El Nuevo Festival de Música de la Alabama Symphony Orchestra tiene como objetivo ampliar su paleta musical. Iron City es uno de los muchos lugares de Birmingham que participan del Sound Edge de la Orquesta Sinfónica de Alabama


NIP

La Alabama Symphony Orchestra (ASO) quiere sacar a los residentes de Birmingham de sus zonas de confort musical. Con el estreno del Sound Edge Music Festival en febrero, ASO le pide a los amantes de la música ampliar sus horizontes con un festival de nueve días de exploración de las muchas facetas de las distintas experiencias musicales.

Del 10 de febrero al 18 de febrero, el festival combina una serie de obras clásicas con música contemporánea y multimedia en colaboración con su fundador Carlos Izcaray, director musical de la Sinfónica de Alabama, quien espera alejar a las personas de sus opciones musicales habituales. La serie de conciertos tendrá lugar en distintos lugares de la ciudad y ha ganado el apoyo de varias organizaciones locales, incluyendo la Birmingham Mountain Radio, Communicating Vessels, Seasick Records, and Saturn.

Izcaray siente que la “fusión” de diferentes géneros ayudará a abrir los ojos en cuanto a lo vasto que puede ser el paisaje musical. “No se puede llamar un “cross-over”, dijo. “Es realmente una fusión de sonidos. Nosotros (los músicos) somos ciudadanos del mundo y tenemos una amplia gama de experiencias y gustos. De esto se trata la fusión. ¿Por qué no puede un instrumento eléctrico ir con un instrumento acústico si está bien equilibrado?”

El festival fue el “paso natural” para que ASO explorara música más contemporánea y además en distintos lugares de Birmingham, dijo Izcaray. El nombre representa “el borde de la comodidad”, tanto para ASO (en la realización fuera de sus escenarios normales), como para los residentes de Birmingham que pueden no estar tan familiarizados con este estilo de música. Izcaray espera que estos aspectos sean los que atraigan a la gente al Sound Edge.

“Es otra oportunidad para probar diferentes configuraciones multimedia y música que la gente todavía tiene que descubrir. … Esta es una ciudad que está creciendo y pasando por un proceso de cambio y hay una generación muy moderna que se está mudando a la ciudad. El Downtown está pasando por una transformación y queremos actuar también para esa multitud “, dijo.

Izcaray siente que la “fusión” de diferentes géneros ayudará a abrir los ojos en cuanto a lo que puede ser el paisaje musical. Las actuaciones van desde una combinación de la Gran Fuga de Beethoven con los sonidos del grupo indie-rock NYCO en Iron City, hasta “una fiesta de música callejera” en los diversos restaurantes y estudios de grabación de Woodlawn con un DJ especial establecido por Lee Shook.

El 13 de febrero, los asistentes al festival explorarán la relación entre arte, música y cine en el Museo de Arte de Birmingham. Los huéspedes podrán disfrutar de la nueva exposición de arte contemporáneo “Third Space” antes de disfrutar de Koyaanisqatsi, una película con un toque de Naranja Mecánica, compuesta por Philip Glass, sobre las consecuencias de no respetar la tierra. Izcaray también tendrá una conversación con el público sobre la relación entre los tres medios y la importancia de esa relación. Las parejas que buscan un evento para el Día de San Valentín podrán asistir en WorkPlay a la instalación de Visiones Contemporáneas, inspirada por Shakespeare. El acontecimiento es un giro musical en los “temas hermosos y mortales del amor” a través de las obras de Shakespeare. La cantante Susan Botti interpretará su monólogo de ópera Telaio: Desdemona, un relato de la trágica historia de la novia en la obra Otelo de Shakespeare.

Los residentes de Birmingham pueden encontrar una nueva apreciación de obras clásicas menos conocidas gracias al Sound Edge. “Estamos interpretando una amplia gama de compositores a partir de hoy, pero también del pasado que estan en la frontera del sonido”, dijo Izcaray. “Esa pieza de Beethoven (Gran Fuga)  sigue vigente … la mayoría de la gente cuando la escucha no pueden creer que fue escrita por alguien en el siglo XIX, … así que no es el Beethoven típico que la mayoría de la gente conoce”.

Izcaray cree que los residentes de Birmingham adoptarán el concepto de Sound Edge debido a cómo la música afecta las emociones. “La gente quiere participar en algo que sea significativo, glorioso y trascendental”. “Así que mientras la gente va de generación en generación, la música siempre ha estado allí. Es la maravilla de la experiencia humana y está en constante evolución. … Por eso Shakespeare será siempre Shakespeare: y es tan relevante hoy como lo fue cuando fue escrito. Y lo mismo ocurre con la música”. La música es una “ventana a las emociones de la gente en épocas pasadas”, dijo Izcaray. “Existen los mismos tipos de complejidades de la experiencia humana. Creo que ahora la gente está descubriendo que mucha de esta música es muy liberadora y también toca el corazón de nuestra audiencia actual”.

Izcaray describe el festival como su “hijo” y quiere que todos puedan asistir. En general, Izcaray espera que las personas interesadas en asistir salgan movidas por la experiencia. “Quiero que sientan un sentido de unión y una conexión con la música y con una actuación en vivo. El festival es tal vez más relevante ahora que nunca, un lugar para que la música en directo suceda y para que la gente se conecte y descubra. Esta es definitivamente una plataforma donde supongo que la mayoría de la gente no ha oído lo que han oído … y es una exploración “.