La batuta de Gustavo Dudamel le dio ritmo al 2018

Roberto C. Palmitesta @RPalmitesta

El año artístico que tuvo Gustavo Dudamel no tiene precedente alguno. En 2018 quedó más que demostrado que sigue siendo uno de los mejores directores del mundo y lo siguiente lo digo con total responsabilidad: ha llegado a un punto que quizá él y Teresa Carreño sean los músicos más exitosos de la historia de Venezuela. Podría llenar 20 páginas hablando de los escenarios y los conciertos relevantes que protagonizó en el ámbito sinfónico, pero va más allá, porque además hizo gala de su versatilidad al interactuar con otros géneros musicales, actuando, compartiendo y recibiendo elogios de figuras como Lenny Kravitz, Katy Perry, Snoop Dogg, Omara Portuondo, Herbie Hancock y pare de contar.

La batuta de Gustavo Dudamel le dio ritmo al 2018

¡Apareció en una película de Disney! ¿Tienen idea los venezolanos de lo que eso significa? Tuvo dos breves apariciones en la gran pantalla en el filme “El Cascanueces y el Reino Olvidado”, cinta de la cual también fue el director de la orquesta que interpretó la banda sonora, siendo este uno de los principales ingredientes del éxito taquillero de la cinta.  También lo vimos acompañando al célebre compositor John Williams, quien es sin duda el responsable de las obras musicales más famosas del séptimo arte.

La batuta de Gustavo Dudamel le dio ritmo al 2018

Fue  incluido en la Orden del Mérito Artístico y Cultural de Pablo Neruda, y también recibió el premio de la Medalla Páez de las Artes en Nueva York siendo la persona más joven en recibirla. Estas distinciones las dedicó a la memoria del Maestro José Antonio Abreu…y ¿cómo inicia el 2019? ¡Recibiendo una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood el próximo 22 de enero!

Además de una espectacular temporada con la LA Phil, marcó un hito al dirigir a dos de las orquestas de mayor tradición, prestigio y relevancia del mundo: La Filarmónica de Viena y la Filarmónica de Berlín. A Viena la guió en su gira por América, que incluyó a Argentina, Chile, Colombia y México, aprovechando en cada país para conversar con sus presidentes o dirigentes, para impulsar los sistemas de orquestas de cada nación y fortaleciendo instituciones inspiradas en la obra del maestro Abreu; se vivieron momentos muy hermosos, sobre todo en las actividades en las que asistieron y participaron muchos venezolanos.

La batuta de Gustavo Dudamel le dio ritmo al 2018

Es el segundo director de toda la historia de la Filarmónica de Viena (cuyos inicios se remontan a 1842) que logra conducirla por Latinoamérica. A Berlín la llevó de gira por Asia, contando en las filas de esa orquesta con otros dos venezolanos: el violinista Alejandro Carreño y el contrabajista Edicson Ruiz, marcando un hito en la historia musical de Venezuela y de Latinoamérica, porque esta orquesta alemana, fundada en 1882, nunca antes había tenido a tres latinos en su plantilla al mismo tiempo y todos criollos (Barquisimeto, Caracas y Trujillo).

A principios de diciembre tuvo una residencia como el primer Artista Residente para la temporada del Aniversario 125° de Princeton University Concerts, y cerró el 2018 debutando en la Ópera Metropolitana de Nueva York, dirigiendo nada menos que «Otello» de Verdi, lo que representó todo un acontecimiento en la Gran Manzana.

El maestro Dudamel siempre fue una persona cargada de pasión e inspiración, por lo tanto, capaz de inspirar a otros de manera exitosa, pero este año lo vimos aún más inspirado de lo normal, valga la redundancia y eso debido a la compañía de su esposa, la actriz española María Valverde, quien sin duda ha tenido un efecto sumamente positivo en su vida tanto personal como artística, además de que ella ha sido muy sensible y le ha dado mucho apoyo con el tema venezolano.

www.fundacióndudamel.org