El mundo musical está poblado de ‘gallinas’ e ‘ignorantes’, según el director