Presentada por Espacio Anna Frank, el domingo 29 de enero en el Aula Magna de la UCV.


Desde el miércoles 25 de enero se podrán retirar las entradas gratuitas –hasta 4 por persona– en las taquillas del Aula Magna de la UCV, en el horario corrido de 8:00 a.m. a 6:00 p.m.. El domingo 29, también se pueden recoger antes de la función. Los asistentes contarán con seguridad para estacionar sus vehículos.

Los Maestros Alfredo Rugeles y Sara Catarine detallan el contenido de esta sensible obra y la experiencia de trabajar en ella. Escrita en una de las épocas más oscuras del ser humano, nos transmite los valores más nobles: la solidaridad, la unión, la compasión y la amistad.

Ésta será la segunda vez que el Maestro Alfredo Rugeles asume la dirección orquestal de la ópera infantil Brundibár. “Es un canto de libertad y búsqueda de paz –especialmente en estos tiempos, con lo que acontece en Siria y Alepo–, por haber sido compuesta por Hans Krása en 1938 (esto es, en el preludio de la Segunda Guerra Mundial y del exterminio perpetrado por los nazis), para un concurso de ópera infantil, a partir de un texto de Adolf Hoffmeister”.

Brundibár se presenta como parte de la programación In Memoriam 2017,  de Espacio Anna Frank, el domingo 29 de enero, en el Aula Magna de la UCV a las 11 am. La entrada es gratuita. La obra se estrenó secretamente en el orfanato judío de Praga en 1941, y luego, en el gueto de Terezín, donde fue interpretada por los niños allí confinados. La propaganda nazi presentaba este lugar como un campo de intelectuales, “lo cual era una fachada y una hábil mentira”, relata Rugeles. En Terezín, Krása tuvo que reconstruir la partitura de la ópera de memoria; eventualmente, sería deportado a Auschwitz.

―La ópera es interpretada por la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao, que tengo el honor de dirigir como Maestro invitado, lo cual me contenta y emociona. Tiene melodías sencillas, pegajosas, muy bonitas, y al final, un mensaje de libertad,  para honrar lo dispuesto por la resolución 60/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que designó al 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto,  pues en esa fecha en 1945, el ejército soviético liberó Auschwitz, el mayor campo de exterminio nazi.

El Maestro Rugeles, afirma que “es un reto dirigir una ópera en un espacio tan grande como el Aula Magna, con una excelente acústica, donde la orquesta y yo estaremos ubicados en el foso, y hay que conciliar la música, calcular los tiempos y la velocidad con que se interpreta, con los cantantes solistas y los textos hablados. La interpretación del acordeón es del Maestro Federico Ruíz, Jonathan El Barouki estará en la guitarra y Ricardo Gómez al piano”.

En Brundibár también participan el Coro Infantil y Juvenil de la UCV e integrantes de Producciones “A Voces”. La dirección vocal corre por cuenta de la maestra Sara Catarine, Magda Albarracín tiene a su cargo la dirección coral; Carmen Navarro funge de profesora de canto y vocalización. La dirección de escena es labor de Diana Volpe.

Sara CatarinePara Sara Catarine, “Brundibár significa, como preparadora musical, un trabajo que en los ámbitos técnico e interpretativo, supera al de la Maestra de canto: el de preparar para el público venezolano un mensaje tan poderoso como el de esta obra en cuanto a lo humano, pero dicho con sencillez. Tenemos a un organillero que embelesa a un poblado con su música para que no se den cuenta de la realidad, y a dos hermanitos, Luisín y Anita, que no tienen dinero ni para comprarle leche a su mamá enferma. Brundibár, el organillero, tiene un policía que no les permite a los pequeños acercarse al lechero. Hans Krása escribe esta obra en un gueto para transmitir un mensaje oculto e intencional, pero acorde con la realidad actual mundial. Para mí, esta es una maravillosa oportunidad para despertar conciencias y abrir oídos”.

―Como mi último trabajo en Venezuela antes de partir para dedicarme a la docencia en la Universidad Central de Bogotá, esta preparación está cargada de mucha nostalgia. Me reconecta con el país. Trabajar un coro de cuarenta niños y adolescentes, de seis a diecisiete años, me revitaliza. Me permite entrar cada día de ensayo en una burbuja de tres horas y media, donde parece que los problemas del mundo exterior no existen.

“Los relatos de Marianne Kohn Becker –directora académica del Espacio Anna Frank y miembro fundadora– el primer día del ensayo, en los que le explicaba a los niños las circunstancias en las que fue escrita la obra y lo que representó en el gueto de Terezín, abrieron la conciencia de los niños y solistas, quienes entendieron que esta es una oportunidad especial para expresar con la música y el arte lo que allí sucedió”, relata Catarine.

 ―El mayor reto es que se está produciendo con gente muy joven, quienes trabajan con una madurez que no se corresponde para sus edades, con la inocencia escondida detrás del drama, lo cual se ha convertido a su vez, en nuestra mayor oportunidad. La experiencia de Terezín, en este mundo actual tan incierto, nos obliga a los adultos a hacer algo para darle un mejor destino a nuestros niños.

In Memoriam 2017 de Espacio Anna Frank es posible gracias al patrocinio de las Embajadas de Alemania, Argentina e Italia, ésta última a través del Instituto Italiano de Cultura de Caracas. Cuenta con el aval del Comité Venezolano de Yad Vashem Sobrevivientes del Holocausto y la colaboración de la Universidad Central de Venezuela, a través de su Dirección de Cultura.

 En el momento más difícil, enfrentando la maldad y la perversidad, la ópera nos enseña que con esperanza y lealtad el espíritu humano puede vencer hasta al más poderoso enemigo. Se trata de una demostración de unidad, así como del cumplimiento del compromiso de nunca olvidar y de divulgar a nuestros pueblos un mensaje de humanismo, solidaridad y esperanza.

Desde el miércoles 25 de enero se podrán retirar las entradas gratuitas –hasta 4 por persona– en las taquillas del Aula Magna de la UCV.  El domingo 29, también se pueden recoger antes de la función. Los asistentes contarán con seguridad para estacionar sus vehículos.

Espacio Anna Frank es una organización sin fines de lucro, cuyo objeto es concienciar a la sociedad venezolana sobre la necesidad de cultivar valores como la coexistencia, el respeto al diferente y la valentía moral,  condiciones que considera imprescindibles para la convivencia entre los seres humanos.


Para mayor información visite nuestra web www.espacioannafrank.org y a través de nuestras redes sociales: Facebook: EspacioAnnaFrankTwitter: @EspacioAF e Instagram: @espacioannafrank.