El emblemático pianista y director argentino Daniel Barenboim comienza hoy en Zaragoza una gira por España en la que presentará “el piano de sus sueños”; el jueves 24 actuará en Barcelona y el domingo 27 en el Auditorio Nacional de Madrid


Vía: www.scherzo.es

El instrumento, diseñado junto al constructor belga Chris Maene con el apoyo de Steinway & Sons, es una joya hecha a medida con la que además ha grabado su último disco, On my new Piano -editado por Deutsche Grammophon- en el que aborda obras de autores tan dispares como Scarlatti, Beethoven, Chopin, Wagner y Liszt.

El “sueño” de tener este piano Barenboim-Maene, del que por cuestiones prácticas posee dos copias, nació tras tocar un modelo que perteneció a Franz Liszt en la Accademia Musicale Chigiana de Siena. “Me fascinó, había algo en su sonido que me impresionó muchísimo”, aseguró anoche el intérprete argentino, durante un encuentro con la prensa en el Club Matador de Madrid, para presentar su último disco y esta gira.

“En ese piano las cuerdas estaban dispuestas en paralelo mientras que, desde 1875, cuando más o menos se empiezan a fabricar los pianos de hoy en día, la disposición interna de las mismas está en diagonal”, comentó. Al tocarlo, “empezó a soñar”con la posibilidad de crear un piano moderno, con todas sus ventajas, pero con la peculiaridad de las cuerdas paralelas.

El resultado de ese “sueño” es un piano “más delicado” para el cual el intérprete argentino tiene que “ponerse en forma y acostumbrarse” antes de tocarlo.

Toda la acción sobre él es diferente, más inmediata, hay que tener más cuidado, porque si no puede tender a chillar“, explicó Barenboim, que además recalcó que ante todo se trata de un piano moderno, que se puede utilizar “para todo”, y que “no suena como un piano histórico”.

En este encuentro, el director argentino también también abordó otras cuestiones relacionadas con la educación y la actualidad política.

La música antes formaba parte de la educación general, hoy eso no ocurre. Alguien puede ser muy culto sin estar en contacto con la música”, lamentó, añadiendo:Muchas veces los políticos no son gente de mucha cultura, por lo tanto tienen tendencia a pensar en la cultura como algo elitista. La música no es elitista, muchos de los músicos e instrumentistas no eran de la alta sociedad”.

Asimismo, afirmó sentirse “horrorizado” por la victoria de Trump, algo que ve como “una catástrofe” tanto “si hace lo que dijo en campaña como si no”, por la posible reacción de quienes votaron sus promesas electorales. “El principio de la democracia es la reflexión del pueblo y hoy en día, eso no lo tenemos. El sistema está intelectualmente podrido”, concluyó.

Daniel Barenboim cerrará su gira española tocando este domingo 27 de noviembre en el Auditorio Nacional de Madrid, dentro de la temporada de Ibermúsica. Un concierto en el que interpretará las Sonata en La Mayor, D. 664 y D. 959, de Schubert, la Balada nº 1, de Chopin, y Funérailles y Vals Mefisto nº 1, de Liszt.