La famosa sordera de Beethoven no impidió que el genial compositor y pianista siguiera tocando. Es más, una reciente investigación ha demostrado que la pérdida de audición influyó notablemente en su estilo musical. ¿Cómo cambió el estilo del genio germano?

Vía: www.muyhistoria.es | Por Victoria González | Imagen Exposición #ArteDeLaMúsica / Trompeta de Beethoven (con oreja) de Baldessari.

Un curioso estudio publicado en el British Medical Journal ha analizado los tres periodos en la carrera profesional del músico y ha encontrado una curiosa relación con la evolución de su sordera. Beethoven comenzó a tener problemas para escuchar los tonos más agudos y paralelamente, se observa como la música que compuso durante el periodo medio, coincidente con el comienzo de la sordera, es mucho más prolija en notas bajas y medias. Es decir, Beethoven compondría música usando notas que él mismo pudiera escuchar. Durante el periodo tardío la sordera ya era total, y las composiciones del músico vuelven a ser más parecidas a las de su primera etapa, cuando todavía podía escuchar perfectamente.

La Quinta Sinfonía de Beethoven, una de las obras más conocidas del autor, fue compuesta durante ese periodo medio marcado por el comienzo de la sordera. De esta época es también Fidelio, su única ópera. De su época tardía es la Novena Sinfonía, la única composición musical declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.