Por Luis Pernalete Mendoza | Fotos: Leonardo Graterol

La espera terminó, los pasos del mejor pianista venezolano de su generación, David Ascanio, transitan las adoquinadas calles de la Zona Colonial de Carora a solo horas de cumplirse la promesa del maestro Felipe Izcaray de traerlo a la Sultana del Morere para interpretar junto a los jóvenes de la Orquesta de Juventudes Pedro León Torres, la obra que más prestigio le ha dado al maestro caraqueño, el Concierto No 5 para piano y orquesta de Ludwig Van Beethoven, mejor conocido como el Emperador y el placer será doble toda vez que no llegó solo, le acompaña su esposa, la soprano Karina Ochoalcalá, quien a saber de expertos y no tanto, rompe el paradigma conocido para las portadoras de su tesitura de voz, delgada, espigada, linda y agraciada, que a cualquier desprevenido se le haría pasar por una top model, pero al escucharla cantar no queda otra de permanecer atónito ante la potencia y registro de su voz, ¿la razón de ambos en este agreste lar? Su participación en la 2da fecha del Festival Beethoven, donde Carora recibirá durante todo el 2015, el maravilloso sonido de las obras más reconocidas del genio de Bonn.

David Ascanio

David Ascanio

Para este trabajo no quisimos trillar sobre el palmarés de ambos, es bastante reconocido por el mundo entero y sus nombres siempre son seguidos de gestos de admiración; más bien optamos por conocer la trascendencia de su visita a Carora en el plano de la música, la amistad y el porvenir, evidentemente relacionado con la gran obra que significa El Sistema.

Karina OchoaAlcalá

Karina OchoaAlcalá

“La relación de El Sistema y mía con el estado Lara no puede verse de manera puntual, más bien desde diferentes ángulos sería lo más justo, comenzando por el que yo describo como “garciamarquiano”, por aquello del realismo mágico, suerte de magia que ha permitido que los niños de Venezuela hagan música que rompe con cualquier esquema cartesiano, luego Lara lo considero un estado de Luz, mas Carora que es el 1er núcleo de lo que hoy conocemos como esta gran movimiento, pero que en sus inicios tuvo a la Orquesta Nacional Juvenil y a Carora que con derecho propio se adopto para ser pionera entre los núcleos que al final signaron la conformación de El Sistema, tampoco es casualidad que Lara sea el estado con mas núcleos en todo el país y sea el estado que vio nacer a la música al Maestro José Antonio Abreu, porque en Barquisimeto comenzó a estudiar piano y como si no fuera suficiente en este estado también nació el nuevo faro de la música universal como lo es Gustavo Dudamel”, destacó conmovido el maestro Ascanio.

La dinámica de la conversación permitió de recordar que a pesar de ser intérprete del piano, David Ascanio pertenece a ese grupo de noveles e inquietos jóvenes músicos que se convirtieron en pioneros de un movimiento que ya abarca en Venezuela a mas de 600 mil jóvenes y con impacto en el mundo entero.

“En el inicio hacía de todo, atrilero, conductor del maestro Abreu entre otras actividades, al final del ciclo de conformación de la orquesta recibí mi mejor premio cuando el Maestro me tenía guardada la sorpresa de que sería el 1er solista en tocar con la orquesta cuando hice uno de los conciertos para piano y orquesta de Joseph Haydn”, señaló con orgullo luego de aclarar que su amistad con José Antonio Abreu es de data anterior relacionada con el entorno de la amistad y la música, cuando tocó para el cuándo tenía 15 años y no perder nunca el contacto.

Los ojos del Maestro Ascanio no dejaban de brillar y no había sorpresa, a su lado estaba Karina Ochoalcalá, su esposa y cuya historia como cantante está íntimamente ligada a la redención por la música y el amor.

“Yo era diseñadora grafica y de modas cuando a través de David conocí a El Sistema, primero a él pero me di cuenta que eran lo mismo, de hecho yo no era músico aunque en casa se escucha bastante música clásica, a horas del mediodía en mi descanso del trabajo David me llevaba a los ensayos de la orquesta, para ese tiempo en el Teresa Carreño, yo nunca sentí nada tan especial en mi vida y me cautivó de tal manera que di un vuelco para quedarme capturada por algo que me atraía más que cualquier actividad que conociera hasta fecha”, reseñó una emocionada Karina Ochoalcalá a sólo horas de encarar el reto de la difícil partitura del aria de concierto de Beethoven, “Ah Pérfido”, que con su amplio registro y cambios de ritmo hace palidecer a las más experimentadas sopranos del orbe, aclarando que para el momento no recordaba que activo puntualmente su deseo de convertirse en cantante, hecho ante el cual David Ascanio lo refirió a una oportunidad que escuchaban la celebra aria de la Reina de la Noche de la Flauta Mágica de Mozart y al pianista se le ocurriera pedirle que la cantará sin el apoyo del sonido y le impresionó, el resto historia que aún se escribe de una soprano asombrosa.

Para el colofón fue referencia obligada hablar de quizás la obra mas influente en la carrera David Ascanio, el Concierto Emperador de Beethoven o el “Emperador de los Conciertos” como lo nombra el virtuoso capitalino, que develará la joya por 1ra vez en Carora, en un integral del compositor germano, que además incluye la Obertura Leonora 3 y el aria Ah Pérfido, desde las 11 am en el Teatro Alirio Díaz.

“Mi historia con el Emperador es de varias etapas, la primera es que junto a Noche en los Jardines de España de De Falla era favorita de mi padre, mi maestra Judith Jaimes que en un año muy especial me lo asignó como tarea para el verano, la primera vez que con 15 años lo toque para el maestro Abreu y que pude ver como él se convirtió en una sonrisa de luz ya que no es un secreto que es de sus obras favoritos, habiéndolo tocado a la edad de 12 años con la Sinfónica de Venezuela y al final por ser la obra escogida para mi presentación en el Concurso Latinoamericano de Piano Teresa Carreño”.

Al acercarse el maestro Felipe Izcaray, David Ascanio destaca que buena parte de su presencia en Carora se debe a la admiración y cariño que le profesa al reconocido caroreño a quien señaló como uno de las grandes directores venezolano de todos los tiempos, aun así nos dedicó una anécdota muy poco conocida, relacionada con su preparación para el Concurso Teresa Carreño,
“Preparé el concurso como un parto, 9 meses y tuve a mi hermano Ulises como una especie de coach, no se sabe mucho que Ulises ama al piano y toca muy bien así que en su forma de hablar tan característica me dijo que quería ayudarme para preparar el Emperador, llegando a tal nivel mi apego a su figura que le pedí al maestro Abreu que lo relevara de sus funciones en un concierto para iniciar mi preparación, convirtiéndose en esa oreja de afuera que terminó de perfilar un esfuerzo exitoso”, finalizó anecdóticamente reseñando la oportunidad en que Gustavo Dudamel le escuchó un ensayo del Emperador y el maestro larense voló a comentar su impresión positiva a José Antonio Abreu, quien tomándolo por los hombros le dijo: “Es que ese el gran concierto de David”.