La agrupación local fue dirigida por el huésped Carlos Riazuelo, mientras que el invitado de la noche fue el guitarrista Daniel Olmos, quien interpretó el “Concierto del sur”, de Manuel M. Ponce, y dedicó a la memoria del músico fallecido “Recuerdos de la Alhambra”, del español Francisco Tárrega.

Vía: www.cronica.com.mx/

Con un minuto de silencio y la dedicatoria de su emotivo recital, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) despidió este sábado a su violinista Alexandre Klochkov Pustovit, quien falleció el pasado viernes en esta ciudad.

El violinista de origen ucraniano pero naturalizado mexicano, tenía 72 años, y era parte de la Filarmónica desde 1992, cuando se integró a la sección de primeros violines.

En su honor, el público de la Sala Silvestre Revueltas, del Centro Cultural Ollin Yoliztli guardó un minuto de silencio antes de iniciar el programa Revueltas-Ponce-Mendelssohn.

Luego vino la sensible ejecución de “Homenaje a Federico García Lorca”, de Silvestre Revueltas (1899-1940), estrenada en el Palacio de Bellas Artes en 1936 y considerada una de las piezas orquestales más importantes de este compositor mexicano.

“Concierto del sur para guitarra y orquesta”, del compositor mexicano Manuel M. Ponce (1882-1948) ofreció al público un emotivo diálogo con la guitarra solista del músico michoacano Daniel Olmos, cuyas frases hacían eco en los violines y las maderas de la orquesta al entablar un emotivo discurso musical que arrancó al público un conmovedor aplauso.

Acto seguido, el mismo Olmos ejecutó “Recuerdos de la Alhambra”, del compositor español Francisco Tárrega (1852-1909), pieza que dedicó a la memoria y familiares del violinista.

“Admiro mucho a los músicos porque a pesar de esta adversidad ellos decidieron llevar a cabo el concierto, eso habla de la integridad ética, profesional y mental de los músicos de esta orquesta, fue un privilegio acompañarlos”, dijo después Olmos.

En agradecimiento al caluroso aplauso del público, el actual Director Artístico del Festival Internacional de Guitarra de Morelia ejecutó “El Marabino”, del compositor romántico venezolano Antonio Lauro (1917-1986), cuya alegría interpretativa recuperó los ánimos de los asistentes.

Por último, el público pudo escuchar la Sinfonía No. 3, Escocesa, del alemán Félix Mendelssohn (1809-1847), donde las flautas y la cuerdas evocaron el viaje que este compositor hizo a Edimburgo, espacio en el que visitó las ruinas del castillo de la reina María Estuardo y donde encontró la inspiración de esta pieza que tardó 12 años en terminar y fue estrenada por el propio autor en 1842.

Olmos se ha presentado en distintos escenarios de México, Estados Unidos, Venezuela, Bolivia, Paraguay, España, Francia, Italia, Inglaterra, Austria, Suiza, Alemania, Bélgica y República Checa, recibiendo siempre buenas críticas de la comunidad guitarrística internacional.

Primer lugar por decisión unánime en el XV Concurso Internacional de Guitarra “Alirio Díaz”, en Carora, Venezuela y Premio del Público en el VI Certamen Internacional de Guitarra “Luys Milán”, en Valencia, España, Olmos dedicó su ejecución como reconocimiento a la trayectoria de Klochkov Pustovit.

Klochkov, refiere la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, obtuvo su maestría de violín en el Chaikovski Conservatorio Estatal de Moscú.

Desde 1972 empezó su actividad profesional como violinista-solista de la Filarmónica Estatal de Kiev (Ucrania) así como profesor de violín en la Chaikovski Conservatorio Estatal de Kiev.

De 1972 a 1990, colaboró en los mejores cuartetos de cuerda de Ucrania, Lysenko y Leontovich, así como con los ensambles de música de cámara Harmonía y Rapsodia. y desde 1992 radicaba en México con su familia.