Vía: AVN

Tras 19 años de ausencia en escenarios nacionales, los días 18, 19 y 20 de octubre, vuelve a las salas del Teatro Teresa Carreño la obra Don Quijote, un ballet en tres actos basado en el original de Marius Petipa, así lo dio a conocer su equipo realizador, este miércoles en un encuentro con medios de comunicación.

Coreografía del Quijote llega al Teresa Carreño luego de 19 años de ausencia

Coreografía del Quijote llega al Teresa Carreño luego de 19 años de ausencia

Al menos 130 artistas, entre bailarines del Ballet Teresa Carreño y músicos de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, estarán en escena interpretando la pieza escrita por Miguel de Cervantes que marcó la historia de la literatura hispana y universal, hasta llegar a convertirse en la obra literaria más versionada en todas las artes.

Saulibeth Rivas, presidenta del Teatro Teresa Carreño, señaló que este proyecto fue pensado para impulsar los cuerpos estables del teatro a propósito de cumplirse los 30 años de su fundación, como en el caso del Ballet estable Teresa Carreño.

De igual manera, destacó que el montaje de esta obra en Venezuela correspondió en 1994, al maestro coreógrafo Vicente Nebrada, y que fue un reto para la institución retomar el proyecto de realizar un nuevo montaje.

Laura Fiorucci, coreógrafa de la pieza, detalló que “del montaje del maestro Vicente Nebrada conservé la idea que él tenía de la escenografía, del vestuario y una sección de 16 cuentas de la Coda, para ello pedí permiso al heredero de la coreografía y me dijo que la usara. Todo lo demás es mío, basándome en el original de Marius Petipa”.

Luego de varios años como bailarina en el Ballet Teresa Carreño, en 1984, Fiorucci pasó a ser asistente del maestro Vicente Nebrada, quien tuteló su formación artística llegando a lograr tal conexión que el destacado venezolano que llegó a considerarla su memoria coreográfica.

Se trata de una versión tradicional de Don Quijote, adaptada al estilo de la compañía de danza venezolana, y aunque la partitura original consta de 4 actos y un prólogo, los montajes registrados a nivel mundial, emplean la versión de 3 actos lo que da un total de 2 horas 20 minutos de puesta en escena que además de ofrecer el tradicional ballet y música, también incorpora a la Compañía Nacional de Circo.

La parte musical, desarrollada por la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, está dirigida por Rodolfo Saglimbeni, y tendrá la responsabilidad de interpretar la pieza que en 1869 compusiera Ludwig Minkus, quien junto al coreógrafo Marius Petipa, tuvieron gran éxito en el estreno de esta pieza en Rusia.

“Toda la orquesta participa en la obra, pero como no cabemos en el teatro, iremos rotando a los músicos a lo largo de las 5 funciones para que todos puedan seguir participando. Nosotros somos una orquesta de 100 músicos y en el foso no cabemos todos”, detalló Sadao Muraki, director de la Sinfónica Municipal.

Asimismo, comentó que todo el proceso de montaje de la pieza musical llevó un largo proceso de trabajo que requirió el estudio de la partitura de la obra musical original, facilitada por el Ballet de Lituania, y completada por la composición especial para esta ocasión de Saglimbeni.

Por su parte, Cristina Fungairiño, coordinadora del Ballet Teresa Carreño, se encargó de la dirección de arte del montaje, incluyendo una participación activa en el diseño del vestuario.

Las entradas ya están a la venta en las taquillas del teatro, sus precios oscilan desde 40 hasta 200 bolívares. Mayor información disponible en:www.teatroteresacarreno.gob.ve.