Con cuatro conciertos sinfónicos, recitales de música de cámara, conferencias y espacios dedicados a los jóvenes compositores comienza la primera etapa del XIX Festival Latinoamericano de Música. Participarán invitados de Colombia, Puerto Rico, Cuba y EEUU. También las orquestas Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, Sinfónica Juvenil del CMSB y la Sinfónica Municipal de Caracas

Prensa Venezuela Sinfónica

La trayectoria del maestro Alfredo Rugeles como director de orquesta no necesita presentación; él es simplemente uno de los mejores directores que ha tenido Venezuela y Latinoamérica en su historia. Pero el maestro Rugeles también es digno de elogiar por su capacidad gerencial para llevar a cabo el Festival Latinoamericano de Música, que este año llega a su XIX edición. Como buen compositor contemporáneo siempre fue defensor de esta causa y un modelo a seguir para los nuevos autores.

Dentro del medio académico – sinfónico es predilección interpretar música escrita hace 300, 200, 100 años o al menos tomando obras de autores del Siglo XX, pero ¿y el aquí y el ahora? ¿No se hace nada? ¿Hay que limitarse solo a tocar los que se hizo en siglos pasados? Obviamente no y a la música contemporánea hay que buscarle su espacio, su plataforma. En Venezuela Alfredo Rugeles ha sido todo un guerrero de esta causa, él junto a su esposa, la también compositora Diana Arismendi, han dado vida a este Festival, alimentándolo con lo mejor del talento latinoamericano, buscando que los nuevos autores tengan su espacio y rindiendo homenaje a los maestros que en el pasado han impulsado movimientos de nuevas manifestaciones musicales.

“Debemos mantener el entusiasmo y seguir trabajando. La composición es una disciplina exigente en la que se debe trabajar todos los días. Un compositor debe acumular experiencia escribiendo y, por supuesto, buscando que las obras se toquen. La única manera en la que un compositor pueda aprender de las obras que escribe es que sean tocadas y pueda escucharlas. Así puede descubrir si lo que tenía en la cabeza realmente funciona. Hoy en día muchos compositores escriben con la computadora y, muchas veces, la cosas que funcionan en la computadora, a la hora de la verdad, con la orquesta o con el solista no funciona. Es muy importante saber qué es lo que suena en realidad,” declaró el maestro Rugeles a la Fundación Musical Simón Bolívar, órgano rector del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, al cual este ilustre maestro pertenece desde hace más de 30 años.

Venezuela Sinfónica conversó con el maestro Rugeles sobre algunos detalles que presenta la edición XIX del Festival Latinoamericano de Música.

¿Qué diferencia la edición XIX del Festival Latinoamericano de Música a las ediciones anteriores?

Este año vamos a hacer énfasis en la música de autores venezolanos, por lo que a mayoría de las obras que vamos a presentar son venezolanas. Esto nos pareció importante debido al crecimiento y a la diversidad de nuestros compositores.

Hay que seguir luchando. Este año el Festival estará dividido en dos etapas, la primera que estamos realizando ahora a finales de mayo y la segunda parte se llevará a cabo posiblemente a finales de octubre.

Nuevamente deciden brindar un espacio a los jóvenes compositores dentro de la programación del festival

Si, así es. En la programación tenemos un espacio dedicado a las obras compuestas por jóvenes menores de 30 años, que se han formado en el Conservatorio de Música Simón Bolívar y en Unearte. Lo hemos hecho en ediciones anteriores con mucho éxito pero es importante darle continuidad e incentivar a las nuevas generaciones de compositores.

¿Cuáles son los artistas a los cuáles dedican esta edición del festival?

Este año dedicamos el festival a la memoria del compositor venezolano Alfreo del Mónaco (1938 – 2015), por lo que escucharemos algunas de sus obras más significativas. El maestro del Mónaco siempre estuvo apoyando las ediciones del festival. El sábado 28 de mayo interpretaremos obras de su autoría en la Asociación Cultural Humboldt. Allí también serán interpretadas composiciones de mi autoría.

La música del Maestro Del Mónaco ha transitado por varias etapas: una primera experimental y electrónica, luego instrumental y mixta caracterizada por el uso del color y el timbre, el recurso de las técnicas extendidas y finalmente, su última obra, que pudiera catalogarse como religiosa y expresiva.

También celebramos los 100 años del natalicio de Alberto Ginastera y de Antonio Estévez. Presentaremos una antología de canciones de Estévez el miércoles 25 en la Sala Fedora Alemán con el dúo de los pianistas Mariantonia Palacios y Juan Francisco Sans. El jueves habrá una conferencia dedicada a Antonio Estévez que contará con la presencia del maestro Inocente Carreño, quien hablará sobre su amistad y relación con Estévez.

Esta conferencia sobre la vida del maestro Antonio Estévez promete ser muy interesante por lo histórico del contenido.

Si, ese encuentro con el maestro Inocente Carreño va a ser muy interesante! Es para todo público y será el jueves en la Sala Anfiteátrica del piso 4 del CNASPM.

Son muchas las obras interesantes de autores venezolanos que se presentan en el festival

Si, así es, tenemos también la Opera “El Tambor de Damasco” compuesta por Juan Carlos Núñez que será interpretada por la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas este sábado. Es importante por tratarse una ópera venezolana y contemporánea.

Participa el maestro colombiano Alberto Guzmán Naranjo como director y compositor…

El concierto de este jueves con la Orquesta Sinfónica Juvenil del Conservatorio de Música también es muy importante. Será dirigido por el maestro invitado de Colombia Alberto Guzmán Naranjo, para interpretar una obra de su autoría con el violinista Lelio Oklarte, quien también es colombiano. Además será presentada una obra del venezolano José Agustín Sánchez.

¿Por qué cree usted que es importante darle continuidad a este tipo de festivales?

Es muy importante la continuidad pues este es el espacio ideal y quizás el único que tienen los compositores para presentar sus obras y que se difundan. Asimismo es un lugar para confrontación de ideas y de obras entre los compositores latinoamericanos y venezolanos, un lugar de reflexión, intercambio de ideas y aprendizaje.

Quienes deseen tener toda la programación, historia, programas de mano y demás detalles del XIX Festival Latinoamericano de música, pueden visitar:

http://festivallatinoamericanodemusica.com/