La Orquesta Sinfónica del Estado Mérida (OSEM) presentará al público merideño un concierto en el Centro Cultural Tulio Febres Cordero, el viernes 10 de abril a las 7 p.m, bajo la dirección del joven director Steven Rojas, y con la participación excepcional del solista Rafael Arias, cornista de la Orquesta Municipal de Caracas y ex integrante de la OSEM.

Dedicado a dos compositores mayores de la historia de la música, la orquesta interpretará la obertura de “Las Bodas de Fígaro” de Mozart, el 2° Concierto para Corno y orquesta de Mozart en Mi bemol Mayor KV. 417 y la 1° Sinfonía en Do Mayor  Op. 21 de Beethoven.

Representada por primera vez en Viena en 1786, La bodas de Fígaro, ópera cómica compuesta por Wolfgang A. Mozart (Salzburgo 1756-Viena 1791) sobre un libreto de Lorenzo Da Ponte basado en la comedia de Beaumarchais. La obra narra la historia de Fígaro y Susana quienes preparan su boda aun a pesar de la negativa del conde de Almaviva, de renunciar al tradicional derecho de pernada. El conde encaprichado con Susana que es camarera de la condesa, despierta los celos de ésta última. Así, Los celos de la condesa y las artimañas de Fígaro y Susana para esquivar los anhelos del conde dan lugar a una serie de complicadas intrigas.

Conocido como su segundo concierto para corno, el Concierto para Corno K417 de Wolfgang A. Mozart, constituye un aporte importante en el papel del corno en la orquesta. Dicho instrumento, con grandes limitaciones técnicas para la época por la carencia de pistones (elemento que se le agregaría en 1815), era considerado tosco por su uso originario en la caza y muy poco llamativo como solista.

La obra fue escrita para el cornista Ignaz Leutgeb, gran amigo de Mozart. Leutgeb fue un  gran virtuoso y es reconocido como  uno de los primeros en manejar la mano derecha dentro de la campana del corno, para ajustar ciertos sonidos y también para ampliar y mejorar el registro de este instrumento.

El concierto consta de tres movimientos. El primero, un Allegro maestoso estructurado bajo la reconocida forma sonata muestra melodías plenas de alegría. El segundo movimiento de gran lirismo, refleja una calma imperturbable exhibiendo las bondades sonoras del corno en conjunto con los primeros violines. El tercer movimiento, un Rondo, recrea una escena de caza, donde solista y orquesta construyen un diálogo constante que rememora el llamado vigoroso del corno de caza.

Estrenada en 1800, la Sinfonía 1 de Ludwig van Beethoven (1770-1827) recoge muchos elementos del legado de Haydn y Mozart. Sin embargo, también anuncia una nueva visión de la música como un espacio para las emociones desbordantes que estarán presentes a lo largo de todo el romanticismo.

La obra estructurada en cuatro movimientos inicia con una introducción lenta por parte de los vientos y pizzicato en la sección de cuerdas que da paso a una enérgica y sencilla melodía. El segundo movimiento aparece de la mano de los segundos violines con un tema hermoso y sencillo. El tercer movimiento, un minuetto cuya acentuación musical va anunciado el nacimiento del Scherzo por parte del compositor da paso al movimiento final, que desde una pequeña y simple introducción desemboca en una explosión de sonidos.

Steven Rojas

Es un joven director de veinte años de edad con grandes aspiraciones, nativo del Estado Trujillo, su ímpetu por la música inicia con estudios de violín a la edad de 8 años en la Fundación de Orquestas Sinfónicas Juveniles e Infantiles del Estado Mérida. Luego de varios años como violinista, inicia su carrera como director en el año 2010.

Su pasión por la dirección le ha permitido asumir grandes retos, desenvolviéndose como director encargado de la Orquesta Infantil del Núcleo Ejido, director de la Orquesta Juvenil Doctor Alberto Adriani, director Asistente de la Orquesta Juvenil de Barinas y actualmente  como director de la Orquesta Infantil del Estado Mérida.

Durante el desarrollo de sus estudios de dirección ha tenido bajo su batuta a la Orquesta Sinfónica de Falcón con orientación del Maestro Rubén Capriles (curso intensivo para jóvenes directores), la Orquesta Juvenil de Barinas como director invitado y la Orquesta Regional Juvenil del Estado Mérida.

Ha recibido clases con los maestros Cesar Iván Lara, Felipe Izcaray, Jesús Pérez, Zanie Brown  y actualmente con  los maestros Teresa Hernández en el CASPM (Centro de Acción Social por la Música) y Cristophe Talmont en la ciudad Mérida.

Sus deseos por profundizar los conocimientos de dirección y música, colocan en su camino grandes retos,  respondiendo siempre con entusiasmo, dedicación y perseverancia.

Rafael Arias

Inicia sus estudios de música en la orquesta juvenil e infantil del estado Mérida, con el profesor Andrés Aragon y bajo la dirección del profesor Jesús Pérez. A la edad de 17 años entra al programa de becas de la Orquesta Sinfónica del Estado Mérida (OSEM) posteriormente completa el programa de becas e ingresa a las filas de la OSEM, seguidamente se convirtió en Asistente de la misma.

Ha participado en cursos con el quinteto de la filarmónica de Berlín y el quinteto de metales “Spanish brass”,  ha recibido clases con los maestros Andrés Aragon, Manuel Pérez, Fergus Mc William, Jean Pierre Cenedese, Javier Bonet, Joel Arias y José José Giménez. Ha participado en eventos nacionales e internacionales como el encuentro con la “International Youth Orchestra (IYO)” realizado en la ciudad de Barquisimeto en abril del 2008, el encuentro internacional de orquestas realizado en la ciudad de México en diciembre del 2008, la gira 2010-2011 para México con la Orquesta de las Américas (YOA), el Festival MusicaRiva del 2012 con la World Youth Orchestra (WYO) en Riva del Garda y es miembro de “The World Orchestra” en la participación del Festival de Pollença.  Actualmente se desempeña como cornista de la fila de cornos de la orquesta Sinfónica Municipal de Caracas.