Más allá del volumen que utilizamos al hablar también nuestra alimentación y nuestros hábitos respiratorios pueden influir negativamente en nuestras cuerdas vocales, por lo que es fundamental cuidarlas

Vía: mejorconsalud.com/ Imágenes por cortesía de Tonino Donato, n_sapiens y Denni Schnapp

Con los cambios de temperatura, por el tabaco, por respirar por la boca, las bebidas frías, los alimentos irritantes, por hablar en exceso y por otros motivos dañamos continuamente nuestras cuerdas vocales, causando problemas como la afonía o la disfonía.

En este artículo damos consejos y remedios naturales para cuidar bien las cuerdas vocales de manera sencilla, especialmente para personas que padecen a menudo inflamación o bien para aquellos que en su rutina deben usarlas a menudo, hablando en exceso o incluso cantando.

mujer fumando Tonino Donato

¿Qué daña nuestras cuerdas vocales?

El primer paso para cuidar nuestras cuerdas vocales es aprender cuáles son las cosas que las dañan para prevenir que se inflamen.

  • El tabaco no sólo afecta a nuestros pulmones y a nuestra salud en general, intoxicándonos progresivamente, sino que también irrita y reseca nuestras cuerdas vocales. Con el paso del tiempo el timbre de nuestra voz cambia si no dejamos de fumar.
  • Una mala alimentación afecta muy negativamente a nuestras cuerdas vocales, especialmente los alimentos que irritan o acidifican, o bien los que causan mucosidad, como pueden ser los lácteos.
  • Los estados emocionales y nerviosos negativos como el estrés y la ansiedaddañan mucho nuestra salud en general, nos desequilibran y, en este caso, afectan también a nuestras cuerdas vocales.
  • No descansar bien: es muy importante que descansemos bien por la noche si queremos cuidar nuestra voz. Los cantantes notan como su voz se agrava cuando no han descansado correctamente.
  • Hablar de manera incorrecta: muchas personas hablan efectuando tensiones perjudiciales, a un volumen muy alto, carraspean continuamente. Estos hábitos son muy perjudiciales. Acudir a un foniatra puede ser de gran ayuda, especialmente para quienes sufren afonía a menudo.
  • Lo mejor para las cuerdas vocales es beber siempre los líquidos a temperatura ambiente, tibia o un poco caliente. Nunca beberemos bebidas frías o muy calientes, ya que eso afecta no sólo a las cuerdas vocales sino también a los procesos digestivos.
  • Muchas personas respiran por la boca durante el día y también por la noche. Esto irrita y reseca las cuerdas vocales. Es fundamental aprender a inspirar por la nariz. A medida que nos acostumbremos lo haremos bien también de manera natural durante la noche.

En algunos casos la causa de los problemas en las cuerdas vocales puede ser algún tipo de lesión como nódulos o pólipos, o bien enfermedades del aparato respiratorio. Por eso si tenemos afonías recurrentes recomendamos consultar siempre con un especialista.

infusion n_sapiens

Infusiones de plantas medicinales

Uno de los remedios más sencillos para prevenir los problemas vocales es acostumbrarnos a tomar diariamente infusiones tibias de plantas medicinales que tengan propiedades antiinflamatorias. Por eso recomendamos combinar o alternar las siguientes:

  • Manzanilla
  • Tomillo
  • Jengibre
  • Llantén
  • Malvavisco
  • Agrimonia

Además, les añadiremos un chorro de jugo de limón y un poco de miel o estevia pura. Tomaremos las infusiones en ayunas, a media mañana y a media tarde.

regaliz caramelos Denni Schnapp

Pastillas de regaliz

Las pastillas de regaliz son una opción excelente para llevar encima e ir tomando a lo largo del día, ya que nos ayudan a expectorar y desinflamar las vías respiratorias. Sólo debemos tener en cuenta que puede subir ligeramente la tensión, por lo que las personas hipertensas deberán llevar cuidad. Intentaremos que sean pastillas de calidad, sin azúcar ni otros aditivos. Las podemos conseguir en dietéticas, herbolarios y farmacias.

Propóleo, antibiótico natural

Este antibiótico natural es excelente para mantener sanas nuestras cuerdas vocales. Lo tomaremos con agua bien caliente a lo largo del día. En momentos de afonía podemos tomar directamente o con agua cinco gotas cada hora hasta notar mejoría.

Un ejercicio muy sencillo

De la manera más sencilla podemos relajar y desinflamar en breves instantes nuestras cuerdas vocales. Es, por ejemplo, una opción ideal para hacer antes de dar una charla o antes de cantar. Consiste en agarrar la lengua (con un paño limpio) y estirarla suavemente hacia el exterior, moviéndola ligeramente en todas las direcciones. Lo haremos durante unos segundos y repetiremos el ejercicio dos o tres veces. Aunque la sensación es extraña mientras lo hacemos, al acabar notaremos un mayor bienestar.