El concierto fue pensado desde sus orígenes para su amigo Santiago Cañón-Valencia, el aclamado violonchelista ganador de la medalla de plata en la XVI Competencia Internacional Tchaikovsky, realizada en Moscú y San Petersburgo, entre el 18 y 27 de junio de 2019, convirtiéndose en el primer músico colombiano en recibir este prestigioso galardón que históricamente, desde su creación en 1958, había quedado en manos de europeos y asiáticos. 
El 17 y 18 de enero Carlos Izcaray se sube nuevamente al podio de la Alabama Symphony Orchestra, de la cual es director titular, para conducir un programa que incluye la Obertura Romeo y Julieta de Tchaikovsky, la Sinfonía Fantástica de Héctor Berlioz y el tan esperado estreno mundial de la pieza compuesta por Carlos Izcaray, «Concierto para Cello y Orquesta»; una obra que promete ser un desafío para los violonchelistas, puesto que el compositor, además de desempeñarse como director de orquesta, es también un destacado violonchelista que conoce perfectamente los retos y las potencialidades sonoras de este maravilloso instrumento musical.
 
Santiago Cañón se enfrentó a una veintena de violonchelistas provenientes de Estados Unidos, China, Rusia, Finlandia y Corea del Sur, frente a un jurado de lujo integrado por figuras de talla mundial como Sir Clive Gillinson, Truls Mørk, Mischa Maisky, Tsuyoshi Tsutsumi, Mario Brunello, István Várdai, Jian Wang, Sergei Roldugin, Karine Georgian, Myung-Wa Chung, Daniel Müller-Schott, Jan Vogler y Ralph Kirshbaum.
 
Los afortunados asistentes a este concierto tendrán frente a ellos una oportunidad única y muy especial, dado que rara vez se presenta la ocasión de presenciar el estreno mundial de una pieza musical dirigida por el propio compositor y ejecutada por el solista que el compositor tenía en mente cuando escribió la obra.