Vía: eliberico.com | Por: Mª JOSÉ GARCÍA

Quizá nadie lo conozca por el nombre de Antonio Gómez de los Reyes puesto que en España siempre ha sido conocido como Antonio Canales. Este bailaor y actor nacido en Sevilla, y que comenzó su carrera artística en el Ballet Nacional , lleva toda una vida formando parte del arte más admirado en nuestro país y fuera de nuestras fronteras.

Ahora llega a Londres para participar en la Gala Flamenca del Flamenco Festival London , que se celebra desde el 16 de febrero hasta el 1 de marzo en el Sadler’s Wells . El sevillano, cuya actuación va a tener lugar hoy a las 19.30 horas, ha querido hablar con El Ibérico para contarnos algunas de sus sensaciones antes de actuar.

Es considerado como uno de los bailaores de flamenco más importantes y reconocidos de nuestro país, ¿le supone alguna responsabilidad cuando salta a un escenario?

La responsabilidad va con uno desde los primeros albores, cuando lo pisas por primera vez. Nunca cambia. Y más si el empeño y las ganas de hacerlo bien van en aumento, y más cuando el público está deseoso de ti y espera con ansiedad tu arte.

¿Qué trata de transmitir Canales cuando sube a un escenario?

Si es un personaje, ser fiel a él más que a sí mismo. Si soy yo mismo sin más, ser lo más de verdad posible: desnudar mi alma.

Cuando llegó a Madrid a buscarse la vida bailando, ¿esperaba convertirse en lo que es hoy?

No. Yo solo quería pulirme, hacerme un buen bailaor y poder vivir de mi arte.

Lleva décadas recorriendo multitud de países con sus espectáculos y acercando a otras culturas el arte del flamenco, ¿qué valoración haría de todos estos años?

Esa pregunta es casi infinita, pero en estas tres últimas décadas se han vivido los mejores momentos del flamenco conocidos en la historia. Y aparecieron en escena Camarón de la Isla, Paco de Lucía, Manuela Carrasco, Enrique Morente o el maestro Manolo Sanlúcar, por mencionar a algunos faraones de nuestro tiempo. Con eso creo que está contestada la valoración.

¿Por qué cree que el flamenco se está extendiendo por el mundo de esta forma?

Porque no deja de ser algo antropológico, de gran arraigo y sensibilidad. Es el grito de un recién nacido, el arrullo de una nana, el quejido del moribundo, el dolor del desfallecido, la amargura y la dicha. Es decir, cosas que forman parte de todos los seres humanos. El flamenco no es más que un espejo que nos recuerda a todos quienes somos.

El Festival de Flamenco de Londres se ha convertido en uno de los eventos más esperados en Londres. ¿Qué opinión tiene sobre el festival flamenco más reconocido de Inglaterra?

Muy feliz por la labor de Miguel Marín durante todos estos años, y por la labor de la dirección del teatro Sadler’s Wells en Londres. Y, sobre todo, por la gran acogida del público londinense. Yo tuve la suerte de bailar, en los años 80, aun cuando no se había reformado el Sadler’s. Estuve con el Ballet Nacional de España, con La Cumbre Flamenca, y con mi compañía. Con el Flamenco Festival he estado en varias ocasiones y siempre es un orgullo volver a la ciudad del Támesis.

El espectáculo que va a presentar en Londres se ha creado bajo la dirección de Ángel Rojas, ¿qué ha supuesto trabajar con él?

Él es un artista, aunque aún muy joven, pero de una veteranía magistral. Un intérprete que se sale de lo común. Llevamos toda una vida juntos, desde que él era muy pequeño, y ya desde siempre deslumbró con sus aptitudes. Sólo he tenido que dejarme en sus brazos y bailar un paso o dos con él. Lo quiero, lo admiro, y me faltan las palabras para definirlo.

¿Qué va a encontrar el público en ‘Gala Flamenca’?

Mucho arte. Muchas energías renovadas de esta nueva generación. La esencia del recuerdo. Lo más novedoso y virtuoso. Creo que el espectáculo no tiene desperdicios. Flamenco con diferentes sabores. A palo seco.

¿Cómo prevé que será el futuro del flamenco?

Eso es complicado, ya que no soy visionario. Pero intuyo que tenemos una salud envidiable y unos nuevos valores en plena forma. Llegaremos a Sirius…

¿Cuáles son los planes más inmediatos de Antonio Canales?

Este año será muy fructífero. Ahora me presento en Caracas. Después viajaré a Sevilla y estaré en Cajasol. Y ya comenzaremos la gira en Londres, Singapur, Shanghai, Hong Kong… Después clausuraré con Una Moneda de Dos Caras la Suma Flamenca de Madrid. Estaremos en París en el Teatro de Chaillot. Inauguraré el Festival de Jerez y la Bienal de Málaga. Y después haré una gran gira en México y EEUU. También estaré en Los Ángeles en el estreno del Amor Brujo, junto a Siudy Garrido con la Filarmónica, bajo la dirección del gran Gustavo Dudamel. Se estrenará una nueva película Maldita Venganza. Y muchas otras cosas… ¡yo les he pedido a los Reyes Magos que sumen al día dos hora más!