La grabación de un concierto del compositor por Pablo Heras Casado y la violinista Isabelle Faust, uno de los platos fuertes de la temporada

Vía: ccaa.elpais.com/  Por BLANCA CIA

Uno de los jóvenes directores de orquesta más aplaudidos en el panorama internacional de la clásica, Pablo Heras Casado, se encerrará –literalmente- cuatro días en el Auditori de Barcelona en la próxima primavera para grabar el Concierto para violín y orquesta de Felix Mendelssohn con Isabelle Faust, como violinista, y la Freiburger Barockorchester. El concierto ante el público, junto con la Sinfonía número 5 del mismo compositor, será el 22 de marzo del año próximo y promete ser, sin duda, uno de los platos fuertes de la próxima temporada del Auditori de Barcelona dentro del ciclo de música antigua. Una temporada que se presenta cargada de propuestas musicales –unas 300- que se diseminan por los diferentes ciclos que promueve la casa de la música: Música Antigua, Cámara, Sampler Sèries, Amplificats, Escenes, la Banda Municipal de Barcelona, el servicio educativo, el Museo de la Música, además de la programación propia de la OBC. Una oferta a la que este año se suma un festival nuevo, Emergents Barcelona Music Festival, dirigido a los talentos emergentes de todo tipo de música: desde la sinfónica al jazz y en cuya organización se han involucrado también la ESMUC, el conservatorio del Liceo y el Taller de Músics, además de la propia OBC. Se celebrará desde el 18 al 23 de abril y estará abierto a jóvenes músicos que han obtenido premios en concursos internacionales.

La programación de la temporada la presentó el director del Auditori, Joaquim Garrigosa, flanqueado por el consejero de Cultura, Santi Vila. No asistió Berta Sureda, la comisionada de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, institución mayoritaria del Auditori y cuya presidencia del consorcio recae en el edil o delegado de Cultura municipal. Portavoces del consistorio alegaron “imprevistos” de la agenda de Sureda que le imposibilitaron acudir. Vila, mientras, volvió a asegurar – como ya lo ha hecho con otros sectores y equipamientos culturales- que la dotación de recursos de la Generalitat para la nueva temporada del Auditori irá a más. Cuánto, no lo concretó. El año pasado la Generalitat aportó 4,7 millones de euros de un presupuesto de 20,3 millones, que incluye tanto el Auditori como la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC). El presupuesto para este año (2016) es de 21,1 millones de euros, de los que el 60% son aportaciones públicas –el 65% del Ayuntamiento y el 35% de la Generalitat- , el 30% de entradas y el 10% restante de alquiler de salas y de patrocinio. Un mecenazgo que aumenta poco a poco y que este año es de 605.000 euros. Como también se está recuperando el número de espectadores que asisten a los conciertos de la OBC en un 7% y un 6% en el caso de la programación del Auditori, de acuerdo con los números que comentó el gerente del centro, Valentí Oviedo, comparando las cifras de septiembre a marzo de la temporada de 2014/2015 con el mismo periodo de la actual. Las cifras absolutas se conocerán al cierre del 2016.

Algunos de los conciertos programados para le temporada próxima contarán con grandes nombres de la música, como los del pianista Daniil Trifonov o el chelista Nicolas Altstaedt y la presencia de reconocidas orquestas, como la del Teatre Mariinsky, la Simfònica Txaikovski de Moscú o la Simfònica de Ràdio Frankfurt. En el ciclo de música de cámara destaca el proyecto Brahms Piano Quartet que reunirá a cuatro artistas con proyección internacional: Josep Colomé, Joaquín Riquelme, David Apellániz y Enrique Bagarí y el Jerusalem Quartet que debutará en el Auditori.

Las músicas de nueva creación tendrán en el ciclo Sampler Sèries un total de nueve encargos, con diez estrenos absolutos y 17 estrenos nacionales, con nombres como Carles Castellarnau, Fabià Santcovsky, Pablo Carrascosa, Oliver Rappoport, Rubens Askenar y Héctor Parra, con propuestas de jazz y electrónica y colaboración con el festival Sónar. La música modera irá a cargo de los ciclos Amplificats y Escenes, en el nuevo folk británico con el ciclo That’s all Folks; en una veintena de propuestas de jazz y en un homenaje al fallecido David Bowie.