Vía:  www.abc.es/

Nace un nuevo ciclo de música clásica en la ciudad, con sede en el Palau de la Música Catalana. Heredero de los conciertos que se ofrecieron en la Sala Oval del MNAC durante algunos veranos, la temporada BCN Clàssics nace con vocación de continuidad. Sus organizadores, los empresarios y programadores Alfonso Aijón –ya recuperado de sus problemas económicos por sus ciclos musicales en Madrid– y Llorenç Caballero –promotor, agente artístico y alma de la Orquestra de Cadaqués–, lo presentaron en rueda de prensa llenos de optimismo, sobre todo al tratarse de un programa cargado de grandes nombres internacionales, con el del gran Daniel Barenboim a la cabeza, quien ofrecerá un recital de piano con obras de Schubert y Debussy el próximo mes de noviembre. Antes, el 19 de octubre, levantará el telón del curso 16/17 el legendario maestro Neville Marriner, quien se pondrá al mando de la Orquestra de Cadaqués para revisar obras de Sor, Mendelssohn y Beethoven, con el violinista Augustin Hadelich como solista invitado.

Será el primero de un total de siete citas que darán vida a una propuesta que pretende ser «un ciclo de conciertos ecléctico que combina géneros diferentes con orquestas, grupos de cámara y solistas de primer nivel», según apuntan fuentes de la organización, las cuales no ocultan que «la gran pasión» de los programadores es «el repertorio orquestal», aquí presente con «grandes obras, como la “Quinta” de Mahler o tres sinfonías de Beethoven, la “Segunda”, la “Quinta” y la “Séptima”».

BCN Clàssics propone para su primer curso seis veladas de abono más un concierto extraordinario a cargo de los Niños Cantores de Viena (2 de octubre). A Marriner le seguirá el recital de Barenboim, para continuar más tarde con el violinista Daniel Hope y una vez más el conjunto de Cadaqués (10 de febrero de 2017); la Orquesta Juvenil Gustav Mahler con Daniel Harding a la batuta y el barítono Christian Gerhaher para ofrecer «Les nuits d’été» de Berlioz (26 de marzo); la popular cantata «Carmina burana» a cargo de la Simfònica y del Cor liceístas, con Josep Pons en el podio (27 de abril, con los solistas todavía por confirmar); para concluir, el 18 de mayo, con el regreso del maestro Gianandrea Noseda, esta vez al mando conjunto de la Orquestra de Cadaqués y de la Sinfónica de Castilla y León para revisar sinfonías de Beethoven y Mahler.