Destacados Eventos Sinfónico
Sala Fedora Alemán del Centro Nacional de Acción Social por la Música Mapa

Claudio Hernández es uno de los contrabajistas más destacados en la actualidad del mundo sinfónico venezolano


Venezuela Sinfónica

Es primero de fila de contrabajos de la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela con la que ha realizado importantes giras internacionales. Pero él siempre se ha preocupado por darle el lugar que merece al contrabajo mostrando su versatilidad. Creó el proyecto O.B.A. con el que unifica la música y el sonido del instrumento con la poesía y la filosofía.

Su proyecto debutó en noviembre con un recital de poesía y contrabajo, que fue bien recibido. El viernes 27 de enero a las 3:00 pm en la Sala Fedora Alemán este gran artista integral presentará la segunda aventura de O.B.A. esta vez unificando filosofía y contrabajo, con una versión muy original de la obra del gran filósofo griego Platón titulada “El Banquete”.

Claudio Hernández en un interesante entrevista le cuenta a Venezuela Sinfónica cómo es posible transmitir poesía, filosofía y muchas emociones con un instrumento con el contrabajo.

¿Cómo se logra transmitir o tocar el tema de la filosofía de Platón con el sonido del contrabajo y por qué seleccionaste en forma específica a El Banquete y cómo abordas una obra de este tipo a través de la música? Es una iniciativa muy original.

La profundidad de la filosofía es muy importante en la música a lo largo de su historia, tanto, que ha influenciado a grandes compositores a basar obras completas sobre lo allí expresado. La filosofía, así como todas las artes escénicas, plásticas y literarias son parte esencial de aquella persona que  interpreta y hace música. No tiene sentido ser parte de ese mundo mágico del Arte sin verlo, pensarlo, respirarlo, vivirlo!. Así que  de un tiempo para acá he venido pensando en cómo lograr una fusión de todo esto para beneficiar y aportar nuevas ideas al contrabajo en el género clásico de nuestro país.

Leyendo la gran obra “el Banquete” de Platón, mi imaginación voló  por esas ideas tan hermosas que con una poesía noble logra reflejar aquello que debemos celebrar, “el amor”. Lo complicado es hacer que el texto pueda tener relación con la música, entonces escogí unas obras donde la primera  colocó el contrabajo como un único individuo (Kadenza por Teppo Hauta-aho), imponente, con sus características únicas, como desafiando al mismísimo Zeus, interviene luego el texto para darle pasado a dos dúos, uno es la Sinfonía Concertante para Viola y Contrabajo de D. Von Dittersdorf y  el Dúo Concertante para Violín y Contrabajo de G.Bottesini. Al final, luego que interviene nuevamente la palabra, sonará el Gran Allegro di Concerto “alla Mendelssohn” de G. Bottesini.

Seguro te estás preguntando , qué tiene que ver Platón con esta música tan romántica, pues quise expresar con obras para contrabajo, lo que expresa Aristófanes en su discurso, donde relata sobre aquella condición de unidad del Hombre donde en un principio existía solo Uno, el andrógino, que era masculino y femenino a la vez, con mucha fuerza y poder, y que en su rebeldía contra los dioses causó la ira de Zeus, quien lo dividió en dos, obligando a cada parte a vagar por la tierra buscando aquella mitad anhelada que complementa su Unidad. El Recital es una gran metáfora y lo que me gustaría reflejar acá es que el Contrabajo,  más que un instrumento, es un individuo que respira y sueña con las manos de aquel quien lo toca.

¿Qué papel jugarán la actriz Luisa Maymo y el director Dietrich Paredes? ¿Por qué ellos dos?

La fuerza poética de la palabra también tiene su esencia, que así como en la música,  no es solo leer lo que está escrito y ya , también  tiene su movimiento escondido entre letra y letra, así que me alié con dos grandes seres como son Luisa y Dietrich, ellos tienen un don para darle la potencia necesaria a cada palabra y hacerlo super atractivo al público. Luisa domina excelentemente las técnicas del teatro y en escena es un ser que se eleva, por otra parte esta Dietrich, además de ser un músico y director admirable, posee una pasión extrovertida para el arte y te voy a contar cómo fue que logre incluirlo en este recital:

Hace unos meses, mientras hablábamos en su oficina y escuchábamos y estudiábamos una sinfonía de Prokófiev, tuve la oportunidad de comentarle sobre mi Proyecto O.B.A., él se mostró algo cautivado por la idea y buscó una serie de extractos literarios, y me los leyó. Entonces le conocí una cualidad que no sabía que tenía, es un gran lector y la narración se le da muy natural, así que le invité a que participara y él aceptó a aventurarse en esta locura tan bonita que he montado con mis amigos más cercanos.

Son ellos dos los que le darán vida al Discurso de Aristófanes, estoy seguro que cada uno le pondrá su toque para dejar su huella.

Ya que buscas hacer música de una manera distinta te pregunto ¿Crees que hace falta una mayor difusión del repertorio para contrabajo por parte de las orquestas?

Hay muchas obras  por dar a conocer del repertorio del contrabajo acá en Venezuela, sobre todo a los demás instrumentistas, porque es muy fácil conocer el repertorio del violín, cello, piano, y hasta de la viola, pero el del contrabajo ha sido un poco vetado quizás por no conocer realmente las propiedades del instrumento, y hasta el concepto del contrabajo se ha tergiversado también,  por si, algunos músicos ajenos a este instrumento tienen esa idea errónea de creer que el contrabajo por su gran tamaño, “hay que darle duro” o “tocarlo como un hombre para que suene”, -( risas) -,tales ideas me resultan graciosas, ya que me vienen a la cabeza ideas de mis grandes maestros, como las del Grande Félix Petit:   “…las manos deben moverse suave, lento, con delicadeza y sin golpear…haz cantar el instrumento”  y en esas clases que tanto añoro la  palabra Femenino le daba un toque dulce al color del contrabajo.

Pero no es fácil hacer sonar bien el contrabajo en todos sus registros, que abarca los graves, medios y agudos, es un instrumento bastante complicado a la hora de expresar ideas musicales y hacerlas sonar de buena manera.

Entonces ¿consideras que ha sido subestimado y malentendido el contrabajo como instrumento?

Hay muchos músicos que tienen facilidad para el instrumento en el jazz y música popular venezolana  !son excelentes!, hacen maravillas con sus manos, y por ser tan atractiva esta música, son muchos los contrabajista que se conocen en estos géneros, pero en el género clásico , las obras para el contrabajo me parece que se les han dejado un poco  a un lado. Creo que  obras como el concierto  de  E. Tubin, el “Sol Minore” de Bottesini, y hasta el concierto de Aldemaro Romero para Contrabajo, así como tantas otras se le deberían dar un espacio, así sea chiquitico, en el escenario de las orquestas para que se pueda exhibir las otras cualidades que posee este instrumento.

¿Cuáles otras presentaciones similares tienes planeadas para este 2017?

Las presentaciones de mi Proyecto O.B.A. las he comenzado a hacer desde noviembre del año pasado, pude reunir en un mismo escenario  la Poesía de Benedetti, A.E. Blanco, Isabel Ortega entre otros, con música para el contrabajo solista. Logré  hacer un recital con amigos que pertenecen a la Sinfónica de Caracas. Fue la primera vez que exponía la idea, y déjame decirte que salió muy bonito, muchos se me acercaron y me hicieron buenos comentarios, críticas constructivas de cómo podría ser más atractivo para el público.

Justamente iba a preguntarte por ese evento que mencionaste que tuvo lugar en noviembre de 2016 con un grupo de jóvenes músicos de la Sinfónica de Caracas. ¿Qué opinas ante el hecho de que se están dando este tipo de iniciativas integrales que involucran al contrabajo?

Fue una puesta en escena donde gracias a la creatividad de Luisa Maymo se simuló estar en un parque leyendo la poesía.  Los Chicos Nathaly Al Gindi, Fernando Caicedo, Luis Velasco y la fotógrafa y contrabajista Erika Perera me regalaron  lo más valioso que posee el ser humano -El Tiempo- , para lograr hacer posible esta idea, ellos son únicos y estoy inmensamente complacido que hayan puesto su disposición para darle vida al Proyecto O.B.A. en su primera presentación.

¿Cuáles otros planes  tienes con el proyecto OBA?

Ahora el 27 de Enero a las 3 pm en la Sala Fedora Alemán, con la ayuda de las  bellas Ariana Oroño (violín), Kerelim Sofía (viola), Maria Daniela Ruque (piano) y Nathaly Al Gindi (contrabajo), le vamos a dar ese regalo de “La Filosofía y el Contrabajo” a todos los que quieran ir. Luego en febrero me han hecho una invitación de parte del Colegio Japonés de Caracas para hacer un montaje allí de este proyecto que ya tengo  la idea y que llevara una obra que he tenido que hacerla con mi propia mano, espero que dé resultado. Más adelante en el año estaré  como solista invitado en un concierto con la Orquesta Sinfónica de Caracas que estaré difundiendo por mis redes  en abril luego de la gira de mi orquesta por Europa y así no me adelanto a los hechos.

¿Qué opinas sobre el movimiento de contrabajistas que existe en Venezuela? En lo sinfónico tenemos al gran Edicson Ruiz, en lo venezolano tenemos a David Peña del Ensamble Gurrufio, en el jazz a grandes como Roberto Koch, Heriberto Rojas o Gonzalo Teppa y ahora a Freddy Adrián, estos dos últimos junto a David Carpio, también tocan en orquestas y hacen música venezolana. En fin son muchos grandes exponentes. ¿Qué opinas sobre el trabajo de estos maestros?

¿Qué podría opinar sobre el movimiento de los contrabajistas?… Todos ellos han hecho un gran trabajo, cada uno en sus géneros, han puesto su granito de arena para darle  una imagen bellísima al contrabajo. Sin todos ellos, esta generación, mi generación, no fuera posible, porque nos regalaron con su ejemplo que tocar contrabajo es lo mejor.

 ¿Cuáles son tus contrabajistas favoritos, aquellos que para ti representan una influencia e inspiración?

El sonido que siempre he admirado es el de Thomas Martin (contrabajista británico), fueron las primeras grabaciones que escuché y me producía un estado de tranquilidad muy placentero,  pero he crecido viendo a contrabajistas como Edicson, que solo produce belleza con sus manos al tocar el contrabajo, creo que es quien más me ha influenciado en mi estudio y amor por el contrabajo, él como referencia, pero el ejemplo que todos deberíamos seguir es el del maestro Félix Petit, él es como un icono entre los contrabajistas de mi generación . Contrabajistas como Freddy Adrián, quien está haciendo su carrera en el Jazz, Carlos “patón” Rodríguez quien está dedicado a la difusión de la música popular venezolana y amigos de infancia y compañeros de fila hoy en día, hemos crecido bajo la enseñanza de este gran hombre que es Félix, quien nos ha transformado en mejores seres humanos, cualidad esencial  de  un contrabajista. A él le agradezco demasiado, por tanta paciencia y dedicación.