Conversaciones de Atril presenta a Joan Oller actual Director General del Palau de la Música Catalana

Por Jesús Alcívar | K-mbur
Conversaciones de Atril

Joan Oller i Cuartero es el actual Director General del Palau de la Música Catalana desde el año 2011. Es Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona, y egresado de la ESADE Business and Law School en Administración y Dirección de Empresas. Estudió Música, y empezó en este largo camino de la gestión musical, siendo gerente de la Orquesta Sinfónica del Vallès (1995-1998).  Ha impartido clases en la ESADE y en la Escuela Superior de Música de Catalunya. Fue presidente fundador de la Red de Organizadores de Conciertos Educativos ROCE.

Muchas gracias por la entrevista para Venezuela Sinfónica.

¿Venezuela Sinfónica se llama? Muy bien, que bonito.

Si así es. Está a cargo de Patricia Aloy. Tengo este espacio en el sitio web, llamado “Conversaciones de Atril”, para el cual estamos realizando la entrevista.

Comencemos…

¿Cuál es la función de un programador?

La función de un programador de cierta manera se podría ver como un conector o intermediario que elige y trabaja con artistas y creadores, facilitando su conexión con el público. Visto desde el otro punto de vista, es trabajar con el público y facilitar su conexión con intérpretes y creadores. Esta es la función que creo que corresponde a un programador.

¿Cuál es la importancia del programador para el mundo musical?

Creo que es muy relevante, porque en esa selección de autores, de obras, y de intérpretes, y a su vez la forma en la que se presenta y se explica dicha selección, está la clave para que el público se sienta más o menos atraído. Por lo cual, su incidencia en el éxito de una propuesta es importantísima. En este sentido creo que nos corresponde una responsabilidad muy grande dentro del mundo de la música, que debe ser muy prudente y discreta, pero que no deja de ser grande al momento de generar ese encuentro, ese matrimonio entre el público, intérpretes, y creadores. 

¿Cómo llega usted al Palau de la Música Catalana?

Yo llego al Palau después de una larguísima trayectoria de gestión en el mundo de la música. Estudié Administración y Dirección de Empresas; también estudié Música. Y después de un inicio en el mundo más empresarial/tecnológico fui gerente de la Orquesta Sinfónica del Vallés, y luego de otras orquestas, una en Navarra, y otra en Castilla y León. Después ya estuve en el Auditori como director. O sea, llevo más de veinticinco años en la gestión musical.

¿Qué distingue al Palau de otros escenarios?

El Palau se distingue de otros escenarios por diversas razones. Algunas físicas y otras más espirituales, o más intangibles podríamos decir. La primera es el edificio, absolutamente excepcional; el único auditorio del mundo que es patrimonio de la humanidad de la UNESCO por sus valores arquitectónicos. Es una obra maestra de Lluís Domènech i Montaner de la cual podríamos hablar mucho tiempo, porque es un edificio absolutamente singular en toda su concepción y todo su ideario. Y por otro lado se distingue de otros escenarios porque en la mayoría de las salas de concierto su principal grupo es una orquesta sinfónica como grupo residente, mientras que en el Palau su tradición y principal referencia son los coros. Generalmente el Orfeó Català. El Palau fue construido por el Orfeó y aun pertenece a ellos, que son el coro principal.


Estas son dos singularidades, aunque quisiera añadir una tercera. El Palau es más que un equipamiento cultural, en tanto que se vincula mucho con la identidad de Catalunya y su historia. Y en cierta manera despierta entusiasmo y proximidad entre gente que no es necesariamente melómana. Es más que un centro de música.


 

Tomando esa idea del público melómano, y de acuerdo con su experiencia ¿Cuál es el perfil del melómano, en cuanto a la profesión y la edad?

(Risas)… Bueno, si entendemos melómano desde la música clásica esta es una pregunta que requeriría una larga respuesta, pero intentaré ser breve y mantenernos en un formato de entrevista.  Yo diría que hay distintos perfiles que se hacen sobre los melómanos, y por lo cual incluirlos a todos en un único perfil es una simplificación que implica una visión demasiado trazo grueso de lo que es la realidad musical.
Hemos visto que la música clásica en conciertos en vivo atrae más a mujeres que a hombres. Y también vimos que por profesiones, médicos e ingenieros suelen ser muy melómanos, y en cambio es mucho más esporádico encontrar abogados melómanos. Esas serían algunas de las referencias. Y también parece (aunque hay excepciones) que la música clásica tiene una capacidad de más impacto sostenido en público de una cierta edad, que a veces no es tanto que la música clásica impacte en esa edad, sino que cuando la gente es más joven no tiene tiempo (generalmente), tampoco renta ni capacidad de atención suficiente para asistir regularmente a conciertos de música clásica, porque las dinámicas sociales no le llevan allí. Mientras que a partir de una cierta edad, sí que la música clásica parece un sitio más normal de encuentro.

Con respecto a esa circunstancia ¿Qué se está haciendo desde el Palau para acercarse al público “juvenil”?

Estamos trabajando muchas líneas distintas. La primera sería evidentemente adaptar los precios y posibilidades esenciales, es decir, descuentos importantes para gente joven y estudiantes. Pero no solo esto; hemos creado distintas iniciativas, como la Grada Joven, donde la gente que quiere se inscribe y a partir de entonces recibe promociones especiales, invitaciones, y recibe información fluida. Con ello disponemos de un colectivo cercano con el cual tenemos una relación cercana bidireccional. Esta sería una iniciativa que me es satisfactoria.

Dentro de las distintas propuestas que suele presentar el Palau ¿Qué estilo o formato tiene mayor aceptación?

En el Palau conviven distintos tipos de música, y distintas entidades que presentan música. En el propio Palau estamos centrados en lo que sería desde la música antigua hasta la contemporánea, con especial énfasis en la coral. Mientras que el Jazz y la música moderna, están en manos de otros promotores que alquilan la sala. De la que nosotros propiamente hacemos, yo diría que la que tiene más aceptación es la música sinfónica. Beethoven es un centro, por ejemplo. 

O sea que este año va a ser apoteósico

Si, va a ser apoteósico sin duda. Con Beethoven es curioso el impacto que genera, y yo lo comparto, por más que hayamos oído su música nunca nos cansamos. Es un punto absolutamente clave que lo transforma todo. Y así como el repertorio sinfónico de Beethoven atrae gran cantidad de gente, por no quedarnos solo en esto podría mencionar que los recitales de piano son muy bien recibidos.

¿Cuál es el aspecto más difícil de ser programador?

(Risas)… Podría decirte como primera el decir que no a propuestas que, si te gustaría presentar, y eso para mí es muy doloroso. Tal vez es una propuesta artística que valoras, pero todo no puede ser. Otra que puedo decirte es cómo atraer al público a aquellas propuestas más rupturistas, más contemporáneas.  Y una tercera, ser realista con los presupuestos; porque como programador yo entiendo la pasión de un programador por la música que programa, pero el dolor de tener que decir que no, nos puede llevar a decir: “un concierto más”, “ya encontraremos un sponsor”, “este venderá más”… y eso es una trampa porque hacemos un flaco favor a la institución para la cual trabajamos si después no cuadramos resultados.

Para cerrar me gustaría conocer alguna anécdota especial que haya tenido hasta ahora durante su estadía en el Palau.

Uff! Eso es infinito. Siempre van a haber…

Por ejemplo, con el maestro Gustavo

Bueno, Dudamel ha sido un visitante muy asiduo, es muy querido en Barcelona, muy querido en el Palau. Llevamos tantísimas colaboraciones y es un placer colaborar con él. Repasando muy brevemente la Simón Bolívar ha estado acá haciendo la Turangalila, que fue un concierto espectacular con Yuja Wang. También ha estado la Bolívar haciendo la integral de las Sinfonías de Beethoven en el 2017, fue muy emotivo. Uno de los conciertos que quizás me ha impactado de toda mi vida (y yo puedo escuchar ciento cincuenta conciertos al año) fue la Segunda de Mahler que hizo Dudamel con la Filarmónica de Múnich y con nuestro coro, el Orfeó Català. Se hizo una gira que pasó por acá por el Palau, fue un concierto muy (muy) especial. 

Alguna anécdota con Dudamel, a ver… (pensando). No es una anécdota es algo más de programador. Recuerdo que había venido antes y había hecho dos conciertos 5ta de Mahler y 5ta de Beethoven con otros programas, y la única posibilidad que había de traerlo al siguiente año era hacer la Turangalila además a principios de año (una fecha difícil) ¿nos atrevemos? ¿no nos atrevemos? Lo estuvimos hablando y al final dijimos adelante, y se llenó. Lo trabajamos bien, hicimos conferencias previas. Tenemos aquí un conferenciante también venezolano, se llama Carlos Calderón, que es un genio de la comunicación y la divulgación musical. Le encargamos que gestionara una serie de conferencias previas para que la gente pudiera prepararse y no una Turangalila a palo seco. Carlos hizo una magnífica introducción con las mejores conferencias. El concierto se llenó, y fue un éxito. Esto sería un punto para remarcar.

Muchas gracias por la entrevista.

A usted.

Deja un comentario

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Artículos Relacionados

Síguenos

89,200FansMe gusta
45,500SeguidoresSeguir
34,560SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

VARGAS anuncia lanzamiento oficial de “Nos quedamos”

VARGAS, no deja de crear y componer nueva música. En el mes de octubre nos sorprende con “Nos quedamos”

Piña nos regala música con aire playero“903 Macuto” disponible en todas las plataformas digitales

Santiago “Piña” Vera, debuta en la escena musical venezolana con “903 Macuto”, un tema y video lyric que llega para contagiarnos de una energía divertida y transformadora con sonidos del indie/pop en español

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas relanza su canal de YouTube

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, gestión cultural de la Alcaldía de Caracas, en la continuación de la celebración de su 40 aniversario

IISA, un nuevo descubrimiento musical cargado de añoranza

Con letra de Willy McKey y música de Vargas, “Tengo” llega para hacernos bailar con la nostalgia y presentarnos a IISA

El Bard College de Nueva York premia al compositor José Agustín Sánchez

El compositor, pianista y director de orquestas José Agustín Sánchez sigue recibiendo reconocimientos internacionales por la importancia de su trabajo en el mundo musical
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x