Este Domingo 6 de marzo a las 11:00 a.m., continúa el ciclo de solistas de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar bajo la batuta del maestro César Iván Lara, junto al violinista Víctor Vivas y Miguel Sánchez en el trombón. La cita será en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música.

Conversamos con el maestro César Iván Lara, sobre la importancia de este ciclo que inició el año pasado y compartió que una de las características primigenias del Sistema es la capacidad de formar músicos para que toquen en una orquesta, y que dicha actividad sea natural y fluida. “Es algo que hacemos desde niños“. En algunos momentos esta gran virtud, nos hace olvidar que el nivel artístico individual de muchos músicos que componen nuestras orquestas es verdaderamente alto.

El ciclo de solistas permite dicha proyección y es con toda seguridad un incentivo, no sólo para los solistas que mostrarán su virtuosismo en el escenario, sino también para la cantidad de jóvenes que asiduamente asisten a los conciertos y que tendrán un punto de referencia artístico al cual seguir, emular y superar.

Usted ha descrito este concierto dentro del Ciclo de Solistas como un Concierto Audiovisual. ¿Podría hablarnos sobre dicho concepto?

Todas las obras del programa son descriptivas. El uso del video y el audio permite en ciertos momentos estimular al oyente en una experiencia multisensorial. Como comenté en uno de los ensayos preparatorios la idea no es convertir la sala de conciertos en un cine o utilizarlo como recurso de forma que la música pase a un segundo plano y la imagen se imponga. El objetivo general es que los elementos multimedia enriquezcan el elemento musical.

Háblenos del repertorio. ¿Cual fue el criterio para escoger un repertorio con obra aparentemente tan disímiles?

En el año 2012 como titular de la Orquesta Sinfónica del Estado Mérida tuve la oportunidad de interpretar las 2 obras solistas que escucharemos ahora en Caracas el próximo domingo. En aquella ocasión el título del concierto inclusive era “Colores”. De igual modo todo el repertorio tenía relación con la imagen, aunque dicho elemento técnico no se usó.

“Soleando”, Concierto para Violín, Orquesta y medios multimedios, del compositor merideño Arcángel Castillo, que será interpretado por el solista Víctor Vivas, presenta a través de elementos minimalistas y expresionistas, una referencia de los indígenas del Amazonas, una propuesta libre que tal vez apunta a lo que fue la cosmogonía ancestral de dichas comunidades.

En Colors, del compositor belga Bert Appermont, se pretende recrear cada movimiento identificado con un color, características de diferentes emociones humanas. Adicionalmente por iniciativa del Maestro Miguel Sánchez, se realizará una proyección de imágenes de la naturaleza con el propósito de trasmitir un mensaje de paz y armonía universal.

En el Gran Cañón de Ferde Grofé, compositor americano conocido también por haber realizado la orquestación de Rapsodia en Blue de George Gershwin, fue escogida porque es una obra pictórica por excelencia. Se harán breves referencias visuales antes de iniciar cada cuadro para incentivar la imaginación del público en cada uno de sus cinco movimientos.

Esta presentación de la Orquesta Sinfónica “Simón Bolívar” será un concierto familiar, con un repertorio que podrá ser apreciado incluso por niños y personas que no son asiduos a los conciertos. Una oportunidad de poder detener el tiempo y llenarnos de mucha energía positiva, de esperanza e ilusión.