orquestas, las cuales ofrecieron un programa extraordinario, fruto de las enseñanzas de dos grandes maestros, como José Luis Hernández y Sascha Goetzel, director de la Orquesta Filarmónica Borusam Estambul y director huésped de la Ópera Estatal de Viena.

EL PROGRAMA

Como responsable de las dos agrupaciones -debido a la partida por motivos profesionales de Goetzel-, Hernández Estrada logró un perfecto ensamble de elementos para lograr una armonía perfecta en la ejecución de cada tema.

Con el “Quinteto para clarinete y cuarteto de cuerdas” de Mozart, inició el concierto, aunque con un poco de incertidumbre, debido a la espera para que hiciera acto de presencia en el escenario la concertino Sabine Olmedo, de Reynosa, quien junto a Keyla Espinoza, Eduardo Leal, Samuel González y Eduardo Cortina, interpretaron el tema del célebre compositor y pianta austriaco.

Bajo la dirección del también reconocido maestro reynosense, la Orquesta “Carlos Chávez” interpretó el “Andante festivo” de Jean Sibelius, en donde Alexis Ramírez, realizó una destacada participación en la ejecución del timbal.

Luego vinieron la “Serenata para cuerdas y el Concierto para violín en La Menor” de Bach, teniendo como violín solista a Johana Almazán y concluir la primera parte con “Impresiones de la Puna” de Alberto Ginastera, con Baltazar Díaz como flauta solista.

Tras una breve pausa en la que se fueron integrando más elementos al escenario para conformar la Orquesta “José Antonio Abreu”, se inició la segunda parte que incluyó temas como “Marcha de los Maestros” de Richard Wagner, la “Sinfonía del Nuevo Mundo” de Antonin Dvorak, la “Obertura del Barbero de Sevilla” de Gioachino Rossini, la “Marcha al suplicio” de Héctor Berlioz y la “Obertura de Romeo y Julieta” de Peter I. Tchaikovsky.

Entre aplausos, “¡bravos!”, “¡vivas!” y “encores”, el concierto dejó en la audiencia una experiencia sumamente enriquecedora al ofrecer las orquestas un programa de gran nivel, digno de las grandes agrupaciones del mundo, y en los participantes al Encuentro, no sólo el aprendizaje musical, sino la extraordinaria vivencia de un suceso especial que hermana a ciudades de Tamaulipas en un mismo pentagrama de unión y paz.