Recientemente, en una mesa redonda en la que intervenían numerosos miembros de la prensa del área musical de Boston, un músico local preguntó: “¿Qué tengo que hacer para conseguir que la prensa local cubra a mi banda?”


Escrito por PromocionMusical.es | (Este artículo es una traducción realizada por Javier Casillas, original de Pamela Ricci Photo Shoot Essentials for Musicians”)

Uno de los oradores, el editor de un semanario, dijo al auditorio que necesitarían tener una foto. Dijo que no le importaba tanto el que fuera una foto de la banda frente a una pared de ladrillos tomada por un amigo, como que fuera una foto.

Su consejo era peligroso, y los artistas independientes deberían tener cuidado con ello. Si simplemente envías una vieja foto a una publicación, independientemente de la calidad, estás perdiendo una oportunidad de aparecer en la prensa. Los músicos deben encarar una obvia, pero desafortunada, realidad: la gente son criaturas visuales. Si vuestra foto de grupo os hace parecer unos aficionados, eso es exactamente lo que los consumidores pensarán que sois. No importa lo brillante que sea la crónica, algunos lectores serán indiferentes respecto a tu banda si pareceis una panda de amateurs. Cuando tengáis una oportunidad de aparecer en la prensa, es vuestra responsabilidad aprovechar la oportunidad dando el primer paso. Si usáis una foto de una pobre calidad que no representa el espíritu de vuestra banda no estáis dando el máximo para sacar rendimiento de la prensa.

Como fotógrafo, Hayley Young, de Hayley Young Photography en Seattle, WA, dice: “Las fotografías, si se ejecutan con éxito, tienen el poder de enganchar a tus fans (y a aquellos que se puedan convertir en fans) más allá de la experiencia de la escucha.” La foto adecuada puede encender el interés de los lectores para saber más sobe vosotros y vuestra música.

Os va mucho en una foto de prensa. Primero, debéis tomar algunas decisiones sobre cómo sois como artistas, y aseguraros de que vuestras fotos contienen ese mensaje. Comenzad por definir a vuestra banda (marca) con una buena biografía. Este es el primer paso para entender el tono y los atributos con los que queréis que se quede la gente después de veros o escucharos. Trabajad con un publicista para crear una biografía (o estudiad e investigad sobre el tema, o pídele a alguien cercano a tí que controle) que no sólo cuente vuestra historia, sino que deje al lector con buen rollo. Por ejemplo, si os estais definiendo como las vecinitas de al lado más descaradas, vuestra bio debe tener el mismo ambiente, y debe pintar ese retrato vuestro para el lector.

Encuentra al fotógrafo adecuado para tu banda de música

Una vez tengáis vuestra biografía y vuestra imagen definida, comenzad a pensar cómo puede convenir una foto a ese mensaje. Elegir el fotógrafo adecuado el el factor más importante para el éxito de vuestro reportaje fotográfico. Los fotógrafos tienen su propio estilo, y son artistas por derecho propio. Aseguraos de seleccionar un fotógrafo cuyo estilo fotográfico complemente vuestros objetivos. Tened en cuenta que la persona que hay tras la lente tiene tanto control como vosotros en el éxito del reportaje. Young sugiere que los artistas buscan más que una cámara de buena calidad: “Las imágenes exitosas vienen de fotógrafos que tienen ambas cosas, tanto un sólido conocimiento de su estilo fotográfico como la habilidad para ejecutar ese estilo consistentemente. Hay miles de personas con cámaras. La cámara digital de tu joven vecino no produce la misma calidad de imagen que un experto profesional”.

Aseguraos de que el fotógrafo que elijáis entiende la imagen que queréis transmitir en las fotos. Dadle una copia de vuestra bio de antemano, y enviadle ejemplos de fotos donde os guste la iluminación, los ángulos, las poses… También ayudará hacer saber al fotógrafo para qué son las fotos para encontrar el encuadre adecuado. La fotógrafa Brittany Marshall, de BMR Imaging en Seattle, WA, ofrece este consejo: “Sabed de antemano qué vais a hacer con las fotos, y decidle al fotógrafo para que sepa cómo componer los disparos. Por ejemplo, si tomáis la foto para la portada de un CD y necesitáis espacios para los títulos, decídle al fotógrafo qué tipo de diseño queréis para que tome la foto correctamente.”

Igualmente, si esperáis ocupar la portada de una revista, recordad que los disparos verticales son esenciales. Generalmente hablando, las fotos de estudio son la mejor opción para reportajes de prensa. Es extremadamente importante que no haya zonas con sombras o reflejos de luz en vuestras fotos. Debéis estar absolutamente enfocados, y los ajustes de estudio permiten el máximo control y el entorno lumínico más favorecedor.

Encontrar un fotógrafo de estudio puede ser difícil, especialmente en zonas rurales o suburbanas, así que una sugerencia es buscar en estudios de modelos. Puede parecer un concepto sorprendente, pero los estudios de modelos saben cómo haceros tener buena imagen, y eso es lo que queréis. Tratad de evitar a los fotógrafos que pasan la mayor parte de su tiempo disparando retratos de instituto, ya que es fácil acabar con algo que parezca más un retrato de familia Sears que disparos a un músico. Brittany Marsholl sugiere conocer al fotógrafo de antemano para determinar su pasión por el proyecto. “Nunca es bueno organizar un importante reportaje con un fotógrafo que ha perdido la pasión, o que esté tan ocupado que manipule la fotosesión como un producto en cadena. No te darán el 100%, y no será una buena experiencia”.

Si seleccionáis un reportaje en exteriores, aseguraos de que el fotógrafo es capaz de trabajar con la luz adecuada. De acuerdo con el fotógrafo Danin Drahos de Ocean Springs, MS, “La iluminación puede afectar drásticamente el resultado de la foto, pero un experto fotógrafo debería ser capaz de tratar los disparos de forma que utilice la luz en su propio beneficio. Yo tiendo a trabajar por la mañana temprano o a última hora de la tarde para aprovechar una suave luz natural que pueda mezclar con las luces de mi estudio”.

Consejos sobre fotografía para tu banda de música

Entendiendo los Copyrights

Otro factor importante al elegir un fotógrafo es entender cómo utiliza los copyrights en sus fotos. Los fotógrafos varían sobre los enfoques de los derechos de autor, desde algunos que te piden que le compres los derechos para usar las fotos sin permiso, algunos que te permiten adquirir licencias individuales, mientras conservan los derechos de autor, hasta otros que tratan el trabajo como un trabajo a la venta donde tú conservarás los derechos de autor. Es extremadamente importante que entiendas que derechos mantienes sobre las fotos tras tomar una decisión.

Haley Young, Brittany Marshall y Danin Drahos sugieren que lleguéis a acuerdos escritos antes de la sesión para evitar confusiones futuras. El acuerdo más beneficioso para los artistas es un acuerdo de trabajo a la venta con el fotógrafo. Esto permite al artista el control completo sobre el uso de las fotos y elimina burocracia y obstáculos para las publicaciones tratando de limpiar las fotos para la impresión. Si una revista tiene que esperar a que el fotógrafo de su permiso para usar tus fotos, es sólo un paso más que retrasará el proceso, especialmente si el fotógrafo reclama pagos adicionales a la publicación por el uso de tus fotos de prensa.

Un contrato de trabajo a la venta hace las cosas más fáciles en todos los frentes y permite a la publicación trabajar más rápido y sin preocupaciones. Cuidado, porque como artistas que son, algunos fotógrafos pueden no estar cómodos con este contrato. Si no vas a ser capaz de asegurar la propiedad completa del copyright de tus fotos, deberías como mínimo arreglar un acuerdo escrito con el fotógrafo permitiéndote distrubuir libremente las fotos a la prensa a voluntad y bajo petición. La mayoría de fotógrafos profesionales entenderán el propósito de los reportajes de prensa, así que esta petición no suele ser normalmente un problema. Asegúrate de siempre tener fotos disponibles, no importa qué tipo de contrato hayas acordado.

Consideraciones sobre el vestuario y maquillaje

Cuando estéis eligiendo el vestuario para el reportaje, recordad que cada detalle cuenta: pensad en la ropa, peinado y accesorios. Trabajad con un estilista para aseguraros de que estáis trasladando la imagen que deseáis a las fotos. Tened en cuenta que vuestras ropas y accesorios necesitan quedar bien en cámara. Drahos advierte, “De no ser que sea pertinente para el tema o la idea de la foto, yo siempre sugiero que el músico debe evitar llevar ropas que distraigan o demasiados accesorios.”

Vuestro estilista debe entender cómo seleccionar el vestuario para las fotos, a la vez que ser capaz de captar una visión adecuada para vuestra imagen. Dadle al estilista una copia de vuestra biografía, y trabajad con él apara encontrar la ropa y accesorios que encajen en la imagen. Llevad al menos dos looks para el reportaje, y comenzad a prepararlo con un mes de antelación. Aseguraos de poner atención en las cosas pequeñas- haceos la manicura (chicas), aseguraos de mantener vuestra rutina de cuidado de la piel (si es posible, que un esteticista profesional os haga un cuidado facial), y lo más importante, bebed mucha agua, y dormid lo suficiente durante las semanas anteriores al reportaje.

Otra recomendación, aunque os suene ridículo hacerlo, es practicar poses. Posad frente a un espejo y fijaos cómo le sienta a vuestro rostro una posición atractiva. Fijaos en qué poses quedan bien a vuestro cuerpo. Haced un ensayo con el vestuario completo para todos vuestros looks, asegurándoos (incluyendo peinados y maquillaje) que todo junto le queda bien a lo que queréis. Todos estos elementos marcan la diferencia en el resultado final. Cuanto más preparados estéis al llegar al estudio, mejores fotos sacaréis de él.

Incluso para artistas masculinos, es importante asegurarse de que os acicaláis y tenéis una imagen uniforme. No seáis indiferentes a la importancia de la higiene, independientemente del género. Vosotros (normalmente) queréis aparecer limpios y acicalados en vuestras fotos de prensa. Debéis preservar el ambiente indie rock de la banda, pero esto no significa aparecer sucios y desaliñados. Por ejemplo, mirad las fotos de Zach Galifianakis-su barba está recortada, su pelo puede ser largo y a menudo cuidadosamente desordenado, pero no está enmarañado, enredado o grasiento, y sus cejas recortadas y peinadas (sí, así es). Estos factores marcan la diferencia entre aparecer como un rockero indie o como un homeless. El Rock and Roll debe ser sexy, no apestoso. Haced un esfuerzo extra y esto se reflejará en las fotos.

Envíos a las agencias de prensa

Cuando estéis preparados para enviar vuestras fotos a la prensa, tened en cuenta que queréis enviar la imagen de forma que vayan a aparecer bien, independientemente que se trate de impresión u online. Siempre deberéis enviarlas en alta resolución (hi-res) para publicaciones impresas. Una foto en hi-res signidica más de 300 dpi (puntos por pulgada)-la resolución se refiere a cuántos píxeles contiene la imagen y actualmente es la mejor medida para una potencial calidad de impresión que dpi. Por ejemplo, una imagen de 600 píxeles por 600 píxeles a 300 dpi se imprimirá a dos pulgadas por dos pulgadas-esto es más que suficiente para el uso habitual de la prensa, pero piensa si tu software de edición de imagen es correcto cuando te dice que estás usando 300 dpi.

Para uso general online e impreso, la mejor práctica es enviar imágenes para imprimir de entre cuatro y seis pulgadas, que es como mínimo entre 1200 y 1800 píxeles. Para una foto principal o una portada, pedid las especificaciones al director artístico o al editor de la publicación anticipadamente para aseguraros de enviar un archivo apropiado. Generalmente, necesitaréis algo mayor de ocho por diez pulgadas, que serían al menos 2400 por 3000 píxeles en orientación vertical. Y finalmente, JPEG está bien para la web, pero preparad archivos descomprimidos TIFF para imprimir. Normalmente son más nítidos en impresión, especialmente en tamaños grandes, que los comprimidos JPEG. También, no enviéis fotos horizontales para portadas. Aseguraos de tener disponibles fotos verticales.

Recordad- cada oportunidad con la prensa es una ocasión de ganar nuevos fans, así que usad vuestras fotos para sacerlas el mayor partido.

Algunos errores que podéis evitar:

  • Llevar ropa incómoda (si estáis incómodos en vuestra equipación, se notará en las fotos y apareceréis desgarbados).
  • Tener una agenda apretada (aseguraos que podéis dedicar el día completo para la sesión de fotos y no tendréis estréss para acabar a una hora determinada).
  • Fotografiaros con demasiado sol.
  • Fotografiaros en terrenos abruptos sin calzado apropiado para moveros por las localizaciones.
  • Llevar piezas de ropa que distraigan o demasiados accesorios.