Prensa FundaMusical Bolívar

Como parte del convenio social y educativo entre El Sistema y Escuela Nacional de Música de Kaposoka, integrantes de la Sinfónica “Simón Bolívar” de Venezuela dictan durante dos semanas talleres individuales y ensayos generales

Profesores venezolanod dictan clases a músicos angoleños Profesores venezolanod dictan clases a músicos angoleños1 Profesores venezolanod dictan clases a músicos angoleños 1Tres horas de camino necesitan algunos de los chicos que integran la Orquesta Infantil y Juvenil Kaposoka de Angola para llegar a las clases que imparten cinco profesores venezolanos en el municipio Samba, situado en la provincia angoleña de Luanda. Lo hacen con emoción, pues músicos de la Sinfónica “Simón Bolívar” de Venezuela están haciendo realidad el sueño de Pedro Fancony, el único profesor que han tenido: que los niños reciban clases de maestros pertenecientes al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y que estos seminarios sirvan para multiplicar el número de profesores de música en la nación africana.

Como parte del convenio educativo y social que firmó El Sistema con la Escuela Nacional de Música de Kaposoka, en febrero de 2013, Ollantay Velásquez (violín), Eddie Cordero (violín), Otto Rodríguez (viola), José David Márquez (cello) y Jair Acosta (percusión) imparten clases individuales, talleres y ensayos generales a chicos de un país que, tras 30 años de guerra, lleva  tan solo 11 de paz. “La experiencia ha sido única. La música está por encima de guerras o diferencias sociales. El maestro José Antonio Abreu, con su incansable labor, nos ha inculcado música y crecimiento personal. Es fabuloso llevar esto hasta el continente africano”, apunta  Acosta.

“Los niños tienen una sed de cultura que es muy conmovedora. Nos dicen: ‘Profesor, no hagamos intermedio; queremos seguir ensayando. Profesor, quédense a dar clases aquí siempre’. En sus caras se refleja la tristeza cuando decimos que ya el ensayo está por terminar. Esto para nosotros es genial porque aprenden con entusiasmo”, aseguró Jair Acosta.

En un país que no estaba familiarizado con la música sinfónica, hoy participan en el proyecto de la Orquesta de Kaposoka más de 620 músicos, entre 14 y 18 años. Sin embargo, tan solo 120 están activos dentro de la agrupación, pues la falta de maestros limita sus actividades. Es por ello que Fancony, quien asumió la dirección ejecutiva de la orquesta, necesitaba importar el modelo multiplicador de El Sistema. A 60 de ellos está dirigido el trabajo técnico y metodológico de afinación, tempo y matices que desarrollan los profesores venezolanos para lograr que “los alumnos en poco tiempo puedan ir subiendo el nivel y así mismo empiecen a manejar repertorios colectivos e individuales más complejos”, comentó Jair Acosta.

El 25 de agosto, la Orquesta de Kaposoka realizará un concierto para mostrar los resultados finales de la jornada académica.  “Queremos crearles una base sólida que les permita multiplicar el trabajo mientras nosotros no estamos presentes”, expresó Ollantay Velásquez, quien junto a Eddie Cordero, Otto Rodríguez y José David Márquez forman parte del Cuarteto de Cuerdas Libertadores.

No es la primera vez que el cuarteto ha trabajado con los músicos angoleños. Ya lo había hecho en febrero de 2013, cuando un grupo de la orquesta de la región africana visitó Venezuela y recibió clases por parte de los venezolanos. Además, compartieron con agrupaciones juveniles e infantiles de Caracas.

Este intercambio social y educativo entre Venezuela y Angola forma parte de los logros de la Fundación Musical Simón Bolívar, ente rector del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, con lo que siguen demostrando que “los niños y jóvenes venezolanos triunfan con la música”, y los de otras fronteras también.