Ruth E. Hernández Beltrán

Nueva York, 9 dic (EFE).- El trompetista cubano Arturo Sandoval fue incluido hoy en el “Jazz Wall of Fame” de la ASCAP en un año que el músico no olvidará ya que además recibió la medalla de la libertad de manos del presidente Barack Obama y ganó su noveno premio Grammy.

Arturo Sandoval

Arturo Sandoval

“Ha sido un año muy lindo, de muchas cosas importantes”, dijo a Efe Sandoval, complacido al agradecer a Dios por las muchas fechas importantes en su vida, como cuando conoció a su esposa, con la que ha estado casado durante 40 años, o el día en que nació el primero de sus hijos o sus nietas.

“Creo que todos los años son buenos”, aseguró el artista, radicado hace cuatro años en la ciudad de Los Angeles (California) tras vivir veinte años en la de Miami (Florida).

El 2013 se sumó ahora al repertorio de fechas inolvidables para el músico, compositor y director de orquesta, que el pasado 20 de noviembre recibió la Medalla Presidencial de la Libertad por sus aportes a la cultura, “un premio extremadamente importante, una satisfacción enorme”, junto a otro grupo de estadounidenses destacados en otras áreas.

El pasado viernes la música del cubano estuvo presente en el encendido del árbol de Navidad de la Casa Blanca y el domingo interpretó el himno de EEUU en un evento en el Kennedy Center mientras aún se saborea su más reciente premio Grammy y hoy pasó a formar parte de las leyendas del jazz de la ASCAP, en un evento en la sede de esta organización, a pasos del famoso Lincoln Center en Manhattan.

El músico, que llegó a EEUU en 1990 a los 41 años, se mostró honrado por la distinción y señaló a Efe que generalmente el público lo asocia con la trompeta “pero yo paso muchísimo más tiempo en el piano componiendo que tocando la trompeta, y rara vez se menciona al compositor”.

“La cosa más importante que un músico puede hacer es componer, es su legado a la humanidad porque cuando desaparezca físicamente su música va a estar ahí”, indicó el exintegrante del grupo cubano Irakere, junto a Paquito D’Rivera y Chucho Valdés, y que en su país fue discípulo del innovador del jazz Dizzy Gillespie, a quien considera su padrino espiritual.

Sandoval concluirá el año de la misma forma en que lo ha vivido: con una agenda llena de trabajo aunque dijo además a Efe que se tomará una semana para compartir con su familia las fiestas navideñas y lanzar un disco en homenaje al compositor mexicano Armando Manzanero a principios de 2014..

La Sociedad de Autores, Compositores y Editores (ASCAP por siglas en inglés) incluyó además en su lista de grandes del jazz a la leyenda viviente, el saxofonisa, trompetista y violinista Ornette Coleman (1930), así como los fenecidos Charles Mingus (1922-1979) y Cab Calloway (1907-1994).

En el mismo acto la cantante, bajista y compositora Esperanza Spalding recibió el ASCAP Foundation Vanguard Award, tras lo cual interpretó un tema de un compositor argentino.

También fueron reconocidos un grupo de jóvenes compositores con el premio que lleva el nombre del trompetista y cantante estadounidense Herb Alpert.EFE