Vía: Panorama.com.ve/

Clara Rodríguez nació en Caracas. A los 17 años se mudó a Inglaterra para estudiar piano en el Royal College Of Music de Londres.

Ganó los premios Mozart Prize y Percy Buck Awards. Se ha presentado en escenarios de países como Túnez y Egipto.

Clara Rodríguez

Clara Rodríguez


Tocó el 31 de julio de 2014 en el Centro de Acción Social (Caracas) por la Música junto a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.
“Toco piano desde los siete años, mi mamá es muy musical y ella fue quien me impulsó a estudiar; en mi casa había un piano y ella se sentaba conmigo a tocarlo. Mi madre me llevó por primera vez al Conservatorio Juan José Landaeta en Caracas, donde di mis primeros pasos por la música.

Vivo en Inglaterra desde hace 25 años. Cuando uno es músico el norte siempre va a ser el instrumento, en mi caso, el piano. Eso significa hacer grandes sacrificios, no solamente como persona, sino también como familia.

Siempre quise ir más allá, persiguiendo mis sueños, y no me detuve. A los 17 años gané una beca que dio el Royal College of Music de Londres y fue cuando comenzó mi sueño.

Fue un shock llegar a Londres. Me afectó la distancia, el estar lejos de mis seres queridos, todo lo que conocía tuve que dejarlo atrás y enfrentarme a un idioma y una cultura nueva, pero afortunadamente los ingleses me acogieron con mucha calidez desde el principio y siempre me hicieron sentir bien.

Lo más difícil al irme, sin duda, fue dejar a mi familia y amigos; de hecho, cuando regreso a Venezuela no puedo evitar llorar al despedirme de mi mamá y mi hermana en el aeropuerto.

Yo soy un pedacito de Venezuela en Inglaterra (…) la llevo puesta por dentro y por fuera, trato de ir dos veces al año, la última vez que fui me traje plátanos, guayabas, mangos y aguacates, para darle un toque venezolano a la cocina inglesa.

En todos mis recitales hay por lo menos una pieza venezolana que toco en piano. Han sido escuchadas en Estados Unidos; países de Europa como Italia, Francia, España y en tierras exóticas como India, Siria y Egipto.

Tengo más de 150 piezas venezolanas grabadas en discos, en muchas de mis presentaciones la gente ya me las pide. Las que nunca pueden faltar dentro del repertorio son Joropo ,de Moisés Moleiro; y Pajarillo, de Luisa Elena Paesano. Soy profesora de piano en el Royal College Of Music de Londres, una de las mejores academias del mundo; a mis alumnos les enseño piezas venezolanas para que las toquen alrededor del mundo. Eso sería un privilegio…”.