Por Roberto C. Palmitesta R.
@RPalmitesta
ESPECIAL PARA VENEZUELA SINFÓNICA
Foto: Miguel A. Hurtado

La trayectoria del maestro Alfredo Rugeles es digna de elogiar, no solo como director de orquesta, también como compositor y promotor de la música sinfónica contemporánea, siendo uno de los pioneros en Venezuela. Gracias también a su capacidad gerencial ha llevado a cabo con éxito el Festival Latinoamericano de Música que se celebra en el país, siendo este uno de los pocos espacios promocionales con los que cuentan los compositores para mostrar al público su música.

El maestro Rugeles emprende ahora un compromiso muy importante al participar en el XIV Festival de Música Contemporánea Darwin Vargas que se celebra en la ciudad de Valparaíso, Chile del 10 al 14 de octubre.

El venezolano será uno de los invitados internacionales del evento. Participará en un foro sobre la situación de las orquesta juveniles en Chile y Venezuela, dará una conferencia alusiva a su música y además su obra “Mutaciones”, escrita para orquesta de cuerdas, será interpretada por la Orquesta Marga Marga dirigida por Luis José Recart el martes 10 de octubre.

El Festival de Música Contemporánea Darwin Vargas cuenta con el financiamiento del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), y la dirección artística del Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Durante cincos días de actividades y conciertos el público podrá disfrutar de más de 40 obras de compositores y artistas de Alemania, Argentina, Brasil, Chile, China, Grecia, Holanda, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

“Agradezco a Boris Alvarado por la invitación, él es un compositor chileno muy activo y es uno de los organizadores de este festival, quien además participó en el Festival Latinoamericano de Música de 2014 que realizamos en Caracas con dos de sus obras. Está es una excelente oportunidad para hablar, aprender y compartir en el mundo de la composición”, expresó el maestro Alfredo Rugeles.

Hoy en día muchos compositores escriben con la computadora y, muchas veces, las cosas que funcionan en la computadora, a la hora de la verdad, con la orquesta o con el solista no funcionan.

“Tal como lo manifiesta su título, Mutaciones es una serie de transformaciones del material expuesto al principio de la obra. Cada una de las estructuras que se suceden tiene su textura propia y característica, pero están relacionadas entre sí con el fin de lograr una conexión. Por ejemplo: ciertos intervalos se emplean como base de unidad y coherencia. La escribí originalmente para nueve instrumentos solistas: 4 Violines, 2 Violas, 2 Violoncellos y 1 Contrabajo. En la versión para orquesta se mantiene la misma disposición de partes, aunque se aumenta el número de instrumentistas en cada sección. Está dedicada al Maestro Yannis Ioannidis, con quien estudié composición y quien la estrenó con la Orquesta de Cámara de Caracas (Radio Nacional de Venezuela) el miércoles 22 de Mayo de 1974 en el Auditorio del Colegio Humboldt de Caracas”, explicó sobre su obra que será estrenada por primera vez en Chile.

El miércoles 11 de octubre participaré en un foro que comenzará con la presentación de la tesis de la contrabajista Andrea Rojas que muestra un estudio sobre el movimiento de las orquestas juveniles en Chile, yo daré testimonio sobre el caso de Venezuela con El Sistema”, agregó Rugeles quien el jueves 12 de octubre dará una interesante conferencia relacionada a su experiencia como compositor y sobre algunas de sus obras.

La composición es una disciplina exigente en la que se debe trabajar todos los días. Un compositor debe acumular experiencia escribiendo y, por supuesto, buscando que las obras se toquen. La única manera en la que un compositor pueda aprender de las obras que escribe es que sean tocadas y pueda escucharlas. Así puede descubrir si lo que tenía en la cabeza realmente funciona. Hoy en día muchos compositores escriben con la computadora y, muchas veces, las cosas que funcionan en la computadora, a la hora de la verdad, con la orquesta o con el solista no funcionan. Es muy importante saber qué es lo que suena en realidad,” declaró el maestro Alfredo a Venezuela Sinfónica el año pasado haciendo énfasis en la necesidad de contar con eventos y festivales dedicados a la música contemporánea.