Vía: www.eluniversal.com.mx

El longevo encuentro musical atrae cada verano a más de 200 mil visitantes a la pequeña y turística ciudad austríaca

Las primeras notas de La Creación de Joseph Haydn, interpretadas frente a la catedral de Salzburgo, han inaugurado hoy la sección musical del Festival de Verano de la localidad austríaca, dando inicio a seis semanas de derroche de música clásica, teatro y ópera en la ciudad que vio nacer a Mozart.

11263922_1068565443171079_6506300827414640877_n

La obra de Haydn se enmarca en la llamada Obertura Espiritual, un programa que explora la música religiosa durante la semana previa a la ceremonia de inauguración oficial, el 26 de julio, y que este año pondrá el acento en la música hindú, tras dedicar ediciones anteriores a la cristiana, judía y musulmana.

No obstante, los amantes del Festival de Salzburgo aguardan al pistoletazo de salida oficioso con la puesta en escena este domingo de la obra de teatro Jedermann, libreto alemán que firma uno de los padres de este festival y amigo de Strauss, Hugo von Hofmannsthal, una significativa pieza que raramente ha faltado en el programa estos 95 años.

1506863_1068565399837750_2260099744588623098_n

Esta edición, la número 95, está señalada como el 40º aniversario de actuaciones ininterrumpidas del tenor y barítono Plácido Domingo, en cuyo honor se celebrará una gala en la que el español estará acompañado por María Agriesta, Rolando Villazón y Ana María Martínez.

Este maridaje veraniego de 188 funciones de teatro, ópera y música clásica reúne a los máximos exponentes del mundo musical, como Daniel Barenboim, Anna Netrebko, Juan Diego Flórez, Rolando Villazón, Ricardo Mutti o Cecilia Bartoli, elevándolo a la categoría de cita casi indispensable para los melómanos.

El longevo festival atrae cada verano a más de 200 mil visitantes a la pequeña y turística ciudad austríaca de Salzburgo, y las entradas, que se pueden encontrar en un rango de precios desde los 5 a los 290 euros, están casi agotadas.

El programa operístico del Festival levantará el telón el mismo día de la inauguración oficial, el domingo 26 de julio, con el estreno de La Conquista de México, del compositor contemporáneo alemán Wolfgang Rihm.

Se trata de una obra que describe un encuentro entre el conquistador español Hernán Cortés y el emperador azteca Moctezuma, enriquecida con textos de Antonin Artaud y Octavio Paz.

En el capítulo lírico, otro gran estreno será Fidelio, la única ópera escrita por Ludwig van Beethoven, en la que el personaje principal será interpretado por el popular tenor alemán Jonas Kaufmann, bajo la dirección del austríaco Franz Welser-Moest.

El Festival de Salzburgo ha escenificado las composiciones de su hijo más famoso, Mozart, en más ocasiones que ninguna otra ópera: el récord lo tiene Las bodas de Fígaro, que este año sumará una representación más a las 18 que ya acumulaba hasta la presente edición.

Otros libretos repetidos y de indiscutible éxito serán Il Trovatore, de Giuseppe Verdi, bajo la dirección de Alvis Hermanis y protagonizado por Anna Netrebko y Francesco Meli, y Der Rosenkavalier, de Richard Strauss.

La sección teatral del festival, menos extensa que la lírica, contará con la Comedia de las equivocaciones de Shakespeare, el drama “Clavigo”, de Goethe, y “Mackie Messer”, de Bertolt Brecht.

Las batutas de Ricardo Muti o Daniel Barenboim, entre otros muchos directores, se pondrán al frente de la Orquesta Filarmónica de Viena para revivir una selección de sus mejores interpretaciones a lo largo de la historia.

Tras seis semanas de duración, el Festival de Salzburgo bajará el telón el 30 de agosto con una actuación de la Filarmónica de Berlín bajo la batuta del inglés Simon Rattle en la Grosses Festspielhaus de la ciudad.