David Ascanio, Andrés Ascanio y la Sinfónica Juan José Landaeta interpretan dos grandes obras de Beethoven

Por Roberto Palmitesta | @RPalmitesta

Este domingo 9 de febrero a las 11:00 am, en el marco del 45 aniversario de El Sistema, la Orquesta Sinfónica Juan José Landaeta, dirigida por Andrés David Ascanio Abreu, sigue con su ciclo en homenaje a los 250 años del natalicio de Beethoven, con un concierto muy especial en el que interpretarán nada menos que el mítico Concierto para piano y orquesta N 1 de Beethoven, teniendo como solista al maestro David Ascanio, uno de los fundadores de la institución.

Además, la joven y talentosa orquesta, luego del intermedio, interpretará la famosa Sinfonía N 5, una de las obras de Beethoven más interpretadas de todos los tiempos, y considerada como una de las grandes obras maestras de la música clásica. Esta sinfonía fue estrenada en Viena en 1808 contando con el propio compositor como director de orquesta. La calidad e influencia de esta creación ha ido más allá de las barreras del mundo sinfónico y ha sido utilizada en diferentes géneros musicales. 

El maestro David Ascanio, hizo un aparte en su apretada agenda de ensayos y compromisos académicos para conversar brevemente con Venezuela Sinfónica, sobre uno de los conciertos para piano más importantes de toda la historia musical y sobre su manera de rendir tributo no solo a Beethoven, también al maestro José Antonio Abreu y a las 45 años de El Sistema.

VS:  ¿Qué significa para usted el Concierto N 1 de piano de Beethoven?

– Tiene varios significados. Es el primer gran concierto virtuoso escrito para Piano y Orquesta de todos los tiempos. Lo hizo Beethoven, el cual tocó y dirigió al mismo tiempo, infinidad de veces, y junto a todas las «hazañas musicales» que realizó de joven en la ciudad de Viena, para imponerse como el más grande pianista de su época, nos habla de un grandioso pianismo y un lirismo profundo que se deja sentir de inmediato en su Segundo Movimiento, un Largo de una belleza incomparable. Hacerlo no solamente es un reto pianístico pero un reto interpretativo, sobre todo por la inconmensurable belleza de su Segundo Movimiento. 

VS: Además es una manera muy notoria de rendir homenaje a Beethoven en el 250 aniversario de su natalicio.

En otro sentido, significa mucho para mí porque nunca lo he hecho en Caracas. Y debo dar gracias al voto de confianza que me dieron dos personas: El Dr. Eduardo Mendez, nuestro Director Ejecutivo de El Sistema, quien se entusiasmó por la idea de hacer toda la obra para piano y orquesta en este año tan especial como lo es la Celebración de los 250 Años del Nacimiento del genio de Bonn; y al Maestro Andrés David Ascanio Abreu, joven y talentoso director, de quien hemos ya recibido infinidad de muestras de su maravillosa vena musical, quien se enamoró del proyecto que comenzaremos este Domingo 09 de Febrero.

VS: ¿Piensa realizar toda la obra de piano de Beethoven? 

Hacer toda la obra de Beethoven para piano y orquesta es mi humilde pero muy sentido homenaje a otro gran genio y visionario: nuestro Maestro José Antonio Abreu. Es una deuda pendiente: hace unos años,  al haber hecho el Concierto N 1 de Brahms con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, el Maestro Abreu me dijo en el camerino que hiciera toda la obra Sinfónico Pianística de Beethoven. Por esas cosas inexplicables de la trama de la vida, comencé a hacerla en el interior y por razones de causa mayor se tuvo que suspender. La retomo con toda la pasión que ella requiere, dedicada al Maestro, haciéndola en este año tan emblemático como lo es Nuestro 45 Aniversario. La orquesta para  este concierto será la Orquesta Juvenil Juan José Landaeta, conformada por extraordinarios jóvenes músicos y el sitio, el de este templo de la música que es La Sala Simón Bolívar, legado de nuestro sempiterno Maestro Abreu.