La Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV) en el marco de su 85 aniversario, se presenta en Ofrenda para Vytas el próximo sábado 21 de marzo a las 7 p.m. en la Sala Ríos Reyna, celebrando el importante legado artístico del músico pionero del World Music. El director Alfredo Rugeles acompañará una vez más a la OSV en este homenaje que reunirá también a grandes figuras de la movida musical venezolana. Aprovechamos para compartir las impresiones del Maestro Rugeles sobre esta obra y sobre el trabajo de un músico visionario, que supo trascender en el tiempo a través de la perfecta amalgama de géneros con profundo sentimiento venezolano.

Prensa OSV: Evelyn Navas Abdulkadir | sinfonicadevenezuela.com/

“Mi experiencia con el estreno de la Sinfonía Oro Negro de Vytas Brenner en 1989 fue muy grata y maravillosa. Puedo decir con propiedad que fue todo un acontecimiento musical y artístico, y que tuvo gran éxito. El público asistente recibió muy bien la obra y fue muy aplaudida. Recuerdo haberme reunido con Vytas en varias oportunidades y haber trabajado con él sobre la interpretación y los tiempos de su sinfonía. Guardo un grato recuerdo de esos días. El público de hoy va a recibirla igualmente muy bien, ya que sigue vigente y estoy seguro de que tendrá de nuevo mucho éxito”.

La obra sinfónica Oro Negro de Vytas Brenner se grabó en CD y aquí los comentarios que esa producción discográfica, cuando se estrenó el 26 de mayo de 1989, con la Orquesta Sinfónica de Venezuela, bajo la dirección musical de Alfredo Rugeles en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño con motivo de los 40 años de la Empresa Corimón.

“Esta obra sinfónica, fundamentalmente descriptiva, consta originalmente de tres movimientos y pinta musicalmente a Venezuela en tres distintas etapas de su historia. Podría ser descrita como poema sinfónico. El primer movimiento simboliza al aborigen venezolano. Más adelante se hace presente el conquistador. Flautas, tambores y trompetas conforman los encuentros bélicos y presentan la lucha en forma de contrapunto. Finaliza este movimiento con la consolidación de la conquista. Con fanfarria militar se inicia el segundo movimiento, afirmando la presencia del conquistador; una batalla musical simboliza la lucha por la libertad. Finaliza con la victoria libertadora. El movimiento industrial llega a Venezuela. Así comienza el tercer movimiento. El país despierta de largas décadas de letargo. La música se hace eco de la fuerza arrolladora de nuestros inicios industriales. Este movimiento reafirma las posibilidades de la Venezuela de hoy y de confianza en el futuro”.

Para este Concierto y Ofrenda para Vytas, se le encargó al compositor y arreglista Pedrito López la transcripción y re-orquestación de la Sinfonía Oro Negro. Así quedó conformada una Suite, basada en los temas principales de la Sinfonía que dura aproximadamente unos 15 minutos.

Nos explica el maestro Rugeles, que a su parecer, el trabajo realizado por Pedrito López es estupendo:”Es un trabajo excepcional de transcripción. Un verdadero logro musical y artístico. ¡Lo felicito muy sinceramente! Creo que la Suite de la Sinfonía Oro Negro, la cual tuve la suerte y el honor de estrenar en 1989, le hace honor a la Sinfonía completa y resume muy bien todos los temas y materiales musicales más importantes y destacados de la obra. ¡Qué trabajo! ¡Mis respetos! ¡Bravísimo!”.

Así que estamos muy complacidos de este reencuentro con un creador musical venezolano que merece ser reconocido por las generaciones de aquel entonces y las de hoy. Los esperamos este sábado 21 de marzo a las 7 p.m en la Sala Ríos Reyna. ¡No se lo pierdan!