Vía: El Impulso.com | Escrito por Lorena Quintanilla Muñoz

El Sistema de Orquestas de Venezuela se apunta un éxito tras otro. No hemos terminado de digerir una buena noticia cuando otra aparece para reafirmar los alcances del proyecto social emprendido por el maestro José Antonio Abreu, quien ha acertado todas y cada una de sus visiones.

José Jesús Olivetti

José Jesús Olivetti

Tal es el caso del joven músico barquisimetano José Jesús Olivetti, quien a muy temprana edad se inició en el ámbito musical de la mano de importantes y reconocidos maestros, como Tarcisio Barreto y Alfredo D’ Addona.

Apenas tiene 24 años de edad y tras tocar el violín en los inicios de su carrera, se dedicó al estudio de la dirección orquestal impulsado, como en todos los casos, por el maestro Abreu, padre de ese caudal de triunfos ilimitados.

Olivetti comenzó sus estudios de dirección a escala local y nacional, luego por diferentes motivos, becas o invitaciones, cruzó las fronteras, recibiendo las mejores críticas por parte de sus homólogos en el exterior.

Luego, el maestro Abreu le confió el proyecto de la Orquesta Regional Centro Norte, a la cual se dedicó hasta su estreno este año durante el natalicio de Jacinto Lara, el pasado 28 de mayo.

La citada orquesta reunió a más de 300 niños de las sinfónicas de Santa Rosa, Duaca, Tamaca y Barquisimeto.
Ahora, luego de asistir varias veces a la Orquesta Geresao de Lisboa, recibe la noticia de que será el próximo titular de la agrupación.

“Comenzaré como director esta misma temporada, iniciaré en septiembre. Estoy sumamente emocionado. Apenas supe la noticia llamé a mi maestro Tarcisio”, esas fueron las primeras palabras que Olivetti hizo públicas a EL IMPULSO.

¿Cómo fueron sus inicios con la orquesta Geresao?

– Recibí la invitación de dirigir la orquesta en una gira que estaba haciendo por unos festivales en Italia y Bulgaria en el año 2011. La dirección de la orquesta se puso en contacto conmigo y me extendió una invitación para ir en julio de ese mismo año, en esa oportunidad dirigí el concierto de cierre de temporada en el Aula Magna de Lisboa. Luego del concierto me fui a un festival en Italia. Tan sólo tres días después, la directiva de la orquesta me extendió una nueva invitación para volver a dirigir en noviembre de ese mismo año, en esa oportunidad realicé un concierto en el Centro Cultural de Belén. A inicios de 2012, en una gira por Lithuania y Finlandia, recibí la invitación para dirigir una gira por las ciudades de Porto, Coimbra y Guimaraes, lo que me permitió conocer mucho más la orquesta.

¿Que ocurrió luego?

-Hubo dos nuevas invitaciones, la primera en julio para los conciertos de fin de temporada 2012 en el Aula Magna de Lisboa y en el Teatro de la Fundación Gulbenkian, y la segunda para una nueva gira de la orquesta en noviembre, en esa oportunidad en las ciudades de Braga y Guimaraes. Esa gira para mí fue muy emotiva ya que el concierto en Braga fue junto al Coro Juvenil de Guimaraes y al final, recibí el reconocimiento Alma Atrio dos Gentios. Hace tres semanas estuve nuevamente con la orquesta dirigiendo el concierto de fin de temporada en el Aula Magna de Lisboa y en el Teatro de la Fundación Gulbenkia.

¿Qué tal ha sido su relación con los maestros?

Los maestros que he conocido son magníficos. El maestro Wagner Dinis, quien es el director general de la orquesta y la profesora Elena de Lima, coordinadora general, han tenido una gran carrera musical y ahora están dedicados a la gerencia y desarrollo de la orquesta, la cual ha sido dirigida por excelentes maestros invitados en los que se destaca un concierto con el maestro Plácido Domingo el año pasado.

¿Por qué crees que te eligieron?

-La razón por la cual creo que fui elegido es por esa conexión que hubo desde el principio entre la orquesta y yo. Pude sentir desde el primer ensayo que juntos podíamos lograr cosas maravillosas y creo que lo mismo sintió la orquesta. Con el paso de los ensayos y con las reiteradas invitaciones pudimos consolidar una excelente relación, el aprendizaje era mutuo y pudimos compartir magníficas experiencias musicales.

¿Qué significa este nombramiento y de qué manera asumirá este nuevo compromiso?

-Este nombramiento ha sido una noticia maravillosa, es la oportunidad para seguir mostrando al mundo lo que es y lo que representa el Sistema de Orquestas ya que toda mi formación ha sido dentro del Sistema. Esta decisión me emociona por todo el tiempo que estaré frente a la orquesta. Me motiva a que ese tiempo sea magnífico para todos, que podamos compartir lo que nos une, la música. Me motiva a continuar luchando por mis sueños y me motiva a seguir con mi trabajo con las orquestas juveniles e infantiles de Venezuela y, por supuesto, del estado Lara. Esto es sólo el principio de una vida de metas y sueños musicales. Asumiré este nuevo compromiso con mucha dedicación y entrega, con muchas ganas de hacer música, ademas de mucha energía latina para la orquesta y así dejar mi huella en ella.

¿Qué planes tiene para la orquesta en cuanto al repertorio, le incorporarás ese sabor musical que distingue al Sistema?

-El repertorio está todavía en planificación. Seguramente, no faltará ese aderezo que nos caracteriza.

¿Estarás yendo y viniendo? Debido a su trabajo con la Orquesta Regional Centro Norte?

-¡Por supuesto! jamás dejaré Venezuela, esta es mi sede y aquí continúo mi formación bajo la tutela de mi maestro de dirección Tarcisio Barreto. La agenda se complicará un poco debido a los demás compromisos en otros países, pero estoy seguro que podré continuar con mis compromisos en la orquesta. Evidentemente, la Centro Norte continuará, estamos trabajando duro para el próximo concierto. Además, se sumarán otros municipios para seguir fortaleciendo los núcleos del estado Lara.

¿Paralelo a esas actividades seguirá preparándose, asistiendo otras orquestas internacionales?

-Sí, mi formación continúa bajo la tutela del maestro Barreto. Aumentando cada vez las exigencias debido a que los compromisos se van incrementando. Continuaré también con las invitaciones de otras orquestas, estaré en España e Italia, además de participar en festivales, entre otras actividades fuera.

¿Qué reflexión le envía a todos los que aspiran a convertirse en directores de orquestas internacionales? ¿Qué es preciso hacer para llegar hasta dónde usted está y más allá?

-El mejor consejo que les puedo dar, es que hagan las cosas con el corazón, que luchen siempre, día y noche por conquistar ese sueño, que no se pongan límites, que crean en sí mismos. Seguir siempre los consejos de sus maestros. En mi caso, los maestros Luis Giménez, Alfredo D’ Addona y Tarcisio Barreto han sido pilares fundamentales para poder lograr las cosas, y por supuesto, que siempre lleven la frase de Tocar y Luchar en su mente y en su corazón.

Además de la Geresao, en un futuro, ¿qué orquesta sueñas dirigir?

-Esa pregunta es difícil. Me gustaría continuar dirigiendo orquestas que amen la música y al público. Aquellas que a través de sus instrumentos muestren el universo de sentimientos de la música y que sean llevaderos del mensaje celestial de los sonidos al mundo entero.