Latin Vox Machine es la primera sinfónica integrada casi en su totalidad por venezolanas y venezolanos con sede en Buenos Aires

Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta
Por Várvara Rangel Hill
ESPECIAL PARA @VZLASINFONICA

En medio del desarraigo, unas audiciones los alentó. En la tristeza y la nostalgia de haber abandonado la tierra, el pentagrama los unió. Codo a codo en la orquesta, se hacen más fuertes para afrontar las adversidades. La primera sinfónica  integrada en su mayoría por venezolanos que emigraron a Argentina, comienza su historia en Buenos Aires.

Este gran proyecto musical lleva por nombre Latin Vox Machine, y la impulsa un marabino, el productor Omar Zambrano, que al toparse con el talento de los criollos en las líneas del subterráneo se le ocurrió reunirlos para aventurarlos en una orquesta.

La iniciativa tiene otras nacionalidades, pero en las filas predominan venezolanos. Además, hay destacados nombres vinculados como el del maestro surcoreano Jooyong Ahn, como director musical.

La orquesta ya salió al ruedo, y con las notas del Alma llanera coronó los aplausos y el reconocimiento de su primer público. Con esta tarjeta de presentación, Latin Vox Machine espera llegar en muy pocos meses a las carteleras de espectáculos de la capital argentina y llamar nuevamente a audiciones para engrosar sus filas.

-¿Qué ha pasado con la orquesta desde que llamaron a audiciones e hicieron los primeros ensayos el año pasado?

-Luego del primer ensayo grabado, los ánimos estuvieron muy arriba, el resultado fue excelente, con muy poco ensayo (solos ocho horas) y lo que mejor fue que quedó un registro de ello que esta circulando por las redes.

Nuestro director titular, el maestro Jooyong Ahn, -continuó Zambrano- sugirió hacer un concierto de fin de año y nos organizamos para salir por primera vez al público. Totalmente autónomos, sin recursos, sin sede, y con muchísimo esfuerzo lanzamos la orquesta oficialmente al público. La audiencia evidenció la calidad de los chicos en un muy emotivo concierto”.

Con el concierto “nos expusimos a compañías y organizaciones que empiezan a mostrar interés en nosotros y estamos en estos momentos estamos en negociaciones”, puntualizó.

Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta
Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta
Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta

-¿Qué hizo emotivo ese épico concierto que menciona?

-El concierto fue muy variado, tocamos desde Vivaldi hasta Copland, pero dejamos Aires de Venezuela para el final, con una intervención de improvisación folklórica, que fue sin duda el punto máximo de la noche, en las redes está corriendo el video. Obviamente, la mayoría del público era venezolano, a sala de llena (gente quedó por fuera), cuando empezó a sonar el Alma llanera, la gente simplemente enloqueció. Lloraban, gritaban, cantaban, se montaban en las sillas. La fibra del inmigrante salió a relucir esta noche.

-¿Cuántos músicos tiene la orquesta? ¿cuántos son venezolanos? ¿Los criollos están en cuáles filas?

-Comenzamos con 35. Ahora somos 60 y vamos en aumento, mucha gente nos ha escrito de Venezuela y muchos vienen en camino. Todos son venezolanos pero siempre invitamos a argentinos y otras nacionalidades para que toquen con nosotros, para nosotros es muy importante integrarnos a la cultura local como cuando tocamos tango, con el bandoneón y el piano por razones obvias, nadie lo toca mejor que los argentinos que han sido unos muy buenos anfitriones con nosotros.

-¿De cuáles orquestas y de cuáles estados son los músicos?

-¡Uff! es difícil de recordar, pero puedo asegurarte que hay mucha gente del Zulia, Barquisimeto (Lara), Caracas (Distrito Capital), Puerto Ordaz (Bolívar), Falcón, de los Andes y de todo el país. No estoy seguro si hay otra iniciativa como esta en otro país, pero ojalá puedan replicarla.

-Y ahora con estas negociaciones ¿qué buscan?

-La sustentabilidad de la orquesta. Queremos que los chicos dejen de tocar en el Subte (metro) y que puedan vivir dignamente con lo que saben hacer. Es un esfuerzo sobrehumano del equipo de producción pero creemos que lo estamos llevando bien.

EL SUBTE ES OTRA COSA

– ¿Hay casos de indigencia entre los músicos?

-Indigencia como tal, no. Pero puedo asegurarte que hay músicos que la han pasado muy mal tratando de adaptarse. Acá hay de todo y depende mucho de la actitud y la apertura mental con la que se llegue. El venezolano por naturaleza es muy trabajador y no he visto acá el primer venezolano pidiendo en la calle, simplemente no se lo permite. Nosotros más que una orquesta, somos un grupo de contención y estamos muy atentos de la situación de cada músico, para ver cómo nos podemos ayudar entre nosotros como una nueva comunidad en Argentina.

-Ahora entiendo mejor, preguntaba por lo del Subte.

Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta

Lo que pasa acá, es que el Subte es otra cosa. Muchos músicos llegan aquí con la idea de que tocar en el Subte los desmoraliza y se dan cuenta de que hay gente muy buena tocando en el subterráneo, y se gana buen dinero, pueden hacer hasta 30 o 40 dólares diarios tocando allí todo el día, que en relación a la distorsión económica de Venezuela representa mucho dinero si se envía allá. Ellos están en todos los frentes posibles, para tratar de apoyar a sus familias en Venezuela. Nosotros mismos, hacemos las recomendaciones pertinentes para poder tocar en este subterráneo, que también es complicado porque algunas veces puede ser muy rudo competir entre vendedores ambulantes, pero entre nosotros siempre nos apoyamos y nos protegemos, es todo un desafío.

Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta
Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta
Argentina tiene un pedacito de Venezuela reunido en una orquesta

Zambrano añadió: “Hay algo muy raro, y es que en el Subte la gente te aplaude y te pide más canciones. Poco a poco los músicos se dan cuenta que esto no tiene nada de malo. Aproximadamente 60% de Latin Vox toca en el subte, esto, mientras conseguimos la sustentabilidad y tengamos nuestros propios espacios«.

LA FAMILIA ADOPTIVA

-Cuando hicieron las audiciones ¿qué expectativa tenían?

-Honestamente tenía mucho temor, cuando se me ocurrió hacer lo de las audiciones. Esto comenzó con un cornista (Eduard Cortéz) que conseguí en el Subte, y siempre se rumoró que había muchos venezolanos, por eso se me ocurrió unirlos para ver qué pasaba. Teniamos mucho miedo de no reunir la cantidad, hicimos todo por redes sociales y recibimos 170 audiciones, lo raro es que había mucha gente en Venezuela,  y el llamado estaba dedicado a venezolanos en Argentina. Fue bastante difícil la depuración y al final, nos quedamos con 35 siendo muy emotivo en primer encuentro. Los chicos se sintieron liberados, más allá de la música, (la orquesta) es un pedacito de Venezuela que tenemos cuando tocamos en conjunto.

“Una cosa que aprendí del maestro José Antonio Abreu, es que la música es una herramienta. Estoy aplicando las enseñanzas del maestro Abreu en otra situación crítica y al parecer está funcionando muy bien”, aseveró.

Hay que recordar -continuó el productor- que estos son chamos, de 18 a 25 años de edad en promedio. Estos muchachos se separaron de su familia, se quedaron solos y se hicieron hombres y mujeres de la nada. En esta orquesta, los chicos ven a la familia que perdieron (al salir de Venezuela). Por eso insisto, más que una orquesta estamos atentos de sus necesidades las audiciones, la manera de conseguirles trabajo, arreglarles los currículos, es decir, hacer una comunidad de venezolanos sin experiencia emigrando. Ha existido un estigma de que los venezolanos no se cuidan afuera, y quise aportar mi grano de arena eliminar esa visión, lo que pasa es que no tenemos experiencia como emigrantes”.

LAS ENSEÑANZAS UNIVERSALES DEL MAESTRO

-¿Y se aplica también otra máxima de Abreu, tocar y luchar?

-No solo se aplica, ellos (los músicos) ya la tienen en su ADN, no hay que hacer mucho allí. Vienen formados, con ese espíritu visionario y de conjunto. Es tácita la máxima del maestro Abreu. Desafortunadamente estas tierras no ha parido alguien como el maestro Abreu. El método y la formación es distinto, no digo que uno sea bueno o malo, pero son muy distintos a lo que conocemos en el Sistema, tanto, que a veces podemos chocar en algunas visiones  hay sectores que ni siquiera conoce al Sistema y lo han empezado a conocer por nosotros.  Estamos aprendiendo mutuamente.

Hay un impacto para el músico cuando llega, porque él espera otro Sistema de orquestas, que aquí no existe. Allí se dan cuenta de lo grandioso que era el Sistema en el que estaban y qué significa perderlo.

Para los músicos es como salir de la caverna de Platón, de la protección del Sistema, y encontrarse con una realidad muy distinta a Venezuela, dentro del contexto de la formación que brindaba la institución. Este no es un asunto de Argentina nada más, afuera te das cuenta que el Sistema de Venezuela es único, con todos los errores que pueda tener, te das cuenta de lo trascendental que ha sido es estando fuera, porque va más allá de las fronteras, es aquí donde comprobamos que la música puede transformar vidas. Estos chicos, sin esta herramienta, tendrían una situación mucho más crítica, gracias a la formación recibida es que pueden vivir y sobrevivir fuera”,aseguró Zambrano.

-¿Existe la posibilidad de que esta orquesta sea la semilla para una réplica del Sistema en Argentina?

 

-Todas las posibilidades están abiertas, pero somos bastantes realistas. Este es otro país, con otras condiciones, somos muy pocos en la producción y nos autogestionamos hasta ahora. Afortunadamente, tenemos una amena y creciente relación a las figuras muy grandes de la Argentina en el ámbito de formación, son nuestros amigos, nos conocen, están al tanto buscando siempre la manera de ayudarnos y poder hacer cosas en conjunto. Allá, el objetivo era la formación de los chicos, acá el objetivo es la sustentabilidad de los muchachos, que en consecuencia, pueden generar un sistema de formación. En primera instancia creemos en esta etapa que para poder ayudar a otros tenemos que ayudarnos a nosotros mismos.

-¿Qué será lo próximo que el público conozca de esta orquesta?

-Lo más probable sepan de Latin Vox Machine a través de la ópera, lo anunciaremos en nuestras redes sociales, hay una compañia muy importante que esta haciendo un interesante levantamiento con nosotros y que probablemente de frutos en los próximos meses. Por otro lado,  por la cantidad de músicos que siguen llegando lado estamos activando otros frentes más pequeños para poder apoyar a la máxima cantidad de músicos obviamente desde nuestras posibilidades.