Vía: www.elmundo.es  |  TOMÁS MARCO

El estreno absoluto de una obra de un compositor español aclamado internacionalmente es un acontecimiento cultural y así lo ha sido la primera audición de Imágenes de Cristóbal Halffter que a sus ochenta y cinco años se encuentra en plena potencia creativa. La obra se origina en un proyecto no realizado de ópera sobre Goya y Beethoven que ahora cristaliza en un encargo sinfónico auspiciado por la Fundación BBVA y la Orquesta Sinfónica de Madrid.

El compositor usa su muy rico acervo lingüístico propio y lo hace con gran maestría. Evoca al Goya primerizo de La Pradera de San Isidro con una cita, excelentemente integrada, del también temprano Cuarteto n.1 de Beethoven y lasPinturas negras con otra del último cuarteto beethoveniano. No hay música descriptiva. Hay una evocación profunda de caracteres y estilos y todo ello cristaliza en una obra magistralmente llevada donde las sonoridades mandan su mensaje al auditor y acaban convirtiéndose en un símbolo cultural de primera categoría. Gran obra, expresiva obra, y magistral construcción musical. La Orquesta Sinfónica de Madrid, tan fiable y exacta como siempre, ofreció una gran versión del estreno bajo la batuta de Pedro Halffter, el hijo del autor.

Pedro Halffter no sólo es un excelente director sino también un compositor sólido,interesante y bien formado. Y prueba de ello dio en la segunda parte donde, con el título de Tannhäuser Sinfónico, ofrecía una muy amplia síntesis orquestal de la ópera de ese título original de Richard Wagner. La realización es muy fiel y respetuosa con el original y sabe obviar muy bien la presencia de las voces, que aquí no se usan, para darnos un perfil sinfónico de una ópera. Esto es algo que con Wagner, que tiene tanto peso orquestal, se puede hacer pero hay que saberlo realizar muy bien y Pedro Halffter ha conseguido una muy buena visión del título que puede circular perfectamente en las salas sinfónicas. La Orquesta Sinfónica de Madrid se mostró de nuevo dúctil y poderosa y obtuvimos una versión muy notable. De esta manera se redondeaba una sesión donde era realmente histórico el estreno de una nueva y magnífica creación de un gran compositor de raza: Cristóbal Halffter. Le deseamos que siga dándonos muchas más muestras de su capacidad y su valía creativa. Porque obras así enriquecen el patrimonio del país y no sólo el musical sino el cultural en general.