Gracias a todos los que han escrito y el apoyo. No quería escribir nada pero las palabras y el cariño de cada uno de ustedes me han hecho reflexionar en la necesidad de decir lo que pienso. Ana mi mujer se molestó y se indignó mucho con lo sucedido. Ella es una gran mujer y es hermoso que la compañera de uno tome la bandera de defenderlo de las malas intenciones de algún intolerante. También quiero agradecer a Pedro Isea quien escribió unas palabras muy bonitas en relación a lo sucedido, asi como a mi querida Harianned.

Aquiles Baez Fotos: Renier Otto Renier Otto — con Aquiles Baez Dos en Centro Cultural BOD Corp Banca.

Aquiles Baez Fotos: Renier Otto Renier Otto — con Aquiles Baez Dos en Centro Cultural BOD Corp Banca.

Siempre he sido no solamente de espíritu libre, un irreverente, loco de perinola, pero comprometido sobretodo con las cosas que creo. Nunca he militado en ningún partido político, siempre he sido de tendencia de izquierda pero no de los que vociferan dándose golpes de pecho que son los grandes revolucionarios, sino haciendo la gran revolución en el marco de las ideas. Soy un loco que después de vivir 16 años en el imperio, bueno no en el imperio en Nueva York, se muda a Venezuela porque cree que hay que hacer un trabajo, a asumir un liderazgo en la música popular venezolana prácticamente ad honorem, para apoyar al movimiento musical venezolano que es impresionante, pero desconocido para muchos. En este tiempo desde que regresé, he dado clases de composición para una buena cantidad de estudiantes que les hace falta una guía, ademas de conferencias, talleres, clínicas en universidades, colegios secundarios, en librerías y cualquier espacio donde se aliente a la cultura sin ninguna discriminación, así como tocando y dándole aliento a muchos artistas emergentes.

Siento como músico que cree en la música como un arte, la responsabilidad de mejorar la calidad tanto de la audiencia como del pensamiento musical. Pienso humildemente que tengo mucho para dar y sobretodo tengo mucho amor por esta tierra llamada Venezuela. Soy amigo de la paz y de la tolerancia, de tender puentes entre las diversas formas de pensamiento, porque este país clama por eso. ¿Quién le puede quitar a uno lo bailado?.

Nunca para ninguno de los conciertos que he programado en noches de Guataca o en el festival “Caracas en Contratiempo”, le he preguntado a nadie cual es su tendencia política, y aun sabiéndola eso para mi es irrelevante. Lo importante es el amor que tenga cada artista cada vez que está en un escenario. Nunca he censurado a nadie en ese pequeño espacio que tenemos. Recuerdo que mi pana Evio di Marzo quien estuvo programado el año pasado, me preguntó si podía cantar una canción que le dedicó a Chávez y lo que le dije fue: “mi pana ese es tu concierto” y mas aún no tenía que preguntar nada, ese era su espacio. La tolerancia no es algo de la boca para afuera, es algo del corazón hacia dentro. Hay amigos adeptos al proceso que han criticado la canción de los “Estudiantes” que hice en compañía de mis panas Ernesto Rangel y Willy Mckey, incluso alguien me pidió que revisara la letra y que la cambiara, así como si uno le pidiera a Silvio Rodríguez que cambiara la letra de la canción del elegido porque no el parece conveniente.

Es de libre pensamiento respetar las ideas del otro, sino eso es un acto intolerante. Fui al Filven invitado por la embajada de Brasil a hacer un concierto de música Brasilera, la gente salió feliz de ese espacio, ese era el objetivo. Por eso tengo varias preguntas, ¿el Teatro Teresa Carreño no es de todos los Venezolanos?, ¿No es normal que nos presentemos ahí, así como cualquier otro espacio del estado?,¿los espacios del estado son solo para los que son fieles al proceso o son de todos los Venezolanos?,¿Porqué como venezolano no puedo tener acceso a esos espacios?, ¿Porqué varios periodistas que me interceptaron con cámaras, me tienen que tratar de forzar a decir que porqué estoy en ese espacio, de unas palabras apoyando al gobierno de Nicolás Maduro?, ¿Los espacios de la cultura no son para todos los venezolanos, porqué politizarlos?, ¿Porqué del otro lado hay gente horrorizada que uno se presente en un espacio que es natural para cualquier artista del país?.

Tengo muchos amigos dentro del proceso, ¿tengo que dejar de quererlos porque políticamente piensan diferente?, como siempre he luchado por la justicia social ¿Porque hay gente que como hice la canción de los estudiantes me dice ahora si te quiero porque ya no eres comunista? señores hay mucha mierda de un lado y de otro. Todos somos Venezuela y eso hay que empezar a pensarlo. No estoy de acuerdo con lo que está sucediendo y el deterioro en el que veo al país. No pienso desfallecer en el espacio que he ganado no por un pensamiento político ni por conexiones ni palancas, sino como artista en aras de la venezolanidad y sus valores culturales. No me he dejado caer en trampas que buscan el uso político de lo que uno ha trabajado. No pienso perder espacios así como la oposición venezolana los perdió al retirarse de las elecciones de la Asamblea. No voy a dejar de admirar a los artistas que admiro independientemente de su posición política y siempre estaré con los brazos abiertos a trabajar con ellos por la música.

Los espacios ganados son eso, espacios ganados, más contundentes aún si promueven la tolerancia y el amor entre hermanos de una misma tierra, de un mismo sueño, todos hijos de Bolívar. Es terrible cuando se pierde el respeto por el otro. Acá hace falta un diálogo sincero pero que venga desde el corazón, porque sino son solo palabras vacías. No se puede construir un diálogo a base de adjetivos descalificadores e insultos. Hay que entender que para dialogar realmente, hace falta el consenso. Por otro lado, este país tampoco aguanta tanta corrupción, impunidad ni anarquía, venga de donde venga. Tiene que haber una revisión de los valores y del significado real de la palabra “moral”, ya que para mencionarla primero hay que tenerla.

Tenemos que rezar a todos los dioses de todas las religiones por el futuro de nuestro país. Tiene que haber un espacio para la convivencia. Nuestra dirigencia de todos los colores tiene un reto que no ha entendido y es el unirnos a todos los venezolanos por un país que necesita de todos sus hijos por igual. La unión tiene que partir de la pluralidad de pensamiento, del respeto y la tolerancia. Ese era el sueño de Bolívar, espero que algún día ese sueño se cumpla.