La “Tosca” de Hermanis fue uno de los nueve estrenos previstos por la ópera de Barenboim para la temporada.

Berlín, Alemania.- Daniel Barenboim inauguró la temporada 2014-2015 de la Ópera Estatal de Berlín dirigiendo una nueva producción de “Tosca”, la primera ópera de Giacomo Puccini que el argentino-israelí afronta en su dilatada trayectoria.

Un abarrotado teatro Schiller, sede provisional de la Staatsoper por un año más mientras se renueva el edificio original, celebró con una gran ovación a la orquesta de Barenboim en el primer encuentro operístico del director con el compositor italiano (1858-1924).

El público también se rindió ante un elenco de primer nivel mundial encabezado por Anja Kampe en el papel de la célebre cantante Floria Tosca, un potentísimo Fabio Sartori como su amante Cavaradossi y Michael Volle desplegando todos sus dotes dramáticos en el rol del aterrador Scarpia.

Menos convenció la otra figura destacada de la noche, el director escénico letón Alvis Hermanis, responsable de la primera nueva producción de “Tosca” después de 38 años en los que la Staatsoper programó sólo una legendaria puesta del austriaco Carl Riha.

La sala reaccionó con escepticismo e incluso algunos abucheos a la propuesta escénica de Hermanis dividida en dos estratos: un nivel inferior en el que los cantantes representaron la obra ambientada en 1900 (fecha de su estreno) y un panel superior en el que se proyectaban viñetas de una “novela gráfica” que narraba la historia con estética de 1800 (cuando transcurre la acción).

El esperado estreno marcó el inicio de la nueva temporada de la Staatsoper, que comienza tradicionalmente el día que recuerda la reunificación alemana, sellada el 3 de octubre de 1990.

La “Tosca” de Hermanis fue uno de los nueve estrenos previstos por la ópera de Barenboim para la temporada, incluyendo un nuevo “Parsifal” de Richard Wagner con puesta en escena del ruso Dmitri Cherniakov.

Otra sorpresa tendrá lugar en el tradicional concierto de año nuevo. Barenboim prescindirá de la habitual interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven y dirigirá en su lugar una “noche de tango” junto al tenor mexicano Rolando Villazón.