El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Por Várvara Rangel Hill @varvararangel
ESPECIAL PARA @vzlasinfonica

Las hijas y los hijos putativos, los “queridos” del maestro José Antonio Abreu, se deshacen en gracias infinitas a su segundo padre, por haberlos guiado en el camino de la música, de la hermandad, del estudio y de la excelencia. Los músicos venezolanos y de otras latitudes reconocen el valor del genio venezolano y su capacidad de trabajo, esa que lo llevó a elevar su programa artístico y social a lo más alto


El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Maiolino Conte conoció al maestro en Valencia, durante un concierto de la Coral de Falcón, que este año celebra 55 años. Tras bastidores, José Antonio  le pidió que evaluara la posibilidad de que se abrirá un núcleo en la capital falconiana. En su homenaje, el Conservatorio de Música de la entidad cuenta con una amplia sala que lleva el nombre del genio trujillano. Pero Abreu no solo preñó a  Venezuela de orquestas y coros sino que exportó su filosofía, su programa artístico y social a otras latitudes

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Alberto Grau, compositor, pedagogo y director coral venezolano José Antonio Abreu logró un milagro, transformar su país en primera potencia educativa musical del mundo. Yo tuve el privilegio de participar modestamente en ese increíble momento histórico. Sin la presencia de José Antonio Abreu eso no hubiera sucedido en ningún lugar de la tierra. Nunca mi vida artística hubiera sido tan afortunada, rica y plena, de no haber sido uno de los tantos escogidos al coincidir en el tiempo con ese gigante de la historia venezolana. Ojalá perdure eternamente su obra ejemplar en pro de la figura humana.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Susan Simán, directora musical y pedagoga Quiero estar allí, donde esté en este instante y agradecer tanto por todo lo que nos dio.Mi mejor manera de hacer un homenaje es llevar cada día su legado como un apostolado, convencida de la tarea que nos dejó.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Isabel Palacios, mezzosoprano y directora coral venezolana. Fundadora y directora artística de la Fundación Camerata de Caracas Un ser excepcional, que nos marcó y nos transformó. Trabajador incansable,  hombre de fe y visionario.Para mi fue maestro y amigo. Tuve el privilegio y la gloria de haberle tenido frente a mis ojos, haciendo música juntos, viendo y escuchando los resultados de su obra, compartiendo la emoción que emanaban sus ojos y disfrutando su sonrisa que siempre nos dijo más que sus palabras.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Otro destacado músico venezolano, el maestro del clarinete Valdemar Rodríguez, reconoció a Abreu como un docente que formó solistas, maestros y líderes, con la premisa de que debían creer en ellos mismos y soñar que todo era posible. “Él tenía una relación directa con cada integrante del Sistema, con cada persona que se acercaba o estaba en su entorno, sabía sus nombres, sus problemas, sus sueños, y los ayudaba a soñar y les hacía creer en ellos mismos”, insistió Rodríguez, quien dirige el Conservatorio de Música Simón Bolívar. “De esa manera –continuó- nos convertimos en líderes del Sistema como maestros o personal administrativo. Tenemos una fuerza que nos dice que podemos, por eso logramos llevar el Sistema a los más alto y a la admiración del mundo, que hoy quiere tener al Sistema” en cada país.

Con su comprobado modelo social, de desarrollo humano e inclusión, el maestro logró ser reconocido por organizaciones multilaterales como la Unesco, la CAF,  la OEA, entre otras. “Se apagó la vida material de un gran hombre pero queda su espíritu entre nosotros”, celebró Rodríguez. El clarinetista está orgulloso de haber tenido a José Antonio Abreu muy cerca durante 43 años y que le enseñara música, filosofía, arte, historia y cómo lograr las cosas en la vida con humildad y ética. Rodríguez confía en los líderes del Sistema  -formados con la filosofía de su fundador y que se encuentran en todos los núcleos- para que continúe su legado.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Lourdes Sánchez, directora del Sistema Nacional de Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela En diciembre le prepararé un coro de niñas maravilloso con unas obras que él quería escuchar y hace unas pocas semanas antes de volver a entrar a la clínica, le llevé el coro a su casa. Estaba muy feliz, me pedía más música…y le cantamos por más de dos horas!. Durante todos estos años el no había escuchado música en vivo en su casa y fue el coro… se sintió tan bien que lo bajaron de su cuarto al patio. Fue maravilloso, de una profunda emoción. Y me llené de energía, como cuando iba a su oficina a trabajar, es tanto lo que le agradezco.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Eugenio Carreño,  director Centro Nacional de Accion Social por la Música. Programa Alma Llanera y Música Popular. Hoy 24 de Marzo de 2018 siempre será recordado nuestro maestro Abreu como el más grande y maravilloso ser humano que vino al mundo a dejarnos sembrado un proyecto de vida como lo es El Sistema, donde niños y jóvenes de nuestro país han sido tocados por la batuta mas precisa, el pensamiento mas limpio y la nota mas afinada, y con inmensa sabiduría supo brindarnos sus enseñanzas como lo que siempre fue «El Maestro». El se hizo merecedor de nuestro respeto, admiración y agradecimiento por todo lo que ha dado a los niños y jóvenes de nuestro País, siendo testigos vivenciales como miembros del Sistema de Orquestas de todo su trabajo.

Agradecemos, no solo de la oportunidad de ser músicos, sino la de poder ver y ser parte del milagro del Sistema en cada niño, familia, barrio o comunidad donde el trabajo de nuestro Sistema llega. Siendo a través del Arte a través de la Música la forma verdadera de transformar al ser humano. El Sistema que ha creado el maestro representa para familias enteras la verdadera integración social, allí en los núcleos , en las orquestas están los hijos  del educador, del aseador, del soldado, del profesor, del policía y también los hijo los mas humildes, que muy a pesar de su condición social lleva en la conciencia, el no querer que su hijo crezca en la calle y ve en nuestro Sistema una oportunidad de vida, para no entrar en la espiral de violencia que muy lamentablemente existe en nuestra sociedad. Los alcances sociales y musicales son reconocidos a nivel mundial, nosotros los vemos dia a dia cuando vamos al núcleo a hacer y repartir su enseñanza a cada niño de nuestras comunidades. Maestro, solo quiero expresarle a través de estas cortas líneas nuestra gratitud y tenga la plena seguridad que seguiremos todos, sus enseñanzas y su legado,

Seguiremos «Tocando Cantando y Luchando»….

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

El maestro Rodolfo Saglimbeni, director musical de la Sinfónica Municipal de Caracas, recuerda que conoció Abreu en el año 1977, cuando llevó a Barquisimeto la primera orquesta que fundó. El concierto que presenció era el primero que muchachos como él escuchaban por primera vez de una sinfónica. Al día siguiente de aquella presentación, se fundó una orquesta en su escuela de música. Así fue como el maestro le cambió la vida a él y a cientos de jóvenes. Calificó al también compositor y pianista como “una de las personalidades más brillantes de Venezuela para  el mundo, que con su ideal de trabajo, conocimiento, tesón, amor, pasión y tenacidad logró cimentar  en nuestro país un movimiento no solo musical, sino profundamente artístico-social-cultural que traspasó fronteras, ubicando a la música y a los músicos venezolanos en la cima mundial no solo del nuestro presente sino para el más promisorio de los futuros…toda Venezuela se llena de orgullo en el nombre de uno de sus brillantes hijos de todos los tiempos, el maestro Abreu”.

Saglimbeni recalcó que el trujillano ubicó a Venezuela en el mapa mundial de la música y ratificó lo expresado por la batuta de la Filarmónica de Berlín, Sir Simon Rattle, el futuro de la música está en Venezuela, y eso es gracias a Abreu. Un año después de que Saglimbeni conoció a Abreu, el fundador del Sistema asistió al concierto inaugural del primer núcleo en Falcón, en la ciudad de Coro, que fue promovido por el maestro José Maiolino Conte, quien lo recuerda como un gran músico, un trabajador incansable, con dotes naturales para apreciar y potenciar el talento de los jóvenes, que le tendía la mano a todo el mundo. “Fue un santo en vida”, asentó.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Para la directora coral María Guinand, al maestro hay que recordarlo como un hombre lleno de generosidad, compasión, amor por la vida, la juventud y los niños, que con su obra y su legado en la música trató de crear un espacio múltiple, plural, de excelencia y belleza para la juventud y la infancia.

Para mí, el maestro es un titán, un irrepetible en su condición humana, en su calidad como ser humano, en su inteligencia y en su capacidad de soñar y hacer realidad un proyecto extraordinario como el Sistema. Me siento afortunada de haber sido testigo de su obra”, declaró.

La maestra Guinand, que estará este domingo 25 de marzo en la Capilla Ardiente donde serán velados los restos de José Antonio Abreu, anunció que el concierto que ofrecerá la Fundación Schola Cantorum el próximo 28 de abril, en la Sala Fedora Alemán, estará dedicado al fundador del Sistema.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada
William Molina Cestari, Concertista, camerista, pedagogo y violoncellista principal de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.
José Antonio Abreu, un gran ser humano que contribuyó no solo en Venezuela a incentivar la música y la cultura sino un ejemplo para el mundo. Lo considero mi segundo padre, además de ser mi padrino de confirmación y bautizo, era el padre de todos nosotros los que formamos parte de el sistema. Seguiremos Tocando y Luchando, estará siempre en nuestras mentes y en nuestros corazones.
Él ha sido uno de los pocos seres humanos artífices de la multiplicación musical, no solo por las orquestas, sino por el estímulo a muchos solistas y directores, un gran humanista, maestro de maestros . Una pérdida para la humanidad y para la historia contemporánea de Venezuela.
Yo tuve el privilegio y el honor de compartir muy de cerca con él. Un hombre que trascendió fronteras en todos los aspectos, porque no solamente enseñó, nos abrió los ojos para que confiáramos en su proyecto. Era un visionario del futuro.
Existe un antes y un después, luego del nombre de José Antonio Abreu. 
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Mario Benzecry, director de orquesta “Comparto el profundo dolor por la muerte de mi muy querido amigo, el maestro José Antonio Abreu, inspirador y motor de los movimientos de orquestas y coros juveniles e infantiles. Por pedido suyo creé hace 25 años la Orquesta que hoy es la Sinfónica Juvenil Nacional José de San Martín, contando desde entonces con su apoyo permanente”, lamentó el director argentino Mario Benzecry. Con la muerte de esta personalidad nacida hace 79 años, “se va una figura señera en la historia de la música por su aporte a la creación de instrumentistas del más alto nivel, orquestas con proyección mundial, nuevos públicos, una acción social que elevó los horizontes sociales y artísticos de millones de jóvenes y niños. Él se inmortalizó con el legado que nos dejó y del cual debemos sentirnos cada día más responsables para que su obra siga perdurando”, remató el director titular de la Sinfónica Juvenil Nacional José de San Martín, desde Buenos Aires.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Pedro Eustache, flautista Día triste … El maestro Dr. José Antonio Abreu falleció hoy en Caracas, Venezuela. Soy un producto eternamente agradecido de «El Sistema» … ¡hizo lo que sería imposible en un país de «primer» orden, en un país en «vías de desarrollo»! … Tuve el placer de honrarlo personalmente diciéndole: «José Antonio, alguien como tú no nace cada 10, 25, 50 o 100 años … ¡SOLO NACE UNA VEZ EN LA HISTORIA! Y tuvimos el privilegio de presenciar tu genio personalmente! «… Nuestras más sinceras condolencias a su familia inmediata: Betty, Ana Cecilia, Frank, ¡les amamos! ¡Estamos con ustedes en espíritu! ¡¡Dios los bendiga a todos!!

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

El destacado contrabajista Edicson Ruiz sostiene que su madre le dio la vida y le dio una guía de cómo enfrentar la vida. Luego, llegó a las manos del profesor Félix Petit, quien le enseño a ser un mejor ser humano y a tocar el contrabajo, “pero fue el maestro Abreu el que labró el camino para que todo este milagro inimaginable pudiese ocurrir en el centro de una sociedad plagada por la miseria humana”. El creador del Sistema “fue el que me llevó de la mano por este sendero de belleza espiritual y artística, llevándome a la velocidad de la luz por todos los aprendizajes necesarios para volar como un halcón… él veía en la gente cosas que ni la gente sabía que poseía, y les hablaba de todo lo que podían llegar a convertirse”.

El Sistema de Orquestas y Coros creado por Abreu es un programa artístico y social que transforma a las personas. Edicson Ruiz explica esto desde su experiencia: “Mientras millones de personas se levantan día a día preocupados por ser ricos, ser más famosos, por robar, engañar o traicionar a su prójimo. Yo me levanto preguntándome cómo hacer que el desplazamiento entre dos notas sea más perfecto, como mejorar mi afinación, como tocar un pasaje difícil, que digitación expresa mejor la intención del compositor, se trata de uno de esos milagros que en las ciento y pico de vidas que dicen los budistas que uno regresa a este plano nunca te pasarían jamás… ese milagro me tocó a mí, ser parte del sueño de un visionario como ninguno”.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Jesús Alfonzo, violinista, Miembro fundador de El Sistema de Orquesta. Autor del libro Soggetto Cavato Mi gran amigo Edgar Saume me dijo una vez “que si algo de imperfección tenía José Antonio era no ser eterno físicamente”. Los que creímos, vivimos e hicimos posible crear junto a él  “El Sistema”, nunca quisimos imaginar que este día de hoy llegara a nuestras vidas. Quienes consideramos ser su amigo, o compañero, su alumno o también hijo, estamos o deberíamos estar sintiendo momentos de profunda reflexión ante la partida de un hombre que siempre enseño a todos sus amigos, compañeros, alumnos e hijos todo lo que sabía, creía y que había que hacer en la formación de hombres y mujeres de bien para país que tanto amo. José Antonio nos dio tanto; todo tal vez -inclusive su tiempo y su vida- para que conquistáramos sueños individuales y colectivos, para que buscáramos, consiguiéramos y alcanzáramos las más elevadas metas en un mundo de superación constante. Fue un misionero al servicio de los jóvenes del mundo y convirtió en un oficio la predica por el progreso, la evolución y el perfeccionamiento del ser humano a través de la música y del arte.

Yo describí muchas veces a José Antonio en mi libro Soggetto Cavato y hago una cita de una de mis descripciones: “Si algo nos demostraba José Antonio en cada una de sus palabras, acciones y principios era convicción y fe, coraje, unión, fuerza, dignidad, respeto, constancia, amor, devoción y lealtad al país y a lo que se estaba haciendo por alcanzar nuestras metas personales y las del proceso que todos hacíamos conjuntamente.” Esa demostración fue una enseñanza de principios, de forma de vivir y de convivencia que debemos difundir como el mejor de los legados de su vida, y que lo hará entonces ser y para siempre ETERNO. Descansa José Antonio. “Tus Queridos”

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Andrés Briceño, percusionistadirector de la Simón Bolívar Big Band Jazz

«Con palabras sería muy difícil expresar tanta tristeza, hay que componer una obra musical sin fin para poder decir todo lo que sienten miles de personas, jóvenes y niños, ¡Se fue el maestro!. Pero dejó su gran legado,una insuperable historia que quedara sembrada en el corazón de todos, hoy un coro y una gran Orquesta lo recibe en la eternidad, que Dios personalmente le da la bienvenida. Gracias querido Maestro
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Germán Marcano, violoncellista

No creo que haya músico venezolano que no haya sido parte directa o indirecta de esa gran institución como lo es El Sistema de Orquestas de Venezuela. José Antonio Abreu sembró la música en el alma de los venezolanos, en el corazón de cada ciudad de nuestro país y en la memoria de todos los que tuvieron el chance de escucharnos tocar dentro y fuera de nuestras fronteras. Gracias al sistema de orquestas muchos tuvimos la oportunidad de desarrollar nuestra carrera, compartir el escenario con los grandes maestros de nuestro tiempo, transmitir nuestros conocimientos y experiencias a las nuevas generaciones, conocer a nuestros compañeros de vida y convertirnos en seres humanos dignos y preparados para ejercer nuestra profesion en cualquier lugar que estemos. Muchas gracias José Antonio, por todo lo que hiciste por tu país, por la música y por nosotros.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Jhoanna Sierralta, violista Orquesta Sinfónica Simón Bolívar / Fundación Música Maestro Madrid

Desde niña he escuchado decir que el maestro Abreu siempre se sacrificó por El Sistema. La vida me dio el regalo de tenerlo siempre cerca y pude ser testigo de que su labor nunca fue un sacrificio para él. Los seres humanos tenemos como objetivo de vida hallar la felicidad, y la felicidad del Maestro era hacer feliz a todos los niños venezolanos brindándoles la oportunidad de tener una vida más digna a través de la música. Él no buscaba solucionar nuestros problemas, él fue un hacedor de oportunidades para que nosotros tuviésemos la capacidad de solucionarlos. Él nos dió alas y nosotros volamos pero nunca nos perdía de vista, ese es un verdadero Maestro. Él no dio su vida por un proyecto, la dió por su país, por Latinoamérica, por el mundo entero, y la mejor muestra de ello es que su obra está siendo replicada en muchos países como solución a la pobreza espiritual de niños y jóvenes en situación de riesgo. Mi mejor homenaje para él es ser ciudadana ejemplar y trabajar todos los días para que la música sea reconocida en el mundo como elemento fundamental de una buena sociedad
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Peyber Medina, violinista, arreglista y compositor

No importa donde estemos, lo que importa es de donde somos y lo que aprendimos llevando el legado de «El Maestro» Abreu donde nuestros pasos nos guíen. No ha faltado una sola persona que tenga que ver con la música cuya vida no haya sido tocada por El Maestro, directa o indirectamente. Tuve el privilegio de conversar varias veces con él, gigante de la música y no había una sola vez que esperando a que sonara el timbre de su oficina en «la sede de Parque Central», sentado en la sala de espera, aguardando por una cita programada (no importa cuan ocupado estuviese, siempre encontraba el tiempo para atenderte), entre una mezcla de nervios y emoción, ibas y le exponías tus ideas (o incluso anhelos) o incluso problemas y, El Maestro en cada ocasión te escuchaba y si las posibilidades estaban a tu favor, el apoyo era seguro. No había problema sin solución, El Maestro siempre encontraba la respuesta! Y sin excepción, cada vez que lo visitabas, la energía, aprendizaje y entusiasmo con la que salías de su oficina, no tenía comparación. Maestro, tu visión fue única, esperemos poder ser dignos de continuar con tu legado. Vuela alto, que Dios te tenga en su santa gloria, ahora dirigiendo los Coros y Orquestas de El Sistema Celestial. Dios te bendiga eternamente por todo lo que nos enseñaste. Peyber Medina.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Diego Naser, director titular de la Orquesta Sinfónica del Sodre (Ossodre) Es inconmensurable la fuerza y la voluntad con la que algunos hombres y mujeres transforman al mundo, son ejemplo de vocación y dedicación empecinada que acaban por convencer y crear, austeros viven sus logros a través del de los otros, y encienden en cada ser que tocan, la pasión y el entusiasmo por algo sagrado. La música nunca había sido tan transformadora e importante para tantas vidas, de tan vital importancia a la hora de forjar nuevos destinos y cambiar realidades, en cada niño y cada adulto tocado por esta magia, vivirá un poquito de este increíble ser que es el Mtro. Jose Antonio Abreu.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Sergio Rosales, director de la Banda Sinfónica Simón Bolívar

Una conversación en la sala Simón Bolívar, en un receso de la (entonces) Sinfónica Juvenil de Caracas, le pregunté ¿cómo hacía para levantarse cada día a trabajar? ¿Cuál era su impulso? ¿De donde sacaba fuerza? Y me contestó: la necesidad. La necesidad es una de las fuerzas más poderosas y yo me planteé el sistema como un necesidad.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Andrés Rivas, violinista y Director de orquesta venezolano

Solo puedo pedirle a Dios que esa maravillosa idea que tuvo el maestro, llamada «Sistema de Orquestas» continúe rompiendo fronteras y uniendo a más países como siempre él lo quiso. Que cada músico hoy más que nunca represente a nuestro país, nuestra bandera, nuestro escudo y a nuestro Sistema el corazón en la mano. Hoy en día todos somos JOSÉ ANTONIO ABREU y por compromiso propio tenemos que llegar más allá, para que junto a Dios nos vea y celebre el avance de su proyecto, que más niños se unen a nuestro lema “tocar y luchar”.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Andrés Eloy Medina, oboísta de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar

Que difícil es plasmar en palabras lo que significó el maestro para mí. Desde aquellos momentos en donde conversaba con mi padre para conseguirme un oboe y tocar en esa orquesta donde estaban mis compañeros, amigos, hermanos, todos allí tocando bajo su batuta la música más extraordinaria que jamás había escuchado, imaginando todo ese proyecto increíble y fantástico por el que siempre trabajó sin descanso hasta realizarlo. Convencido siempre de la capacidad de la juventud venezolana de alcanzar metas tan ambiciosas como las mismas de Bolívar. Esa asombrosa capacidad de conciencia y claridad de todo su proyecto en su magnitud y al mismo tiempo en las cosas más pequeñas y particulares. Esa apertura tan increíble de poder hablar de las cosas más trascendentales hasta de las cosas más banales como un verdadero amigo y al mismo tiempo como un gran maestro. Esa disponibilidad inmediata que siempre tuvo: no hubo nunca una llamada que no fuese respondida o un requerimiento que no fuese atendido, nunca.

También dejo en estás líneas mi eterno agradecimiento a Dios por darme la oportunidad de haberlo conocido, de haber podido aprender de usted maestro. De haber logrado conectar dentro de mí ese cable que a veces ni yo mismo, sin su voz de confianza lograba entender que podíamos llegar a realizar. Para siempre inmerso en ese ideal de país que nos enseñó maestro. Seguiremos sembrando esa semilla que hemos sembrado y que no parará de dar su maravillosos frutos por el mundo. Gracias infinitas maestro y que Dios lo tenga en la Gloria.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Alejandro Ramírez, violinista y Expresidente de la OSV De mis primeros encuentros con José Antonio, viene a la memoria aquel momento en el cual se apareció durante un ensayo que realizábamos en la primerísima y única orquesta estudiantil de cámara que funcionaba en Caracas. Durante el descanso dos violinistas intentaban ensayar un doble concierto para violín de Vivaldi. Apenas lo vieron llegar le pidieron que se sentara al piano y les acompañara. Con natural sencillez se incorporó y preguntó: «¿Y la parte de piano?». «No tenemos», le contestan. «¿No puedes improvisar algunos acordes?» «Está bien», dice él. Y para sorpresa de todos José Antonio improvisó un estupendo acompañamiento leyendo a primera vista ambas partes para violín. Esa era solo una pequeña muestra del genio musical que profesaba aquel hombre de gruesos espejuelos y de amable sonrisa. Con los años cultivamos una estrecha amistad y fuí el primer concertino de sus intentonas orquestales. Me retiré de sus iniciales experimentos para buscar nuevos horizontes musicales. Ni remotamente pensaba yo que aquel Quijote de la música seguiría con su sueño y su empeño para demostrarle al mundo el producto y resultado de su incansable labor. Digno ejemplo de la perseverancia y de su extraordinario talento en la utilización del recurso humano para crear un universo musical inédito en el mundo. Honor a su memoria y mi agradecimiento a la Providencia por haber podido contar con su amistad y aprecio.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Domingo García, violinista y Expresidente de la OSV

Un gran amigo, gran maestro y gran venezolano. Lo conocí desde mis comienzos en los estudios de música y fue una de las personas que marcó mi trayectoria como violinista venezolano, porque su concepto de la música y su habilidad para entenderla era fuera de lo común. Siempre tuvo en la mente lo que hoy en día conocemos como el Sistema, ya lo había visualizado años antes, cuando promovía y lideraba junto a nosotros lo que en ese entonces era la Orquesta Estudiantil UCV.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Eduardo Marturet, director titular de la MISO y compositor venezolano

“La fórmula del maestro Abreu era paradigmática, mas no milagrosa. Su ecuación estaba basada en la constancia, en la disciplina y en el trabajo del ser humano que, desde muy temprana edad, entendía y aceptaba el sacrificio que implica acceder a los más elevados valores espirituales”
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Domingo García Hindoyan, director de orquesta venezolano

Profundamente entristecido por el fallecimiento del maestro. Fue el primer director que vi sobre un podio en mi infancia, amigo de mi padre desde su adolescencia, uno de los hombres más influyentes de Venezuela sin duda alguna en el último siglo, hacedor de país, sembrador de futuro. Siempre tenía la palabra correcta para aconsejarnos guiarnos y motivarnos a todos. Se sabía el nombre de miles de jóvenes y niños y nos trataba  como a un tesoro, a sabiendas que allí estaba el futuro de Venezuela.
Ha soñado, ideado y creado la obras más importantes para el país, cambiando la vida de miles de familias a través del acceso al arte más sublime. El mejor tributo que se le puede rendir al maestro, es luchando, soñando, tocando y haciendo música con mística para cuidar y proteger el legado que tanto enorgullece y enaltece al talento venezolano.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Eric Chacón, flautista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar

Desde niño pensé que el maestro sería eterno. Yo lo conocí en persona en el año 1996, en el Poliedro de Caracas, justo antes de que llegara el papa Juan Pablo II a Venezuela, tendría 11 años. Recuerdo que mi familia no había llegado a buscarme al lugar del ensayo, era tarde ya de noche y el maestro me llevó hasta mi casa, hablamos de música, a pesar de mi poco conocimiento en ese momento. Luego de esos días de compartir con esta gigante orquesta decidí que quería ser músico, el maestro siempre me apoyó al igual que a todos los niños y chamos. Gracias a esta labor yo puedo decir que me convertí en un hombre de bien, de verdad no sé qué sería de mí en este momento si la obra del maestro no hubiese existido. Aunque la tristeza me embarga y me duele de sobre manera no poder estar en Venezuela para darle un último adiós, en mi mente y en la mente de los integrantes del sistema están los recuerdos más importantes profesionales y personales. Que no muera su legado es lo que pedimos. ¡Vuela alto maestro! ¡Gracias por tanto!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Carlos Izcaray, director titular de Alabama Symphony Orchestra y American Youth Symphony en Los Ángeles

Sin duda alguna José Antonio Abreu transformó el panorama cultural en Venezuela. Su influencia será sentida por varias generaciones. Figura histórica.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Miguel Ángel Sánchez, trombón principal de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar,  Academia Latinoamericana de Trombón

Desde mi inicio con la música en el núcleo Juan José Landaeta, en la ciudad de Guanare, era de orgullo saber que el Maestro José Antonio Abreu iba a visitarnos en cualquier momento. Esto siempre nos decía nuestro director Henrry Zambrano no sabíamos si por una medida de presión para que estudiaramos o porque realmente el llegaría en cualquier momento: creo esto lo sentíamos todos en cualquier rincón de Venezuela. La primera vez que conocía al maestro tenía 12 años y lo primero que dijo fue ¡Mi queridoooo!, frase que siempre usaba de diferentes maneras (asombro, cuestionando, o culpando) pero sin duda, el que el maestro pudiera decirte unas palabras o aplaudirte en un concierto era muy significativo para cada uno de nosotros. Mi relación con el maestro nunca fue tan estrecha como con otros integrantes. Pero si valoré cada uno de sus pasos hecho en pro del desarrollo cultural, social, humano y estructural. Aunque se llegaba a tener diferencias con él, siempre terminaba convenciéndote del camino artístico. Se que hoy muchos se transportan a su momento más importante con él. Pero sin duda hoy en la situación en la que muchos nos encontramos fuera del país, está noticia lamentable nos une y nos hace saber lo mucho que fue y seguirá siendo el sistema para todos, creo que lo mejor que queda en el país, y tememos que se extinga por su partida. Él era quien tenía el tacto de lidiar con los políticos. No temo a la muerte y valoro la vida, lo que en cada momento nos marca. Sin duda, la música, el Sistema y el maestro José Antonio Abreu ha marcado a millones de personas para bien.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Teresa Hernández, directora de orquesta

Mi maestro amado, José Antonio Abreu tus enseñanzas han sido parte esencial de mi vida, día tras día durante cuatro décadas. ¡Que honor, que privilegio!. Que afortunada y agradecida me siento por compartir tu maravilloso sueño… Tocar, Cantar y Luchar… Ese sueño que cambió mi vida y la de tantos… maestro mío que tu brillante luz y tu amor infinito nos continúe guiando, dirigiendo y bendiciendo!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Gaspar Colón, barítono

Ha fallecido un verdadero gigante. Un grandísimo ser humano. Que en paz descanse el maestro José Antonio Abreu. Gracias por tanto. Cuanto lo siento, que tristeza tan grande!!!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Pedro González, trompetista y Presidente de la Sociedad Orquesta Sinfónica de Venezuela

Tras el fallecimiento del maestro José Antonio Abreu nos queda observar el camino andado por cada uno de los que en algún momento de nuestro desarrollo musical contamos con su apoyo, quien nos invitaba a esforzarnos al máximo «Tocar y Luchar» era la consigna para lograr el desarrollo musical artístico personal, para luego ponerlo a la orden del desarrollo orquestal que él guiaba personalmente. Quizás en ese momento no percibíamos lo que sin duda, debemos reconocer y agradecer, que gran parte de nuestras carreras musicales se la debemos a este gran maestro.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

EnLuis Manuel Montes, director de orquesta venezolano

Venezuela tuvo, tiene y tendrá el privilegio de saberse madre de una de las personas que hizo éste mundo más humano, la madre de José Antonio Abreu. El maestro fue un hacedor de sueños para muchos, incluyendo a un servidor, se dedicó en cuerpo y alma a labrar un camino social y artístico para casi 1 millón de niños a escala nacional, quienes le agradecen eternamente tan loable labor, tocando, cantando y luchando cada día en sus hogares, en sus núcleos, en sus escuelas y en el mundo. La sociedad moderna tuvo el privilegio de vivir a una de las mentes más brillantes nacidas en el siglo XX y con la bendición de que dedicó ese intelecto al mundo de la música, al mundo del arte, al mundo educacional. El maestro siempre dijo que para el descanso, el descanso eterno. Ha llegado tu descanso, tu guardia en la humanidad ha llegado a su fin, pero la nuestra, la de más de 1 millón de almas que te admiran, te aman y te siguen apenas comienza, tu legado trascenderá generaciones, tu fuerza y tu fe nos llena de convicción a seguir en éste mundo social, en éste mundo artístico, en ésta sinfonía eterna. Descansa en paz maestro Abreu.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Igor Lara, violinista, Sinfónica Simón Bolivar de Venezuela

Su partida nos deja un enorme vacío físico, pero sus enseñanzas, siempre eternas y presentes en todos los que “somos El Sistema”, perdurarán, y las transmitiremos y se transmitirán por generaciones, haciendo que su legado de bien se mantenga y expanda en todos los ámbitos posibles ¡gracias por darme una vida de “vida” y no de sobrevivencia! ¡Tocar, cantar y luchar!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Borgan Ascanio, director de la Sinfónica Juvenil Evencio Castellanos

Hombre visionario con una capacidad intelectual por encima del promedio, para él lo más importante era el trabajo en conjunto pero siempre buscaba el tiempo necesario para atender a cada persona, porque cada problema de sus hijos era importante para él y siempre de alguna manera ayudaba a resolverlo. Su fe fortalecía al incrédulo, hombre sumamente católico, no había problema al que no le tuviera una solución, bien sea de hecho o de palabra, nos inculcó el trabajo como medio para lograr todas las metas, para un miembro del Sistema no hay nada imposible, por eso verás que a cualquier orquesta le gustan los retos por difíciles que parezcan. Un hombre que nos hizo ver y creer en nuestras potencialidades, por eso el Sistema ha llegado hasta los niveles que se conocen hoy día, el maestro Abreu fue un hombre incansable y lleno de vigor con una clara misión de vida, misión que le permitió unir pueblos a travez de la música, fue un genio único en el mundo, Dios lo tenga en su Santa gloria
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Ariel Britos, director del Sistema Uruguay

Querido Maestro, te aferraste a la vida para seguir guiándonos en esta terrenal batalla. Siempre recordaré tus palabras: “La carrera es contra el tiempo, para descanso, el descanso eterno”, casi me lo creo, pero una vez más te adelantaste, ahora comprendo, llegaste a tu lugar – el cielo.
Me cuesta aceptarlo, pero seguro estoy de que será tu luz, la que nos ilumine y nos guíe durante todo el recorrido en este hermoso camino que nos has enseñado.
Hasta dentro de 3 compases, mi eterno y querido maestro José Antonio Abreu.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Leonardo Deán, fagotista, director y gerente del Sistema

Lamento profundamente la muerte de nuestro querido y amado José Antonio. Agradecido estaré extremadamente por siempre por sus consejos, enseñanzas, regaños y sobre todo por brindarnos la posibilidad de hacer de cada uno de nosotros, de cada niño o jóven venezolano, mejores personas y profesionales a través de la música. Siempre comentábamos cómo y cuándo sería el día de su muerte, estaba muy enfermo pero siempre lúcido y orgulloso de su «Sistema». Hoy día puedo decir que este ser, este hombre genio jamás morirá, jamás dejará de existir… su legado será eterno. Ahora más que nunca los valores aprendidos junto a él y el Sistema debemos ponerlos en práctica sobre todo por la infancia y la juventud de Venezuela, Latinoamérica y del mundo entero. José Antonio y el mundo nos necesita, somos embajadores de su legado y de su filosofía. El cielo es pequeño para un hombre tan grande, allá estará reunido con los grandes clásicos y desde allí seguirá impartiendo sus enseñanzas por siempre.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
El día en el que Ángel Bravo alumno del programa hospitalario partió, el maestro José Antonio Abreu fue al cementerio y dijo «él me va a recibir en el cielo»
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Gerald «Chipi» Chacón, trompetista Orquesta Sinfónica Simón Bolívar ¡Que tristeza tan grande embarga mi corazón en este momento! llegan a mi mente tantos recuerdos que marcaron mi vida, música, imágenes, logros, derrotas, consejos con los cuales he podido llevar mi vida a cabo… siempre evité pensar en este momento, por que me daba miedo el solo hecho de pensar que no estuvieses… Cuando eres niño nunca quieres que tú súper héroe se vaya y más si es tu amigo… Si no hubiese sido por ese viejito que escuchó a aquel niño gordito de 10 años que tocaba la trompeta que vivía en Coche y era del núcleo la Rinconada, qué diferente sería mi historia… fuiste el mayor gestor cultural que ha tenido venezuela… Y para mi serás inmortal, mi maestro, mi amigo y mi padre… Siempre tuviste un trato único y especial conmigo, me bautizaste “El Titán” … Lo que más te agradeceré toda mi vida: es que me enseñaste a creer en mi y a luchar por mis sueños con esfuerzo y dedicación… ¡Que mal me siento, no lloraba así desde que falleció mi madre! ¡Vuela alto mi Viejo maestro José Antonio Abreu!

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Freddy Adrián, contrabajista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar

Sin dunda alguna lograste y cumpliste lo que prometiste, yo fui testigo en carne propia hasta donde llegó y seguirá llegando toda tu idea visionaria y trascendental…Tu frase siempre la aplico en mi vida diaria, «PARA EL DESCANSO EL DESCANSO ETERNO» …ahora tu lucha será desde otro espacio…GRACIAS VIEJO !!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Tomás Medina, trompetista principal de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar

Siempre fuiste un ángel de luz para todos nosotros aquí en esta vida terrenal, la nobleza de tu espíritu parecía algo común, pero con  el pasar de los años, todos nos dimos cuenta  que  tu incansable dedicación y lucha por el enriquecimiento artístico e intelectual de cada uno de nosotros fue tu principal razón de ser. Toda tu obra fue a el más alto nivel sin escatimar absolutamente nada. Estoy profundamente agradecido y lleno de mucho valor para seguir adelante como un guerrero; desde la humildad. Cada día te tendré presente en mi vida, gracias por confiar y creer en mi, siempre estarás presente en cada nota que toque.
Hoy suenan las trompetas en el cielo por tu llegada, hiciste la obra que Dios te encomendó.
¡Bravissimo Maestro José Antonio Abreu!
¡Por siempre en mí corazón vivirás!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Angélica Olivo, violinista del Sistema Nacional de Orquesta actualmente en la Filarmónica de Jalisco

Mi más profundo y sentido pésame a todos mis hermanos venezolanos y su familia maestro querido. Fue y seguirá siendo nuestro padre musical… Dios lo recibe con el coro celestial y la orquesta de ángeles! Su vida es ejemplo para la historia y para la humanidad, dejó un antes y un después… seguiremos con su ejemplo cantando y tocando por nuestros niños, por un mundo mejor y por elevar el alma a través de la música con su infinito amor, dedicación y bondad… GRACIAS! Lo quiero por siempre.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Marlon Francomúsico, creador del Programa Hospitalario del Sistema y de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, Programa Aulas Hospitalarias OFB. Bogotá, Colombia.

Una de las cosas que recuerdo estando pequeño, fue mis inicios en el núcleo San Agustín, para esa época era junto con el núcleo de La Rinconada, el segundo núcleo que se había creado en Caracas. Tendría unos 12 años y hubo una visita a nuestro núcleo donde a la persona la percibíamos como importante, pero no entendíamos por nuestra ingenuidad ¿Quién era? Podrán imaginarse la magnitud de este señor. Hoy con la noticia llegaron muchos recuerdos y fue como ver dentro de mi ¿qué parte de lo que soy y lo que he logrado hacer en la vida ha sido gracias a esa persona visionaria y con un corazón enorme? José Antonio Abreu creyó desde un principio en algunos proyectos que no se sabía si iban a llegar a algo o lo descartaban desde el inicio. Pero sí creyó que iba a llegar a trascender en grande en el país y a muchos lugares. Una de las cosas que marcó mi vida fue cuando comencé el programa hospitalario. Recuerdo haber mandado a las pocas semanas de haber iniciado el proyecto en el hospital, un video que le deje en su oficina, de unas pequeñas tomas y testimonios de lo que se estaba empezando a hacer en los hospitales. Solamente con algunos cuatros que tenía para empezar. Pensé que quizá con la ocupado que es el maestro en algún momento una semana o meses lo vería o quizá tendría ese momento, pero para mi sorpresa, al día siguiente recibo una llamada donde el maestro me estaba citando para conversar acerca del material que le dejé.

Eso me asombró mucho porque al llegar a su despacho con mucha inquietud me preguntó ¿de dónde había salido esa idea? y yo le dije que había sido algo que tenía presente por la inquietud de saber si existía algo en hospitales para los niños, como un núcleo o un programa especial. De inmediato, él puso a su disposición todos los motores y todas las personas y maestros para apoyar esta iniciativa y eso fue determinante. El primer concierto que hicimos en el Hospital de Niños J.M. de Los Ríos, el aire acondicionado se había dañado, sin embargo, el maestro que tenía su chaqueta que siempre se colocaba muy abrigado, estuvo allí sentado casi hora y media con ese calor, viendo a los niños y viendo ese pequeño inicio. El haber sido testigo de su alegría, su emoción con los niños, con las madres, eso fue importantísimo e impactante para mí. A partir de allí, y recordando lo que fue y en lo que se ha convertido el programa y lo que se ha logrado en Venezuela, decidí continuar este programa en otros países. En Colombia se ha implementado exitosamente en más de cinco hospitales en Bogotá, así como en La Guajira. Pronto se seguirán presentando más oportunidades quizás en países como Italia y México. Hoy cuando me enteré de esta triste noticia, estaba en un ensayo con el violín en las manos y pensaba: “Que increíble como este instrumento me enseño tantas cosas y que detrás de él estaba mi maestro, que siempre se preocupó por dar la mejor calidad a la enseñanza. Estoy seguro que Dios lo ha recibido con sus brazos abiertos y un coro de ángeles llenándolo de música.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

José Ángel Salazar, violinista y director de Orquesta venezolano

Accesible. Con esta palabra despido al maestro José Antonio Abreu. El maestro siempre fue accesible, recibiendo a quienes no tenían quien los recibiera, escuchando atentamente al más joven así como al más experimentado, y creyendo en quienes no tenían quien creyera en ellos. Generoso. Fue tan generoso que también hizo accesibles sus ideas, conocimientos, filosofía y visión. La música culta, de muertos, académica, clásica, o como quiera que sea llamada por la gente, fue una de las herramientas con las que nos regaló a muchos jóvenes venezolanos una oportunidad, un camino, una carrera, una opción. El maestro fundó un modelo accesible, que se ha posicionado en el orgullo de los venezolanos, y que ha sido a su vez ventana abierta para el estudio y experimentación de nuevas teorías e ideas sobre la enseñanza, la música y el rescate social. A pesar de que el maestro no estará físicamente con nosotros, todos nosotros, hijos del sistema, “sus queridos”, hoy más que nunca sentimos el compromiso de hacer accesible este modelo, de multiplicarlo por mil, de adaptarlo, fortalecerlo y promoverlo. Descansa maestro, ahora nos toca a nosotros el trabajo por venir.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Gonzalo Hidalgo, fagotista y director de Orquesta venezolano

¡Maestro Abreu! ¡Un gigante! Gracias infinitas por darnos la oportunidad de la música, del arte, del estudio, de la excelencia. Cambiaste y seguirás cambiando la vida de generaciones enteras con tu maravillosa visión del arte. Hoy estás con Mozart, Beethoven, Bach y Tchaikovsky, los cuatro aplaudiéndote de pie.
¡Gracias mi más querido maestro!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Álvaro Carrillocontrabajista y coordinador general en Nueva Filarmonía, maestro en Música en UniMúsica y maestro en Música (contrabajo) en Tocar y Luchar Colombia.

Mi viejo ahora si tendrás el “descanso eterno” del cual tanto nos hablaste. ¡Que rabia no poder estar en Venezuela con todo mi Sistema! Te amo mucho, tantas cosas que decir pero con este nudo en mi garganta solo en este momento te puedo dar gracias por todo #Elsistemaestadeluto#elmundoestadeluto
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Marlon Florez, violonchelista Con el corazón roto, despedimos a quien no solo fue una gran persona y fundador de El Sistema en mi país natal, Venezuela, sino al que también fue y seguirá siendo el padre de todos nosotros los que hacemos parte del Sistema. ¡Profundamente agradecido por todas sus enseñanzas! ¡Y no quedan palabras para agradecerle! ¡Nunca le olvidaremos maestro José Antonio Abreu!

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Ramón Moncadadirector de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar del Táchira Dios te tenga en su gloria maestro Abreu. Estaré eternamente agradecido por tus enseñanzas y por la labor que nos mostraste y que dignamente llevaremos como músicos de transformar al ser. “Para el descanso, el descanso eterno”.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Karim Somazaclarinetista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar El maestro Abreu, fue un luchador incansable, con una voluntad y energía única que siempre admiré y la cual he tomado como inspiración en mi vida. Los que tuvimos la dicha de trabajar cerca de él en cada ensayo, instantáneamente nos contagiaba con su entusiasmo, ímpetu y su búsqueda incansable por la calidad y excelencia. Solo me queda decir gracias, gracias por haber creído en todos nosotros, en Venezuela, por haber luchado hasta lograr formar una orquesta en cada rincón y que se haya hecho réplica de esto en todo el mundo. Cuando esté cansado o agobiado para seguir, siempre recordaré y todos recordaremos tu célebre frase: “Mi querido, para el descanso el descanso eterno” ¡Vamos adelante!

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Jonas Yajuremúsico, cantante y director coral. Exintegrante de la Coral Nacional Simón Bolívar

No tengo palabras para expresar la tristeza que hoy me embarga. Maestro Abreu, nunca serán suficientes las palabras de agradecimiento por todo lo que hiciste por nosotros y por esa herencia eterna que nos has dejado. Que las puertas del cielo se abran de par en par y que los coros y las orquestas celestiales te reciban con hermosas melodías! Ahora eres eterno maestro, eterno en cada aula, en cada nota que hacemos, en cada niño que hace vida en ese sistema que creaste para nosotros… ¡Mil gracias maestro, vuela alto!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Andrés Gonzáles, trompetista y director de orquesta venezolano
“Para el descanso, está el descanso eterno”. José Antonio Abreu. Hoy te toca a ti mi querido maestro descansar. Reposa en nuestros hombros la responsabilidad de seguir tu proyecto y esparcirlo por el mundo. Te agradeceré siempre por tus palabras y enseñanzas de vida. No me cabe la menor duda que en este momento hay un ángel más en el cielo. #leydevida#maestroabreu
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Carlos Daniel Guevara, percusionista
Bueno, le tengo que decir simplemente gracias, por apoyarme en momentos sumamente dificiles de mi vida, creer en mi y alentarme a seguir adelante, siempre creyó en mi, a él le debo parte de lo que soy hoy como musico, sencillamente es nuestro padre musical, nos enseñó a Tocar y Luchar!!!!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

John François, oboísta, Sinfónica Juvenil de Caracas, Conservatorio Superior de Lyon y Conservatorio de Música Simón Bolívar

“No podemos despedirlo con una marcha fúnebre, asi estoy seguro que el no lo hubiese querido, tenemos que despedirlo con la mayor de las marchas solemnes, música que le representa en esencia y energía, esa energía inagotable que nos transmitió hasta hacerla nuestra, con la cual ayudó a crear vínculos entre todos los que estuvimos bajo tu tutela durante todos estos años, y que ahora, somos un legado que perdurará durante mucho tiempo. Legado que debe ser protegido, enriquecido y alimentado. Aun no es tiempo de descansar, porque “esto apenas está en pañales”.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Juliana Pérez, flautista

Maestro Abreu, tremendo día eligió para partir, siendo usted tan católico. Hoy, el día del Recibimiento, el primer día de La Pasión. Que Dios lo tenga en su Santa Gloria. Descanse en Paz. Por aquí, aún quedan sus alumnos que haremos todo lo posible para que El Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela continúe con su labor dentro y fuera de nuestro país. Mi sentido pésame para sus familiares, amigos, alumnos, personal de El Sistema, y para todas aquellas personas que sienten su partida.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Luis Alberto Castro, cornista y director de la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador

Recuerdo este día como si fuera ayer… luego de haber vivido una de las más dramáticas experiencias de mi vida, mi secuestro, el maestro me cito a su oficina dos días después y no dudó ni un segundo en iluminarme con la idea de realizar un proyecto pedagógico para ayudar a niños y jóvenes miembros de El Sistema y para que dejara de pensar en lo que me había sucedido y volviera a la normalidad, emocionalmente hablando luego de esa terrible experiencia. Cuatro meses después me presenté en su oficina nuevamente con el borrador inicial de mi proyecto pedagógico y obviamente se lo dedique absolutamente a él, por haberme mostrado -como siempre- el camino. Así como este hubo muchos momentos en los cuales él siempre me acompañó y me guió para ser una mejor persona cada día… Así de grande fue el maestro… Hoy desde la distancia y con el alma desgarrada me entero de la partida de quien en vida fuera mi padre musical y a quien le debo todo lo que soy musicalmente hablando. Nuestro concierto de hoy, desde la distancia, fue por entero para ti como el más humilde homenaje que te puedo hacer… ¡Vuela alto padre! ¡Que Dios te tenga en la más alta Gloria!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Fabiola Gamarra, violinista

La única batalla que nadie puede ganar es contra la muerte, Sin embargo, él luchó y luchó, estoy segura que hasta el último de sus segundos, luego de regalarnos una familia, educación, valores y mucha inspiración y aspiración a ser mejores seres humanos a través de la música. Tiene su descanso bien merecido. Su esencia se multiplica en cada uno de nosotros y tenemos el deber de honrarle siguiendo su legado. Descanse eternamente maestro Abreu.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Claudio Muleushana Hernández, contrabajista Orquesta Sinfónica Simón Bolívar

Todo comenzó en 1975 con la creación de El Sistema, ¿Qué beneficios ha traído esta visionaria iniciativa para miles y miles de niños venezolanos? La música y su práctica colectiva a muy temprana edad, incluso antes del nacimiento de un bebé, le brinda la oportunidad al niño de ir formándose en una escala de valores espirituales y humanos de muy alta trascendencia, como por ejemplo, el esfuerzo compensado; porque desde el mismo momento en que el niño toma el instrumento abandona la creencia del “no puedo” para evidenciarse premiado con el aplauso y el reconocimiento de familiares, amigos y la comunidad; la constancia: la autovaloración y la autoestima, el trabajo en equipo y la solidaridad.

En la orquesta y los coros se pulen esos valores, actitudes y conductas positivas, fortaleciéndolos diariamente con el sano mérito y la fe en el “sí puedo; nada es imposible”. Allí mismo nacen individuos que se suman al colectivo, buenos ciudadanos para la sociedad y el mundo, espíritus ricos en belleza, seres defensores de la unión, ejemplos dignos para el país y para el mundo.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada

Carmen Borregales, primer Clarinete de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar

Hoy Venezuela llora la partida de uno de sus hijos más ilustres, irrepetibles e inimitables. José Antonio Abreu, el maestro, fue un venezolano único digno de toda admiración y respeto. Hoy lamentamos y lloramos su partida, pedimos a Dios para que de fuerzas a sus familiares; pero a la vez celebramos su existencia, aplaudimos su obra, agradecemos su legado. Gracias querido maestro por haber sido hijo de esta tierra. Gracias por haber hecho de tu país tierra fértil para sembrar y cosechar tu sueño. Gracias por tu lucha, gracias por tu ejemplo. Hoy el cielo te recibe de pie con un fuerte aplauso.
¡Bravo José Antonio! ¡Bravo! ¡Vuela alto! Dios te tenga en su Santa Gloria.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Fernando Martínez, flautista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar
Si algo nos une a casi todos los músicos venezolanos regados por el mundo, es reconocernos en la gran obra del maestro Abreu. Brillante economista y músico, construyó un sueño de la nada. Su último fin, sin duda, fue que todos tuviéramos oportunidades en nuestro país, nada más y nada menos que creando belleza para el espíritu. Muchas sociedades quisieran haber tenido emprendedores de la cultura como él. En esta hora oscura de nuestro país, estamos seguro que su legado será vital para recuperarnos de una manera efervescente. Un ejemplo de vida con noble propósito. Mil gracias, José Antonio.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Katherine Rivas Fuentes,  flautista de la Orquesta Filarmónica de Jalisco
Mi querido maestro José Antonio Abreu, doy gracias a Dios por darme el privilegio y la dicha de aprender directamente de usted, ese entusiasmo y entrega a la música, esa adrenalina que parecía nunca acabarse, tomar cada ensayo y estudio con tanto amor. Me enseñaste a dar más de 100% a la música, a buscar siempre el más alto nivel, me enseñaste que los sueños se cumplen con mucha determinación y disciplina, con fe y mucho estudio. Que los logros hacen que valga la pena el esfuerzo. Eres único y transformaste la vida de millones de personas. Siempre nos decías que “para el descanso, el descanso eterno” y hoy, llegó tu momento de descansar eternamente después de toda una vida entregada a este hermoso proyecto que es el Sistema, nuestro sistema. Yo por mi parte seguiré “tocando y luchando” tal como nos enseñaste. Siempre te llevaré en mi corazón y en cada nota musical que interprete con mi flauta.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Mariacelli Navarro, flautista de la Orquesta Filarmónica de Jalisco
Él nos dio en un país de tercer mundo, un arte de primer mundo. Los mejores teatros, los mejores directores, los mejores instrumentos, los mejores profesores. Una mente brillante, un ser humano excepcional. Estoy tan agradecida de haber coincidido con él en la vida. Toda mi admiración y respeto profundo ante la genialidad del maestro Abreu. Nos queda tatuado en el alma su frase: “Mis queridos”, sus zapaticos Reebok, sus palabras en último aniversario que celebramos en la Ríos Reyna. Y aunque el maestro no haya tenido hijos biológicos, créanme, no ha existido ser en el mundo con tantos hijos putativos como él.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Gorgias Sánchez, clarinetista Orquesta Filarmónica de Jalisco
En este momento lo único que alcanzo a decir es que el tiempo contará su historia y que las personalidades ejemplares no perecen, su esencia queda sembrada en cada uno de nosotros. En la enseñanza musical residen los principios de una sociedad: la responsabilidad, el trabajo en equipo, el sentido común, el gusto por la armonía y por el ritmo. Nos toca continuar.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Desirée Andreína Baloa González, fagotista 
El Maestro José Antonio Abreu fue un venezolano que siempre creyó en Venezuela y que lo dio todo, para brindarle un futuro a todos los niños y jóvenes músicos. Era un hombre incansable, luchador y visionario. Un ejemplo de que no existen los imposibles y que si luchas por lo que quieres, los sueños siempre se hacen realidad. Un ser con una inteligencia, y una elocuencia que nadie va a poder negar. Un alma imparable que no creía en las diferencias, ni en las limitaciones; sino que basaba su vida y su experiencia en el crecimiento, el aprendizaje y la excelencia. Para el Maestro, el «Sistema» no era sólo un proyecto, era su familia. Él era un padre para todos los jóvenes músicos que tuvimos la dicha de trabajar bajo su batuta.

Como Músico, que nací y crecí en el Sistema, siempre recordaré al Maestro como ese padre que siempre motivaba y exigía sus hijos a esforzarse y dar su máximo potencial para que no sólo fuéramos talentosos sino también exitosos. Él era esa persona que se sabia el nombre y la historia de cada músico, nos conocía, nos trataba con cercanía, dedicaba el tiempo necesario para escucharnos si alguno tenía algún problema y nos brindaba ayuda si estaba en sus manos hacer algo. Un hombre comprometido que, sin dejar de cumplir con sus obligaciones, apadrinó a la Orquesta Sinfónica Juvenil de Caracas (mi orquesta) y, por casi tres años, asistió a casi todos los ensayos nocturnos diciendo: «para el descanso, el descanso eterno mis queridos, a ensayar». Esas palabras eran mágicas y, como el Maestro, tenían mucha energía. Podías estar cansado, destruido, pero lo escuchabas y te cargaba de energía para tomar un «segundo aire» y decir: tiene razón maestro, a ensayar. Una persona apasionada que siempre pensaba en el arte, en la cultura y cómo todo eso nos llevaría a ser personas integrales y exitosas. Y cómo no estar orgullosos de lo que creamos juntos, si después de cada concierto nos reunía para decirnos «lo orgulloso que estaba de nosotros». Cómo no recordarlo con cariño, si fuimos testigos y lo tuvimos ahí, tan cerca, en la intimidad de la sala de ensayo, dónde había trabajo, exigencia pero también había mucha energía, risas y disfrute hacia la música. El maestro fue un alma que no sólo marco mi vida sino que también me regaló una familia inmensa, una cantidad inimaginable de hermanos, amigos y 3 momentos muy particulares que nunca voy a olvidar y que ahora quiero compartir. El primero fue hace varios años cuando pude ver al Maestro, ya con dificultades para caminar, se subió y bajó de todos los autobuses del coro y de la orquesta para disculparse por un retraso logístico que habíamos tenido antes de un concierto. Eso para mí, fue una muestra de Humildad y respeto. El segundo fue en Portugal, en una Gira con la orquesta. Nunca voy a olvidar el paseo que organizó para nosotros hacia el monumento de la Virgen de Fátima. Fue un momento sumamente especial en el que nos reunió para hablar con nosotros, narrarnos la leyenda y luego caminar juntos rezando por todos los músicos, por el Sistema y por el país. Eso, me enseño sobre el cariño y devoción. Y por último, la inauguración de las nuevas orquestas profesionales. Nunca voy a poder olvidar su discurso. Ese día se dirigió a todos nosotros para decirnos que estaba apenado por haberse tardado, que sabía que nos lo debía desde hacía mucho tiempo y que quería que éste fuera el inicio de nuestro camino a ser profesionales. “Mi mayor sueño ahora, es poder graduarlos. Y eso es lo que voy a hacer”. Eso es Ser Padre. Sólo me queda decirle queridísimo Maestro, que su legado será recordado siempre, y vivirá en el interor de cada músico que nació y se formó en el Sistema. Queda en nuestras manos, mantenerlo y transmitirlo a futuras generaciones.

El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Ana Paola Rincones, flautista
El agradecimiento profundo que siento por la opción de recorrer éste hermoso camino y haber confiado en cada uno de nosotros por más de 40 años es incalculable. La música sonará siempre gracias a su empeño de trabajo incesante, amor y fe. Son generaciones las que has sembrado y que hoy están esparcidas por el mundo llevando con orgullo el nombre de El Sistema, Tocando corazones y luchando por nuestros sueños tal y como siempre lo enseñaste. Llegó la hora de descansar aunque tal vez estés pensando en abrir un núcleo en el cielo ¡Gracias maestro Abreu por tu luz y por creer en cada persona, cada niño y adolescente que conforman el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y del mundo! Vuela alto maestro y brille en ti la luz perpetua.
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Lorena Rodríguez, percusionista
Lo único que puedo hacer en este momento, es darle gracias a Dios y a la vida por haberme dado la oportunidad de conocer al maestro José Antonio Abreu y su obra. Creo que nunca supo lo mucho que me ayudó a forjar mi proyecto de vida. Su constancia y dedicación siguen siendo un ejemplo a seguir a pesar de la distancia. Siempre estaré agradecida por su paciencia y su cariño. Fue una de las personas que me hizo ver que no hay límites para alcanzar los sueños. ¡Gracias por tanto maestro! ¡Que descanse en paz!
El legado infinito del maestro: La senda está trazada
Melissa Peraza, viola de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar
El Maestro Abreu fue y siempre será una inspiración para mi, un ejemplo a seguir de perseverancia, entrega, ahínco, dedicación, humildad, compromiso y constancia. Todavía recuerdo desde muy pequeña la primera vez que lo vi. Fue en el Nucleo de Los Teques dirigido por el Maestro Gregory Carreño. Nos informaron a la Orquesta Juvenil e Infantil del Estado Miranda que el Maestro José Antonio Abreu vendría a ver el ensayo. Para aquél momento, aunque éramos muy niños, ya sabíamos quién era el Maestro y lo que representaba, una gran figura, el fundador. Recuerdo haber estado muy nerviosa mientras estabamos ensayando y esperando su llegada. Repentinamente, en un momento del ensayo, miré hacia atrás a las sillas de la fila de violas y él estaba allí, había llegado en silencio y se había sentado mientras seguiamos ensayando y yo no había notado que se había ubicado justo a unas pocas sillas de mí. Al verlo, asintió con la cabeza en un gesto amigable de saludo y con una expresión sonriente que nunca cambió desde aquél ensayo en aquella pequeña orquesta hasta el día en que estuvo observando mi concierto de grado en la Sala Simón Bolívar junto a mi adora e inolvidable Orquesta Sinfónica Juvenil de Caracas. Éste día, en medio de los aplausos, miré al palco del maestro y allí estaba él de nuevo con esa mirada cálida y sonriente.

Allí estaba él, como en muchas otras ocasiones a lo largo de mi vida, con aquella expresión de amor y de orgullo que nos regalaba a todos los que somos fruto de su obra. Una vida, un camino, un sueño, una meta, un deseo, una familia, una oportunidad, un inmenso aprendizaje, una incalculable y valiosa cantidad de experiencias de vida, una lucha y mucho más es lo que el maestro nos regaló a todos los músicos venezolanos con una obra tan importante como lo es El Sistema. «Para el descanso el descanso eterno mi querido», solía decirnos en aquellos ensayos nocturnos con la Juvenil de Caracas. Ahora él toma su descanso eterno, pero el significado que tan insigne figura dio a la música, el arte y la cultura en la dignificación y elevación del espíritu de una sociedad y de un país, es algo que nunca desaparecerá. Su obra no morirá nunca, porque su nombre seguirá viajando en la sangre de todos los músicos venezolanos en cada rincón del mundo. Cada melodía que provenga de nuestros intrumentos y voces, cada intercambio de conocimientos y experiencias con músicos de otros países, cada presencia de un venezolano en una orquesta, en un salón de clases, ensayo o concierto llevará su mensaje «Tocar y luchar».