Barenboim, reconocido por su labor en pos de la reconciliación en Oriente Medio, admitió que su “sueño” es introducir más música en el currículo escolar.

Daniel Barenboim

Daniel Barenboim

El director de orquesta argentino-israelí Daniel Barenboim aseguró en una entrevista que publica hoy el diario español “El Mundo” que la solución al conflicto entre israelíes y palestinos “hay que buscarla a través de la educación”.

“Es tremendamente sencilla y a la vez imposible porque pasa por el compromiso, y para que haya un compromiso es necesario que ambas partes reconozcan el punto de vista de la otra”, afirmó el músico, nacido en Buenos Aires y trasladado a Israel a los nueve años.

Barenboim, reconocido por su labor en pos de la reconciliación en Oriente Medio, admitió que su “sueño” es introducir más música en el currículo escolar.

“La crisis me reafirma en mi idea”, señaló. “Es muy necesario cambiar la forma de entender la educación musical. No se puede pretender tener orquestas y óperas sin dar al público una educación para escuchar esa música”.

Manifestó que la situación en España y en otros países de Europa “es terrible”, tanto por la crisis como por la “falta de educación musical”.

El director acaba de estrenar con éxito en Berlín la ópera “Il trovatore”, con Plácido Domingo y Anna Netrebko. “Plácido Domingo es una estrella, ha sido uno de los grandes tenores de todos los tiempos”, sentenció. “Trabajar con él siempre es fácil. Todos los buenos artistas son buenos soldados”.

Tras abandonar la dirección musical del teatro La Scala de Milán, dos años antes de lo previsto, Bareinboim se concentra en sus próximos proyectos. “Llegué a la conclusión de que no podía continuar con todo”, reconoció. “No estoy dejando La Scala porque quiera hacerlo o porque no me quieran allí, sino porque no puedo hacerlo”.

En la capital alemana está pendiente, además, de la apertura de la academia West Eastern Divan, un proyecto “muy importante” para él que posibilitará a entre 40 y 60 estudiantes el acceso a la música.

El prestigioso director de orquesta, de 71 años, destacó que tiene “más proyectos que nunca” y cuenta con tiempo para llevarlos a cabo, aunque reconoció que hay cosas que ya no puede hacer. “Cuando tengo un concierto de piano no salgo a cenar ni trasnocho porque necesito gran concentración”, reveló en la entrevista.