La Orquesta Sinfónica de la Juventud Yaracuyana dirigida por el maestro Diego Guzmán dará el concierto de gala en la ciudad de San Felipe


Prensa FundaMusical Bolívar / MPPDPGG


Desde el domingo 27 de noviembre la Fundación Musical Simón Bolívar, el Conservatorio de Música Simón Bolívar y la Fundación María Paula Alonso han venido realizando con éxito total el II FESTIVAL DE QUINTETO DE VIENTOS MADERA que tiene como escenario principal al Núcleo de la ciudad de San Felipe, estado Yaracuy. La cita donde la música de cámara es protagonista cerrará el domingo 4 de diciembre de 2016.

Este viernes 2 de diciembre a las 06:00 pm en el Museo Carmelo Fernández de la Ciudad de San Felipe se realizará el concierto de gala del festival, con la participación de la Orquesta Sinfónica de la Juventud Yaracuyana, dirigida por el maestro Diego Guzmán. El repertorio abrirá con la Obertura de la Flauta Mágicade Wolfgang Amadeus Mozart; luego sonará el Concierto para dos flautas y orquesta de Franz Doppler (1821-1883), con José García Guerrero y Manuel Jiménez como solistas. Para cerrar el programa será interpretada la Sinfonía concertante para oboe, clarinete, corno, fagot y orquesta de Wolfgang Amadeus Mozart, con la participación estelar de los solistas Andrés Eloy Medina (Oboe), Valdemar Rodríguez (Clarinete), Omar Ascanio (Fagotte) y Juan Carlos Maldonado (Corno).

El domingo 4 de diciembre a las 11:00 am en el Auditorio del Conservatorio Blanca Estrella Mescoli de la ciudad de San Felipe, se llevará a cabo el concierto final del festival, en el que algunos de los jóvenes participantes ejecutarán la Serenata Nº 12 para vientos de Wolfang Amadeus Mozart.

Tras su experiencia durante la semana, el maestro del fagote, Omar Ascanio, considera que “el aprendizaje mayor del festival es que los participantes están aprendiendo que es necesario hacer música de cámara. Además están tocando y se están dando cuenta que estar aislados dentro de un salón de clases sin maestros, sin ayuda y sin tener a los otros instrumentos es imposible ser buen instrumentista. La otra cosa que descubren es que al hacer quintetos de música de cámara están tocando con los músicos de la orquesta sinfónica que llevan vientos, y tocar con clarinetes, oboes, cornos y flautas es prepararse a que cuando entren a una orquesta puedan tocar más cómodo”.

Para el maestro del oboe, Andrés Eloy Medina, el festival “reviste una importancia formativa para quienes integran una sección tan diversa como lo es la de los instrumentos de viento madera dentro de una orquesta. Además, los conocimientos que están adquiriendo les van a dar un impulso a los jóvenes que necesitan guía y orientación. También ayuda a que ellos estudien la música con consciencia y sentido analítico, con criterio sobre la partitura y con respeto por los autores”.

El II FESTIVAL DE QUINTETO DE VIENTOS MADERA es una iniciativa del maestro Valdemar Rodríguez con el firme propósito de promover y desarrollar la música de cámara en el país, con el modelo pedagógico del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.