El joven músico alemán firmó ayer su contrato como director principal de la formación nacional a partir de la temporada 2014-2015, por un periodo de tres años

Después de dos años de incógnitas sobre quién ocuparía el podio de la Orquesta y Coro Nacionales de España, éstas fueron ayer despejadas. David Afkham (Friburgo, 1983) será su nuevo director principal a partir de la temporada 2014-2015 y por un periodo de tres temporadas. «Luego veremos cómo puede continuar», anunció ayer el director general del Inaem, Miguel Ángel Recio, con evidente satisfacción.

857038_de_afkham

El nombre de Afkham, «el único» que se ha barajado para sustituir a Josep Pons -anterior director artístico y musical de la OCNE-, sorprendió, pero no por falta de idoneidad sino porque fue el mismo elegido por el anterior equipo de gestores, a sugerencia de Pons. Una negociación que se vio truncada por las elecciones y el cambio de Gobierno. El joven director alemán, que en otoño

«Afkham es el mejor director que puede tener la ONE», afirmó Recio

cumplirá 30 años, parecía haber sido entonces descartado, pero el interés seguía latente, como ha demostrado su contratación «tras superar muchas dificultades. David Afkham es el mejor director que puede tener la ONE», subrayó Recio, antes de enumerar las cualidades que le han hecho merecedor del cargo: «Es alguien con un componente de internacionalización, visto por muchos como el gran director del futuro. Con él, la orquesta va a tener el director que se merece y Afkham va a obtener también el prestigio que se merece. Ambos van a crecer juntos». Su energía y su química con la orquesta, que ayer recibió la noticia con entusiasmo, han contribuido también a la elección. «Es alguien deseado y respetado, dos cosas que no siempre coinciden».

Por su parte, el director técnico de la OCNE, Félix Alcaraz, destacó del director alemán «la capacidad de ilusión que despierta en el sector más joven de la orquesta. Su elección no es una cuestión de autoridad, carisma o talento. Es todo. Es lo que necesita un proyecto para conseguir todo los retos que nos hemos planteado».

Conexión especial con la orquesta

Algo de lo que es muy consciente Afkham. «Sé que la orquesta me va a poner retos, pero yo también a ella», aseguró el director alemán, que acaba de dirigir este fin de semana a la ONE y que se mostraba «ilusionado» tras firmar el contrato. «Por la confianza que ha depositado en mí una orquesta nacional. Además es estupendo estar en una ciudad, Madrid, en la que la cultura y la música siguen recibiendo la ayuda del Gogierno», afirmó. Afkham recordó su primer encuentro con la formación, en octubre de 2011, «en el que sentí una conexión especial con los músicos y Madrid. Compartimos la misma idea: darlo todo por la música. Estoy orgullo y contento de formar parte de esta familia y de iniciar este viaje».

Educado dentro del repertorio centroeuropeo, Afkham confesó conocer «un poquito el repertorio español, pero no me veo como la persona indicada para dirigir música española». En cuanto al repertorio de los siglos XX y XXI, aseguró que «es importante la conexión con el presente. No podemos vivir en un museo. Estoy encantado con el apartado de Carta Blanca», concedió. Entre sus objetivos, destacó su intención de trabajar por la calidad del sonido y lograr más flexibilidad. «A Brucker no se le puede preparar en dos días, se necesita tiempo. Quiero lograr que los músicos de la ONE respiren todos juntos. La orquesta tiene un potencial y la motivación para mejorar, eso es lo importante. Veo que los músicos quieren cambiar y seguir mejorando, pero eso necesita tiempo».

La incorporación de Afkham será paulatina. El próximo año solo dirigirá un programa, en la temporada 2014-15, serán tres; y en la siguiente lo hará «al menos durante ocho semanas», además de participar en giras, grabaciones y otros proyectos de la OCNE.