Evelyn Navas Abdulkadir, Prensa Orquesta Sinfónica de Venezuela.

Durante 17 años la Orquesta Sinfónica de Venezuela acompañó al Ballet Teresa Carreño en El Cascanueces y este año, regresa con una nueva temporada de funciones, donde toda la familia venezolana podrá disfrutar del espectáculo navideño por excelencia. En esta oportunidad, su Concertino, el Maestro Alfonso López Chollet, deja su puesto y se muda al podio de Director para dirigir a ambas instituciones, por primera vez en su historia profesional. El violionista Dmitri Pylenkov asumirá como Concertino. La batuta consagrada de López Chollet se adorna de oro esta Navidad. Con mucha responsabilidad y entrega cumplirá esta temporada, desde ya a sala llena, como todos los años, gracias al público consecuente que no se pierde por nada este clásico maravilloso que asombra a grandes y chicos.

Alfonso López Chollet

Alfonso López Chollet

El Maestro Alfonso López Chollett es uno de los músicos más versátiles y preparados de su generación, se graduó de la Universidad de Michigan (Summa Cum Laude) donde estudió violín, composición y dirección obteniendo licenciatura y maestría. Ha tenido destacadas participaciones en prestigiosos festivales internacionales en donde ha ocupado el cargo de concertino de diversas orquestas sinfónicas. Ha dirigido la Filarmonía Emil Friedman, Arcos y Voces Juveniles de Caracas, la University of Michigan Philarmonia Orchestra, la Orquesta Sinfónica de Oriente (Santiago de Cuba) y es frecuentemente invitado a dirigir la OSV. Ha realizado giras de conciertos en EEUU, Italia, España, Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Tobago, etc. Y cursos de perfeccionamiento en Austria e Inglaterra. Sus principales maestros han sido Emil Friedman, Julia Bushkova, y Paul Kantor en el violin, Michael Daugherty en la composición y Donald Schleicher en dirección. También sobresale como compositor. Alfonso López es actualmente profesor de la Academia de Música del Colegio Emil Friedman en Caracas y funge como director titular de la Orquesta Típica.

Con una trayectoria tan sobresaliente, no extrañó que la Orquesta Sinfónica lo invitase a dirigir la nueva temporada 2014 de El Cascanueces junto al Ballet Teresa Carreño. Aprovechamos para conversar con él sobre esta maravillosa experiencia.

OSV: Maestro, ¿Qué significa navidad para Usted?
ALC: “La navidad es la época del año que une a la familia, que celebra la llegada al mundo del Niño Dios a través del canto y la música y para nosotros en la OSV significa la alegría de poder llevar a la calle nuestras tradiciones y aguinaldos. Por ejemplo, el 1ero de diciembre, hicimos un bellísimo concierto muy concurrido en la Plaza Juan Pedro López del Banco Central de Venezuela, junto a nuestros amigos Los Tucusitos. La gente se desbordaba de emoción”.

OSV: ¿Por qué El Cascanueces es el clásico navideño por excelencia?
ALC: “El Cascanueces ya es una tradición para los músicos de la OSV. Nosotros hemos participado en casi todas las producciones del Teatro Teresa Carreño, esto es, 17 años tocando, disfrutando y entendiendo esta hermosa música. La calidad de la partitura es tal que, en mi opinión, no hay temporada fija para ejecutar esta música, pero ya se ha hecho una costumbre hacerla en diciembre”.

OSV: ¿Cuándo fue la primera vez que lo oyó o disfrutó del ballet El Cascanueces? ¿Qué es lo que más le gusta de El Cascanueces?

ALC: “Yo escucho El Cascanueces desde que era niño. En la memoria de mi infancia están particularmente la danza china y la danza rusa. La primera vez que lo toqué tenía tan sólo 17 años. Eso ocurrió en el Interlochen Arts Academy cuando cursaba mi último año de High School en Michigan”.

OSV: ¿Qué pueden esperar los asistentes de estas funciones?
ALC: “Los asistentes van a percibir un tremendo flujo de energía del foso de la orquesta y del escenario, por parte de los bailarines, puesto que cada año que pasa, los artistas de esta producción ejecutan sus partes con mayor convicción y entrega. Eso lo percibe el público como algo que no se puede expresar con palabras, pero si como algo ‘especial’ que les llega y les conmueve”.

OSV: ¿Habrá alguna sorpresa, alguna variante o qué elemento será diferenciador en esta ocasión?
ALC: “Cada función de El Cascanueces es diferente. Cada una tiene una dinámica particular. Hay cosas que a veces no se pueden predecir. Un pas de deux nunca puede ser bailado de manera exacta dos veces. Eso es lo hermoso de tocar esta música una y otra vez”.

OSV: Con dos directores diferentes, ¿Se ponen de acuerdo entre ustedes para abordar a El Cascanueces? ¿Será igual a efectos del público cualquiera de las funciones con ambos?
ALC: “Todas las orquestas del mundo reaccionan de forma diferente a cada director de orquesta. El maestro Saglimbeni y yo tenemos que llegar a ciertos acuerdos para no haya versiones antagónicas de la música. En ese sentido, nosotros tenemos una visión similar de El Cascanueces que también está regida por la forma en que el ballet viene interpretando esta obra. El público disfrutará cualquiera de las funciones a la que asista”.

OSV: ¿Qué significa para Usted dirigir a la Orquesta Sinfónica de Venezuela y sobre todo con el ballet El Cascanueces?
ALC: “Yo he tenido la gran dicha de dirigir con frecuencia a la OSV, es decir, mis propios compañeros de trabajo. Con esta orquesta he forjado una relación desde mi puesto de concertino, así como desde el podio, con la posibilidad de expresar mis ideas y compartiendo la visión de la música. Yo asumo la dirección de El Cascanueces como un privilegio y un gran placer. Estar parado frente a la OSV haciendo esta maravillosa música es uno de los momentos más emotivos de mi carrera musical y por eso estoy inmensamente agradecido con la institución”.

OSV: Es la primera vez que diriges al Ballet Teresa Carreño, ¿Qué significa para ti, tanto como concertino y como director dar ese paso, pues es el primer cuerpo de baile del país, con un altísimo nivel?
ALC: “Esta es la primera vez que trabajo con el Ballet Teresa Carreño como director. Desde el puesto del concertino he tocado el dificilísimo Lago de los Cisnes, Coppelia, Romeo y Julieta, el mismo El Cascanueces, entre otros. Yo admiro el trabajo abnegado que llevan a cabo los integrantes del Ballet Teresa Carreño y para mi es una enorme responsabilidad procurar que las expectativas que ellos tienen del trabajo musical sean cumplidas”.

OSV: ¿Qué exigencia como músico y director representa la dirección de El Cascanueces?
ALC: “En mi opinión, creo que el director debe lograr que las secuencias de un numero a otro se logren sin sobresaltos y que los tempi que uno elija, cumplan con las necesidades de los bailarines en todo momento. Ese es el principal reto. A veces es difícil complacer a todos los bailarines, pero uno esta ahí para apoyarlos a ellos”.

OSV: ¿Qué dijeron sus hijas cuando se enteraron de la asignación de El Cascanueces? Le han visto como concertino, pero ahora van a disfrutarlo como director.
ALC: “Las niñas conocen muy bien esta música, porque ellas la han bailado en su propia escuela de ballet durante 4 temporadas. Ellas me ven más frecuentemente dirigiendo mi Orquesta Típica Emil Friedman que tocando violín. Seguramente disfrutaran el ballet como nunca antes porque verán a su papá moviendo el timón”.

Alfonso López Chollett
Uno de los músicos más versátiles y preparados de su generación, se graduó de la Universidad de Michigan (Summa Cum Laude) donde estudió violín, composición y dirección obteniendo licenciatura y maestría en 1994 y 1995 respectivamente. Ha tenido destacadas participaciones en prestigiosos festivales internacionales en donde ha ocupado el cargo de concertino de diversas orquestas sinfónicas. Tal es el caso del Aspen Music Festival donde fue elegido concertino de la Concert Orchestra al tomar una audición en la que participaban más de 200 violinistas. Este cargo lo ocupó por 3 años consecutivos, siendo la primera vez que un venezolano ocupaba esta posición en la historia de dicho festival. En Venezuela ha hecho lo propio con Virtuosi de Caracas, La Camerata Criolla, y la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV) la cual integra hace 20 años y dirige frecuentemente. Ha ofrecido más de 100 conciertos con el Cuarteto y el Trio Académico Emil Friedman en las salas más importantes de Caracas interpretando el más variado repertorio clásico y romántico. Junto a la pianista Michelle Tabor ha tocado más de 150 recitales en universidades y salas de concierto del sureste estadounidense.

Ha dirigido la Filarmonía Emil Friedman, Arcos y Voces Juveniles de Caracas, la University of Michigan Philarmonia Orchestra, la Orquesta Sinfónica de Oriente (Santiago de Cuba). Ha realizado giras de conciertos en EEUU, Italia, España, Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Tobago, etc. Y cursos de perfeccionamiento en Austria e Inglaterra. Sus principales maestros han sido Emil Friedman, Julia Bushkova, y Paul Kantor en el violin, Michael Daugherty en la composición y Gustav Meier en dirección.

El 17 de diciembre de 2007 fue estrenada con gran éxito su obra “Serenata para Cuerdas” en la Federación Rusa por la Orquesta de Cámara de Novosibirsk, y el 28 de febrero de 2008 en Minsk por la Orquesta de Cámara del Estado Bielorruso. El compositor hizo acto de presencia a esta última presentación en calidad de invitado de honor. Ambas interpretaciones fueron dirigidas por el famoso director y maestro ruso Evgeny Bushkov. El estreno en Venezuela de la obra en cuestion tuvo lugar en mayo de 2008 en el marco de la celebracion del centenario del nacimiento del maestro Emil Friedman con el compositor al frente de la OSV. También la famosa Camerata Romeu interpretó la “Serenata para Cuerdas” en La Habana en Octubre de 2011. Recientemente, su “Fiesta” fue estrenada por la orquesta de cámara de Reno en Estados Unidos de America y “Vida Plena” por la Boston Latin American Orchestra.

Alfonso López Chollett es actualmente profesor de la Academia de Música del Colegio Emil Friedman en Caracas, institución educativa de la cual obtuvo el título de bachiller en ciencias en el año 1989 y donde funge como director titular de la Orquesta Típica.