Prensa Fundamusical Bolívar-Carabobo

Carabobo dijo presente en Asia. Unos 14 carabobeños protagonizaron durante tres semana una de las giras internacionales más exitosas de la Sinfónica Juvenil de Caracas, que recorrió los escenarios más importantes de Japón y Corea del Sur, impactando al público asiático, tras una serie de conciertos sin precedentes.

Entre los carabobeños que forman parte de la Juvenil Caracas se encuentra el porteño Víctor Oviedo en el corno, Mariam Castro y Leinot Hernández en los contrabajos, Daniel Vásquez y José Terán en las trompetas, los violinistas Nicolás Medina, Yeiry Castillo y Marlly Palacios; los violistas Wiston Costero y Zulibeth Torres, además de Loidmary Perenguez, Pedro Vergara y los invitados Álvaro Lezama en la fila de violines y la fagotista Anaís Gómez.

Entre los carabobeños que forman parte de la Juvenil Caracas se encuentra el porteño Víctor Oviedo en el corno, Mariam Castro y Leinot Hernández en los contrabajos, Daniel Vásquez y José Terán en las trompetas, los violinistas Nicolás Medina, Yeiry Castillo y Marlly Palacios; los violistas Wiston Costero y Zulibeth Torres, además de Loidmary Perenguez, Pedro Vergara y los invitados Álvaro Lezama en la fila de violines y la fagotista Anaís Gómez.

Entre los carabobeños que forman parte de la Juvenil Caracas se encuentra el porteño Víctor Oviedo en el corno, Mariam Castro y Leinot Hernández en los contrabajos, Daniel Vásquez y José Terán en las trompetas, los violinistas Nicolás Medina, Yeiry Castillo y Marlly Palacios; los violistas Wiston Costero y Zulibeth Torres, además de Loidmary Perenguez, Pedro Vergara y los invitados Álvaro Lezama en la fila de violines y la fagotista Anaís Gómez.

Esta es la primera experiencia internacional de la fagotista Anaís Gómez, miembro activo de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Carabobo, quien expresó todo su agradecimiento por tan importante invitación, que le brindó la oportunidad de representar a su país en la tierra del sol naciente.

A diferencia  de Anaís, el trompetista procedente del núcleo Tocuyito, Daniel Vásquez, ya ha tenido la  emoción de vestirse con el tricolor venezolano, junto al Ensamble de Metales Carabobo y en las giras pasadas de la Juvenil Caracas; pero afirmó que las vivencias adquiridas del público nipón no tienen comparación.

Emoción coreana

No fue el Gangnam Style de PSY, sino Danza Bachanalle de Camille Saint-Saëns, Tico-Tico no Fubá del brasileño Zequinha de Abreu y el Mambo del estadounidense Leonard Bernstein, la música que hizo saltar de sus asientos al público coreano mientras el pabellón venezolano ondeaba en el pecho orgulloso de los jóvenes de la Juvenil Caracas en el escenario del Seoul Arts Center.

Para el director de la orquesta, Dietrich Paredes, “esta gira ha sido un triunfo bello para la orquesta, El Sistema y Venezuela. Lo que resta a partir de ahora es trabajar y trabajar. Seguir haciendo música”. Igualmente, aprovechó el momento para agradecerles a los músicos toda su entrega en cada uno de sus compromisos, “son ellos quienes se entregan para demostrar el significado de tener un instrumento en las manos”, enfatizó.

Por otro lado, el maestro José Antonio Abreu anunció que para el 2014 se realizará una explosión cultural entre Venezuela y Corea del Sur, a través de la creación de más núcleos entre ambos países, el intercambio educativo de profesores y la colaboración tecnológica de Seúl en la construcción de edificaciones musicales en el país.

“Esta orquesta mundial deberá mostrar que la música es el único lazo real entre los pueblos”, complementó el maestro Abreu, quien fundó hace 38 años el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.