En el universo de la música sinfónica, se creía que para llegar a ser un gran director de orquesta se requieren décadas de experiencia; El Sistema ha roto con ese paradigma y el joven maestro Christian Vásquez es un vivo ejemplo. Orgullo de San Sebastián de los Reyes, estado Aragua, en tan solo 10 años se ha posicionado como una de las mejores batutas del mundo. Es Director musical de la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño en Venezuela y de la Sinfónica de Stavanger en Noruega; también tiene mucha actividad con la Filarmónica de Arnhem de Holanda y recibe constantes invitaciones de muchas otras orquestas europeas de países como Polonia, Alemania y Austria.

Prensa Venezuela Sinfónica

Ahora, Christian Vásquez, celebrando 10 años de carrera como director de orquesta, parece estar destinado a dar vida a las grandes obras de la música. Esta vez se encuentra con la oportunidad de dirigir y revivir con mucha originalidad, el clásico de  Carl Orff: Carmina Burana, que será presentada en el  Teatro Teresa Carreño, bajo el nombre de “Cantata de los Sentidos”.

Se trata de una super producción conjunta entre Producciones Amarú, la Fundación Musical Simón Bolívar y la Fundación Teatro Teresa Carreño. Según los productores, el público podrá disfrutar de esta obra ahora como “una experiencia multisensorial”, en la sala Ríos-Reyna del Teatro Teresa Carreño los días viernes 17 a las 7 pm, el sábado 18 a las 6 pm y el domingo 19 de junio a las 5 pm.

Con “Carmina Burana: Cantata de los Sentidos”, Vásquez subirá al podio para dirigir a la Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora, a la Coral Juvenil Simón Bolívar en movimiento y a un gran número de bailarines, que juntos suman más de 270 artistas en escena.

13423859_281604182188282_6005362058106567005_n

La Carmina Burana es una de las cantatas más interpretadas en el mundo coral, con 70 años de exitosa historia. Ha sido dirigida en el pasado por maestros de la talla de Simon Rattle y Riccardo Muti y hasta ha sido llevada al cine. Su influencia escapa del mundo sinfónico – coral y va más allá, penetrando otros géneros musicales como el pop y agrupaciones de gran trascendencia del género rock como los suecos de Therion y los holandeses de Epica han hecho versiones muy originales o han tomado una fuerte carga de su influencia para su propia música.

13393903_281603112188389_1507680510591033178_n

Esta será la tercera vez que Vásquez dirige la Carmina Burana ya que anteriormente lo había hecho con la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño y con la Sinfónica de Stavanger; solo que esta será la primera oportunidad que lo hace con una producción tan ambiciosa y con el concepto de combinar diferentes disciplinas artísticas. Aquí entra en juego una de las afirmaciones que lo caracterizan: “me encantan los retos, me motivan los retos”.

13445444_281602548855112_8898496612534247828_n

Christian Vásquez le cuenta con lujo de detalles a Venezuela Sinfónica lo que para él significa esta gran obra del mundo sinfónico – coral, detalla su percepción sobre el contenido de la cantata y ofrece una explicación bien precisa sobre cómo ha sido el proceso de montaje.

1 ¿Cómo se prepara usted para dirigir una obra tan conocida pero al mismo tiempo tan compleja como lo es Carmina Burana?

Con mucho entusiasmo. Es una obra que me gusta mucho,  que exige dedicación y tiempo de estudio, como todo  en la música.  Aunque ya la he dirigido antes, siempre encuentro algo nuevo en ella y eso la hace fascinante.  Ahora, con esta nueva forma de hacerla, que involucra danza y movimientos  escénicos tendré otra visión para futuras  preparaciones.

2 ¿Había tenido la oportunidad de dirigir esta obra anteriormente?

Sí, ya he tenido la oportunidad de dirigirla antes. En 2013 fue mi primer encuentro con Carmina Burana. Recuerdo que esa vez  dirigí a la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño, a la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar y a los solistas que fueron Mariana Ortiz, Carlos Eduardo López y Fernando Escalona.  Dos meses después tuve la oportunidad de hacerla con la Sinfónica de Stavanger.  Esta será la tercera  y para mí es una excelente oportunidad de reencontrarme con esta obra. Esta vez con una propuesta fantástica.

3 ¿Cuándo fue involucrado usted en un proyecto tan ambicioso como este?

El equipo de Producciones  Amarú se dirigió a Fundamusical con la propuesta. Cuándo me preguntaron si quería formar parte del proyecto, dije que sí. Me pareció una gran iniciativa y no podía negarme a participar. “Carmina Burana, Cantata de los sentidos”, dejará un precedente. Es otra forma de hacer y de ver  la obra.

Me atrapó la idea de unirnos como equipo de trabajo. Marielig Barroso y todo el equipo de Producciones Amarú,  Miguel Issa y Robert Aramburen; Lourdes Sánchez y mi persona de El Sistema; todos venimos de distintas instituciones pero hablamos el mismo lenguaje, trabajamos por un fin único: hacer las cosas lo mejor posible. Este montaje nos permite seguir creciendo en experiencias y nosotros estamos contentos por poder colaborar con el crecimiento artístico de nuestros jóvenes.

4 ¿Ha tenido la oportunidad de escuchar y/o dirigir a la Orquesta Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora? ¿Qué opina sobre la calidad de esta orquesta?

Escuché por primera vez a la Orquesta Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora hace unos meses, en su participación en el ballet Coppelia, en el Teatro Teresa Carreño. No los había dirigido antes. Aunque es la primera vez que hacemos música juntos, nos entendemos muy bien, estamos haciendo un buen trabajo en equipo.  Es una Orquesta que puede cumplir con las exigencias de  Carmina Burana y de muchas obras más. Me siento orgulloso de trabajar junto a ellos. Se encuentran haciendo un gran trabajo. Ellos  tienen la capacidad de asumir grandes retos, y eso habla muy bien del trabajo que realizan los núcleos de El Sistema en el interior del país.

5 Se han hecho muchas versiones de la Carmina Burana. ¿Qué diferencia hay entre la Carmina Burana que usted dirigirá ahora en Junio con otras versiones que se han hecho antes?

Esta versión de Carmina Burana trae consigo nuevas propuestas. Será un espectáculo que unirá varias disciplinas. No sólo será un evento sinfónico orquestal (que ya es impetuoso en sí) sino  que el público podrá apreciar  una puesta escénica distinta. Treinta bailarines se unirán a los cantantes que también danzarán y estarán  en constante movimiento. Promete ser una experiencia sensorial y hasta teatral dirigida a los  amantes de la música y de las artes escénicas en general.

Se debe destacar qué contará además con tres cantantes muy jóvenes, talentosos y profesionales como solistas. La soprano Génesis Moreno de 21 años, el barítono Jesús Villamizar de 23 años y como contratenor Fernando Escalona de 25 años.  Carmina Burana, Cantata de los Sentidos es un evento que apuesta a la juventud venezolana.

6 Contará usted con la dirección escénica de Miguel Isaa y las coreografías de Robert Aramburo. ¿Cómo te sientes trabajando con dos artistas tan respetados y experimentados?

Me siento muy bien.  Para mí es un privilegio trabajar con dos personas con la trayectoria de Miguel Isaa y Robert Aramburo.  He tenido la oportunidad de ver algunos de sus trabajos y me sorprende la capacidad de creación y la energía que han manejado en cada uno de ellos.

7 Usted desde pequeño manifestó su fascinación por la ópera y por la música coral. ¿Cómo se siente ahora con este montaje? ¿Piensa trabajar en montajes similares o en óperas en el futuro?

La ópera y la música coral me encantan. Este año tengo planificado hacer varios conciertos que involucran el canto. No descartó la posibilidad de incluir próximamente en agenda una ópera.

8 ¿Qué opina sobre el texto o contenido lírico de la obra?

El texto de la obra proviene de  una colección de poemas de los siglos XII y XIII, que fueron encontrados en 1803 por Johann Christoph von Aretin en la abadía de Benediktbeuern, en Baviera. Estos textos se conservan en la actualidad en la Biblioteca Estatal de Baviera, en Múnich.  En total son trescientos poemas,  la mayoría escritos en latín y en alemán.  De esos trescientos, Carl Orff  tomó 24, entre los años 1935 y 1936 para crear lo que hoy es Carmina Burana.  

Estos poemas tocan distintos temas, entre ellos:  el placer por vivir, el interés por los placeres terrenales, el amor carnal,  el goce de la naturaleza. También cantan a la primavera, al amor y al goce de los sentidos.  Habla de la dualidad del ser humano. De las posibilidades de ir de lo sublime a lo profano y a la inversa.  Ellos son, en cierta forma,  una crítica satírica a los estratos sociales y eclesiásticos de la época.  Y eso nos da la oportunidad de ubicarnos y de comprender cómo era el pensamiento en esa época medieval, o de ese grupo de goliardos. Esa es parte de la importante del arte, su universalidad. Nos sirve como ejercicio para reconocer otras épocas.

9 Seguramente el trabajo de ensayos debe ser bastante intenso…¿Qué puede decir al respecto?

Cada ensayo tiene su dinámica. Todos han asumido el montaje de la obra con profesionalismo y eso ha hecho que el montaje fluya y que se desarrolle de la mejor manera. La Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar, la Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora, los bailarines y todos los que estamos involucrados con el montaje de Carmina  damos lo mejor en cada ensayo. Disfrutamos lo que estamos haciendo.

10 ¿Qué le diría a quienes no conocen la obra para que se animen a ir al concierto?

La música de Carmina Burana es fascinante. Cada canto, con sus características, tiene la virtud de atrapar al oyente. Es una obra que energiza, y eso solo hablando de la música. Con la nueva puesta en escena, con esta  propuesta artística que incluye la danza y muchas otras cosas, se convierte en toda una experiencia sensorial, totalmente atractiva.

11 Usted ha tenido un cronograma de actividades muy exigente: conciertos con Stavanger, audiciones con la Teresa Carreño, conciertos en Polonia, luego de nuevo a Stavanger y ahora a Venezuela a montar Carmina Burana. Muchas personas se preguntan ¿Cómo lo hace?

Llevar una agenda cargada se ha convertido en mi cotidianidad, gracias a Dios. Creo que cuándo se hace lo que más nos gusta;  cuándo tenemos la oportunidad de estar en constante contacto con lo que nos apasiona, no da tiempo de pensar si se está muy ocupado. La música me mantiene activo, no veo otra forma de vida.

12 Describa brevemente cómo es el trabajo de un director musical al montar una obra como esta que involucra además de la orquesta a los coros, solistas, bailarines, etc.

Un director debe tener los sentidos despiertos en todo momento. Es una actividad que exige, como la música en sí, un trabajo  detallado.  El director musical debe cuidar la sincronía entre la orquesta y los coralistas, además de guiarlos en todo momento. En este caso, que no se realizará en forma de concierto, y que los solistas y los coralistas deben cantar de memoria, debemos estar en contacto constante.  Por otra parte el director musical debe cuidar que todas las notas estén en su lugar, cuidar cada detalle de la afinación. También que se cumplan los matices sugeridos por el compositor.