Vía: Nueva Prensa de Guayana |  Por: Hermilis Guerrero

Hace 75 años, tras la disolución de Billo’s Happy Boys, nació la Orquesta Billo’s Caracas Boys, creada y organizada por Billo Frómeta. Un 31 de agosto de 1940, se da inicio a la trayectoria más larga y completa que alguna orquesta haya desarrollado en Venezuela y en otras partes del mundo.

Billo’s Caracas Boys

Billo’s Caracas Boys

En la creación de Billo’s Caracas Boys fueron parte importante el cantante Kuroky Sánchez, el saxofonista y violinista Freddy Coronado y el bolerista César Espín.

Para los años 50, la orquesta Billo’s Caracas Boys competía con los grandes de la canción popular como Luis Alfonso Larrain, Pedro Belisario, Aldemaro Romero, Chucho Sanoja, Rafael Minaya, la Orquesta Aragón, la Sonora Matancera y Dámaso Pérez Prado, entre otros.

Como resultado de una serie de medidas aplicadas contra el Maestro Billo, la orquesta paraliza sus actividades en 1958, para volver a reunirse y reaparecer el 14 de julio de 1960.

En ese entonces empieza lo que Billo denominaba la tercera república, para referirse a la tercera etapa de su actividad musical en Venezuela.

También, fue la época en que Billo presenta como bolerista a Felipe Pirela, joven marabino de 17 años, quien venía de actuar con la orquesta Los Peniques en el famoso Show de las Doce, animado por Víctor Saume, y como guarachero a Cheo García.

Uno de los primeros éxitos de Felipe Pirela fue el bolero de Italo Pizzolante “Puerto Cabello”, así como también “Caraqueñita”, “No Vale la Pena”, “Por la Vuelta”, “Para qué recordar”, “Quisqueya”, “Pobre del Pobre”, El Malquerido”, “Sombras” y los Mosaicos del 1 al 10, con los cuales inició una serie interminable de éxitos a nivel nacional e internacional.

Por su parte, Cheo García, se convirtió en uno de los guaracheros más populares de toda la región del Caribe, con más de 400 actuaciones y grabaciones que se convirtieron en grandes éxitos discográficos, siendo las más populares “Ariel”, “La Vaca Vieja”, “Compadrito”, “Caballo Alazán, “Al Paso”, “Bacosó”, “Jardinero”, “Canto a Caracas”, “Pájaro Picón” y los Mosaicos, del 1 al 48, etc.

La primera grabación de Cheo García con la orquesta Billos fue el tema musical “El Pájaro Chogüi”, popularizado por Néstor Zavarce.

Entradas y salidas

Antes de irse Felipe Pirela de la orquesta, el Maestro Billo había reforzado su magnífica pareja de cantantes con otro maracucho, Joe Urdaneta y compuso la canción “Tres Regalos”, dedicada a Maracaibo.

Al irse Felipe Pirela, entra José Luis Rodríguez, mejor conocido actualmente como “El Puma”, quien había formado parte del grupo Los Zeppys, en septiembre de 1963, el cual se convirtió en el gran cantante hispano-americano que ha llegado a ser mundialmente famoso.

En el año 1967, al retirarse José Luis Rodríguez, entra en la orquesta con una figuración muy breve el cantante Nelson Henríquez, después siguieron en el mismo año 1967, Rafael Araque, Humberto Zárraga y Rafa Galindo.

Asimismo, sale de la orquesta, Joe Urdaneta, y para suplantarlo llega Memo Morales, quien si tuvo una actuación exitosa de 12 años dentro de Billo’s Caracas Boys.

En los años 70, continúan los triunfos de la orquesta Billo’s, siguen actuando los cantantes Cheo García y Memo Morales, es el momento cuando el 15 de julio de 1971 entra el bolerista Ely Méndez, quien ha quedado de manera permanente.

Ely Méndez, graba su primer L.P con Billo’s el 19 de octubre de 1971, que se tituló “Billo’s 72” cantando el bolero de Román Martínez, “Por Qué” y “Nocturnal” de José Sabre Marroqui, en el Mosaico No. 29.

Ely Méndez, es el integrante más antiguo de la Billo’s Caracas Boys, tiene una trayectoria de 43 años exitosos con la orquesta Billo’s. Entró a la orquesta en 1971 y se mantiene allí como si fuese el primer día, según sus palabras y cuatro décadas de carrera en que se ha ganado el respeto y admiración del público.

De igual forma, expresó que tiene un gran compromiso de seguir llevando los temas del maestro Billo a cada escenario que se presenta. “Anualmente recorremos el mundo con mucha felicidad para llevar nuestras canciones, en un aproximado de 110 eventos se invade de éxitos y recuerdos del maestro Billo a todos los asistentes”, expresó Méndez.

Inicios de Billo Frómeta

Luis María Frómeta Pereira, el cual es el verdadero nombre de Billo, nació en Santo Domingo, ciudad capital de la República Dominicana, mientras cursaba sus estudios de medicina descubrió que la música era su verdadera vocación.

Billo y un grupo de compañeros de la universidad fundaron la“Santo Domingo Jazz Band”, en ese punto de su vida el joven decide abandonar los estudios de medicina para dedicarse por completo a su verdadera pasión.

Con la“Santo Domingo Jazz Band”, Billo comenzó a desarrollar un estilo único influenciado por las orquestas de Rafael Muñoz y Casino de la Playa; solo que debido a la situación económica que se vivía en la época la orquesta conseguía muy pocos contratos, por lo que sus integrantes sintieron la necesidad de buscar nuevos caminos, entre los que estaba la posibilidad de viajar a Venezuela.

Pasados unos meses reciben la grata noticia de que había una plaza en Caracas disponible en el Roof Garden y con mucho entusiasmo se disponen a viajar. Llegan a Venezuela el 31 de diciembre de 1937, para presentarse en aquel prestigioso local donde deciden rebautizar a la orquesta como la Billo´s Happy Boys.

Encarcelado por Bígamo

Tiempo posterior de la llegada de Billo a Venezuela, viaja a la República Dominicana para contraer nupcias con Mercedes Olimpia Senior, lamentablemente la pareja no funcionó y con el tiempo opta por separarse.

El 31 de mayo de 1944, Billo otorgó un poder a su padre, el licenciado en Derecho José María Frómeta para que lo representara en el juicio de divorcio ante los tribunales de República Dominicana. La demanda fue admitida y la disolución del matrimonio ejecutada de tal forma que para 1946 Billo tenía en su poder la sentencia de divorcio.

Al pasar del tiempo, Billo decide formar una nueva familia con la venezolana Haydée Grillo Rodríguez, hasta que a mediados de 1956 la ex cónyuge del músico, Mercedes Olimpia Senior, lo demanda ante los tribunales venezolanos por el delito de bigamia.

El caso es pasado al Juez Superior quien revoca la decisión anterior y dicta auto de detención contra el músico el miércoles 8 de noviembre de 1956. Como la decisión fue tomada por una instancia superior no había ya lugar a apelaciones por lo que Billo, debía prepararse para pasar las navidades en la Cárcel Modelo de Caracas.

Unos días después de ese acto, el abogado defensor de Billo solicitó libertad provisional para su cliente alegando que la decisión final del caso estaba en manos del supremo tribunal de la república.

Finalmente, el 26 de febrero de 1957, se le concede a Billo la libertad provisional bajo fianza. Durante su estadía en la prisión había compuesto una guaracha llamada “Ya salió Julián Pacheco”, que era un breve cuento del proceso que acababa de vivir.

Billo, regresó a la Radio Caracas para retomar la dirección de su orquesta en el programa “A Gozar Muchachos”. Sin embargo, se llevó una desagradable sorpresa al descubrir una crisis que se venía formando desde hacía tiempo en la agrupación.

Los integrantes disgustados e inconformes, acudieron al sindicato donde en asamblea extraordinaria se decide declarar persona“no grata” a Billo, requiriendo a todos sus asociados a no trabajar para él.

Esta decisión obliga a Billo a salir de Venezuela hacia Cuba, donde se pone en contacto con Bebo Valdez quien le ofrece su orquesta para que pudiera seguir trabajando. Billo, decide radicarse en La Habana donde graba temas con Víctor Piñero y Alfredo Sadel.

El 4 de julio, Billo pudo regresar a Venezuela, debutando con la nueva Billo´s Caracas Boys, en la parte vocal se estrenaban dos nuevos valores, Felipe Pirela cantando los boleros y José “Cheo” García al frente de las guarachas.

Desaparición física de Billo

El 27 de abril, Billo, quien era denominado “el novio de Caracas”, fue invitado para que dirigiera a la Orquesta Sinfónica Nacional con un repertorio especial de sus piezas, este era el homenaje que le quería rendir el país al hombre que sin haber nacido en Venezuela, había entregado lo mejor de su vida y de su talento. Llegó al escenario del Teatro Teresa Carreño para ensayar el programa que se iba a presentar en el homenaje; subió al podio y marcó la entrada, pero por irregularidades en el sonido le causó un fuerte disgusto al maestro que ya tenía 73 años de una vida agitada y comenzó a sentirse mal, de pronto se desplomó entre violentas convulsiones. Fue auxiliado y llevado a una clínica donde rendiría su último suspiro el día 5 de mayo de 1988.

Agradecimiento

Gracias al apoyo de Pedro Julio Chacón, quien conduce desde hace 5 años el programa radial dedicado a Billo’s Caracas Boys y a Los Melódicos, llamado “A gozar con Billo’s y los Melódicos”, el cual fue quien brindó gran parte de la historia de la orquesta para esta entrevista. “A gozar con Billo’s y los Melódicos”, tiene como finalidad seguir consolidando la orquesta que tiene la trayectoria más larga y completa que ninguna otra ha podido desarrollar en Venezuela y en otras partes del mundo. “Si se hundiera Venezuela, y sale a flote todos los discos de Billo’s se podría construir nuevamente toda la historia venezolana”.