La American Youth Symphony (AYS) de Los Ángeles presenta el sábado 21 de abril su gala anual con el concierto «Freedom: A Celebration of Human Rights»

El concierto se llevará a cabo en asociación con Human Rights Watch, organización no gubernamental integrada por más de 400 profesionales expertos de diversos orígenes y nacionalidades, unidos en su lucha para generar cambios en las políticas y prácticas que promuevan los derechos humanos y la justicia en todo el mundo.

Esta actuación especial de la American Youth Symphony es una creación de su director titular, Carlos Izcaray, quien fue víctima de violaciones de sus derechos humanos a manos de la Guardia Nacional de Venezuela en el 2004. Esta experiencia fundamental lo llevó a convertirse en un defensor de los derechos humanos en todo el mundo y en un firme creyente de la música como vehículo para expresar un mensaje de libertad y justicia para todos.

El concierto está precedido por una sesión de preguntas y respuestas, donde la música es la protagonista en la elevación del espíritu humano.

Las obras programadas para este evento fueron inspiradas por momentos desafiantes en nuestra historia. El concierto abre con el estreno mundial del maestro Izcaray, “Strike Fugaz”, obra encargada especialmente para este evento y escrita en la famosa tradición de crear música como una herramienta para el cambio social. Le sigue Sensemayá (canto para matar una culebra), poema sinfónico del compositor mexicano Silvestre Revueltas basado en el poema homónimo del poeta cubano Nicolás Guillén, el cual expresa un espíritu feroz, primitivo y violento que se expande en ritmos salvajes. El Retrato de Lincoln de Aaron Copland, narrado por el actor Robert Desiderio, obra escrita durante la Segunda Guerra Mundial para recordar al público estadounidense otro momento de triunfo sobre la adversidad. Culmina el concierto con la emblemática Sinfonía Nº 3 en mi bemol mayor, opus 55, de Ludwig van Beethoven, conocida como Eroica (Heroica, en español) que celebra el espíritu idealista de la Revolución Francesa.

El concierto está precedido por una sesión de preguntas y respuestas, donde la música es la protagonista en la elevación del espíritu humano. Los panelistas incluyen a Joanna Demers, profesora de musicología en la Thornton School of Music de la University Southern California, escritora de obras académicas y creativas que examinan temas filosóficos en la música; y Clara Long, especialista en inmigración y política fronteriza de los Estados Unidos, quien trabaja como defensora de Human Rights Watch.