El tenor venezolano César Arrieta ganó por concurso el rol de Pedrillo de la ópera “El Rapto en el Serrallo” de W. A. Mozart, en el “XXV Concours International de Chant de Clermont-Ferrand”, en Francia.


El premio consiste en su contratación para cantar el rol en 18 funciones durante 2018, en los teatros franceses: “Ópera Grand Avignon”, “Ópera de Reims”, “Ópera de Clermont-Ferrand”, “Ópera de Massy”, y “Ópera de Rouen Normandie”.
César Arrieta, inició su formación en el Equipo Arte Integración (EAI), con el cual participó en numerosos montajes de teatro musical, bajo la dirección del pianista Fernando Roa. Estudió técnica vocal en su país con la soprano Sara Catarine en el Conservatorio Simón Bolívar. Ha cantado en el Teatro Teresa Carreño, Salón Siglo XXI, con la Orquesta Sinfónica Venezuela, Orquesta Filarmónica Nacional, entre otros. Desde 2012 continúa su perfeccionamiento vocal en la Escuela Superior de Música Reina Sofía en Madrid, con Ryland Davies y Milagros Poblador y hace repertorio con Duncan Gifford, Madalit Lamazares y Teresa Cos.
Como joven intérprete, se ha presentado en más de veinte ciudades de España y algunas de Europa como Lisboa, Riga, Amsterdam, Verona y Bruselas. Ha trabajado con maestros de la talla de Teresa Berganza, Javier Camarena, Giancarlo del Mónaco, Leo Nucci y Alberto Zedda, entre otros. En Madrid ha cantado los roles operísticos de Don Ottavio, Tamino y Ferrando de Mozart, en “Don Giovanni”, “La Flauta Mágica” y “Cosi fan tutte”.
En 2015 interpretó el rol de Florville en “Il signor Bruschino” de G. Rossini, con la Orquesta Gulbenkian de Lisboa. Ese mismo año y en 2016 cantó en el “Festival Rossini de Wildbad”, Alemania, en las óperas “Le Cinesi” de M. García, “Demetrio e Polibio” de Rossini, “Il vespro siciliano” de P. von Lindpaintner, con gran éxito de críticas y la grabación en CD de ésta última bajo sello Naxos. En 2016 igualmente ganó el premio como mejor intérprete joven de este festival; y cantó el tenor solista del “Requiem” de Mozart, en Tokio y Okayama, Japón, con la “Camerata Salzburg”, bajo la dirección de Hansjorg Schellenberger; y el rol de Ferrando en “Così fan tutte”, en Madrid.
Con estas nuevas presentaciones en Francia, el joven tenor afianza con paso firme su promisoria carrera internacional que va rindiendo frutos y dejando muy en alto el nombre de Venezuela, su país natal.