Vía: www.lsalazarluthier.com | Por Leö Salazar Luthier

 

Cuando llega el momento  de comprar un violín profesional, surgen muchas dudas tanto para el violinista como para la familia.

¿Es el momento adecuado para hacerlo?
¿Podrá avanzar más en sus estudios con un instrumento de mejor calidad?
¿Realmente necesita un instrumento tan caro?
¿Como se si valdrá la pena comprarlo al final?
¿Por cual me decidiré; uno nuevo o uno antiguo?

y así cientos de preguntas más que se hacen una y otra vez.

Bien… pues no existe una guía exacta que te ayude a resolver el complicado asunto de comprar un violín profesional, sin embargo, te daré algunos consejos muy importantes que debes tomar en cuenta al momento de hacerlo.

Primero que nada debemos recordar lo importante que es; es más… indispensable, que resulta el hecho de poseer un instrumento de calidad en nuestras manos para desarrollar nuestras habilidades de una forma mas compleja y profunda. las superiores cualidades acústicas, sonoridad y tonalidad del instrumento en comparación con el que se posee nos ayudan a crecer con mayor rapidez como músicos, como personas y como equipo, si; como equipo, porque tu instrumento termina siendo una parte fundamental de tu persona y ambos crecen y se adaptan el uno al otro con el tiempo.

Al momento de buscar el que será tu instrumento ideal debes armarte de mucha paciencia, comenzar la búsqueda no es nada sencillo y al principio te encontrarás con muchísimas opciones que bien pueden estar dentro de tu presupuesto o muy por encima, es muy importante buscar asesoría bien sea con tu luthier de confianza, maestros, profesores, entre otros.

Cuando se habla de un instrumento profesional como tal, solo se cuenta con dos opciones posibles… uno Nuevo o uno Antiguo, y aquí entra mucho en consideración los gustos particulares de cada músico.

Indiscutiblemente un instrumento profesional debe estar hecho a mano por un Luthier, ¿por qué? porque eso te asegurara un instrumento bien hecho, calibrado, ajustado y fabricado con materiales selectos y acabados de muy buena calidad. Hoy en día se fabrican excelentes instrumentos musicales, por lo que si optas por un instrumento Nuevo o Moderno debes ir directamente con tu Luthier de confianza o con alguno con una reputación de la cual se tengan buenas referencias y recomendaciones para que te oriente en todo lo relacionado.

Por otro lado si te decides por uno Antiguo, por regla general tienden a ser mas costosos dependiendo del autor y la procedencia, y ademas entran en juego otros factores a tomar en cuenta, por ejemplo; el hecho de que un violín sea del siglo XIX no significa que fuese hecho por un luthier, en aquel entonces ya habían fábricas de instrumentos musicales y aunque el proceso fuese más artesanal que hoy existen grandes diferencias.

Hay violines antiguos de fábrica que son muy interesantes y en la mayoría de los casos se consiguen a buenos precios. Pero de la misma manera en aquel tiempo se hacían muchas falsificaciones, réplicas y copias por lo que el hecho de que tenga una etiqueta que identifique su procedencia por algún autor importante no quiere decir que sea un instrumento original o que al menos posea la calidad que se requiere, y es un error bastante común, generalmente provienen de Alemania, Czecoslovakia, entre otros, y es ahí cuando necesitas de un ojo experto para que examine el instrumento a fondo y te indique los pasos a seguir pues se suelen conseguir estas

falsificaciones desde los más prestigiosos luthiers de la historia (éstos más sencillos de descartar) hasta de muchos otros menos conocidos.

Ahora bien, cuando se trata de un instrumento antiguo y de autor, debes tener en cuenta que un violín antiguo es generalmente más caro que uno moderno, aunque suenen igual de bien, pues hablamos de un instrumento hecho mano, con materiales selectos y acabados de calidad que ademas tiene un valor agregado; tiempo de asentamiento del barniz y los demás materiales en conjunto y por su puesto años de vida que se traducen en, historia… y hay muchas más cosas a tomar en cuenta, pero lo más importante es procurar que se ajuste a tu bolsillo y que este dentro de tu presupuesto, que tenga su documentación acreditativa y que se encuentre en buenas condiciones estéticas y estructurales. es muy importante que sepas que este tipo de instrumentos solo deben ser adquiridos en tiendas, atelieres y talleres de lutheria y personas cualificadas con reputación y renombre, ademas de que deberás tener un mayor cuidado y atención ya que suelen ser mas delicados que los instrumentos contemporáneos.

Es imperativo que si vas a realizar la adquisición del instrumento por parte de un particular, te asesores bien con tu luthier de confianza y solicites un avalúo del instrumento en cuestión.

En resumen, al comprar un instrumento profesional debes tomártelo con mucha paciencia, calma y cordura, debes asegurarte de que el instrumento se ajusta complemente a tus gustos, a tu estilo, a tu técnica, que te sea cómodo y probarlo cuantas veces creas necesario para estar claro de ello.

Y recuerda que sin importar el costo… un violín (o cualquier otro instrumento) profesional, es una “inversión” que bien sea grande, mediana y/o pequeña, si la cuidas bien se revalorizará con el pasar de los años.

Yo personalmente, como Músico y como Luthier recomiendo que acudas a la cita con alguna persona con un nivel de ejecución superior al tuyo, porque considero muy importante no sólo escuchar el violín siendo tocado por ti mismo, sino también escuchar el sonido desde la otra cara de la moneda, ¿cuál?, mientras lo toca otra persona, pues de esta manera tendrás otra perspectiva y además eso te dará una idea más clara del alcance, tipo de sonido, tonalidad, matices y potencia que posee el instrumento, porque aunque no lo creas; la relación del sonido que se percibe como ejecutante es un tanto diferente a la que se percibe como oyente.