Prensa XVII Concurso Internacional de Guitarra Alirio Díaz

El día mas esperado, mismo que sirvió como motivación para organizar una edición especial del Concurso Internacional Alirio Díaz, por fin llegó inmerso en una densa agenda cargada de emociones, competencia, música, júbilo y celebración, cuando a lo largo del mismo, la guitarra universal y todos los que de alguna manera han estado en contacto con la historia y la trascendencia del hombre que sentó las bases para que la música venezolana y latinoamericana sea reconocida a nivel universal bajo el cuño del popular instrumento de 6 cuerdas, arribe a los 90 años de digna existencia.

Alirio Díaz

Alirio Díaz


Es así como desde las 9 de la mañana, los mejores guitarristas jóvenes del orden continuaran su anhelo de instaurarse dentro de los premios que brinda la reconocida competencia, cuando transite por el duro repertorio de la 2da ronda eliminatoria del Concurso Internacional Alirio Díaz en la sala Rodrigo Riera del teatro Alirio Díaz.

Luego, a las 5 y 30 de la tarde, en los bellos espacios de la casa de habitación del maestro Díaz, el reconocido guitarrista argentino, Víctor Pellegrini, ganador de la IV edición del Concurso Internacional de Guitarra Alirio Díaz celebrado en 1979, brindará sus conocimientos a los ejecutantes jóvenes venidos de todas partes de Venezuela, en una esperada clase magistral.

Como cierre la ciudad se paraliza cuando desde las 7 de la noche se inicien los actos de tan importante efeméride, que comienzan con la proyección del video “Alirio Díaz: La Leyenda de una Guitarra” y el bautizo de su obra inédita, manuscritada por el maestro cuando tenía solo 14 años, “Historieta de La Candelaria”, donde también se contará con la participación de reconocidos artistas que no quisieron faltar a la cita de ver apagar las velas del nonagésimo pastel del apreciado Maestro.

Al final todo el público asistente al teatro se volcará a los espacios de la plazoleta al frente del coso para que bajo los acordes de los sones del tamunangue, interpretado por el Movimiento Cultural La Guzmana, los que tengan la suerte de asistir podrán cantar, con el propio maestro Díaz presente en el evento, el “Cumpleaños Feliz” por 90 años llenos de esfuerzo y logros que tanto han beneficiado a los gentilicios torrense y venezolano.

Alirio Díaz, prestigioso guitarrista clásico, considerado uno de los más talentosos del mundo. Nace en Venezuela en el año 1923 en una pequeña población del Estado Lara. Demostró desde su más pronta infancia su afecto e interés por la música, en especial, por los instrumentos de cuerda. En 1945, inicia sus estudios en la Escuela Superior de Música de Caracas, donde recibe instrucción directa de maestros como Raúl Borges (guitarra), Vicente Emilio Sojo (composición) y Juan Bautista Plaza (historia y estética de la música). En 1950, continúa su formación en el real Conservatorio de Música y Declamación de la ciudad de Madrid, donde comparte la experiencia junto a Regino Sainz de la Maza, reconocido guitarrista, concertista y catedrático español.

A pesar de la parcial ausencia de su país natal, el año de 1950 se transforma en un momento determinante de su carrera artística. En primera, recibe del Ministerio de Educación de Venezuela un premio extraordinario otorgado sólo a los más destacados virtuosos del país. Además, ocurren sus primeras presentaciones en la Biblioteca Nacional de Caracas y, poco después, en los Ateneos de Valencia, Barquisimeto y Trujillo, las cuales generan críticas inmejorables acerca de sus habilidades e innovaciones en el campo musical. Asimismo, ofrece impecables recitales en trasmisiones radiales, tanto privadas como públicas. Pero más allá de su trabajo musical, Alirio Díaz, se aventura en una fructífera obra educativa y formativa, convirtiéndose luego en profesor titular de la Academia Chigiana de Siena, hasta el año 1964. De allí, se puede reconocer un significativo cotejo de actividad didáctica en distintas ciudades del mundo; entre las cuales destaca su curso anual en la ciudad de Alessandria, Italia, donde ha sido declarado “Ciudadano Honorario.” El maestro Alirio Díaz completa su línea de trabajo al publicar tres obras escritas: Música de la vida, Lucha del pueblo venezolano y una autobiografía titulada Al divisar el humo de la aldea nativa. Esta significativa sumatoria resume, a grandes rasgos, las razones por las que en el año 1987 recibe el Premio Interamericano de Música de parte de la Organización de Estados Americanos (OEA). Su dimensión artística y el inabarcable aporte que ha legado a la música en términos de formación, promoción y aplicación de nuevos y mejores valores en la ejecución del instrumento, son los motivos que han impulsado la realización de este importante homenaje en vida, a este maestro de generaciones infinitas, quien continua perfilándose como una figura de altos estándares para el referente musical mundial.