Vía: El Impulso.com | Escrito por Mayelit Valera

Acompañado de su violín, entró al escenario del Teatro de Chacao, Caracas, el consagrado violinista venezolano Alexis Cárdenas, quien actualmente es el Concertmaster de la Orquesta Nacional de Francia, donde se ha destacado por su técnica y estilística a la hora de ejecutar su instrumento. Comenzó su concierto en solitario a las 8:10 p.m., un cenital lo alumbraba, y de inmediato, el público atónito se rindió a sus pies para escucharlo interpretar la Sonata N°1 en sol menor y Gigue, Segunda Partita de Bach. “¡Bravo!”, exclamó un señor entre los asistentes al finalizar su ejecución. Los presentes estaban inmutables ante tanto talento, solo reaccionaban a la hora de la ovación, que llegaba cuando estaban seguros que el músico había terminado su pieza.

Aléxis Cárdenas

Aléxis Cárdenas

“Buenas noches, estaba muy ansioso de presentarme en Caracas junto a estos maravillosos músicos que conforman mi cuartero (2009)”, dijo el violinista, mientras entraban al escenario Jorge Glem para tocar el cuatro, Elvis Martínez el bajo y Carlos “Nené” Quintero en la percusión.Sus cómplices musicales tomaron sus puestos para hacer sonar sus instrumentos sin compasión, junto al maracucho que tenía tres años sin presentarse en la capital. En esta oportunidad regresó para un recital que tituló Encores… De manera magistral el violinista se fusionó con su cuarteto para pasearse desde lo académico, luego por un buen merengue y hasta llegar a un tango. “Vamos a interpretar Billy, pieza de Jorge Glem, un merengue”, acotó Cárdenas.

Le dedicó el tema Viajera del Río a su hijo mayor Rodrigo (quien comenzó a tocar el violín en el colegio Emil Friedman), quien se encontraba entre los asistentes junto a su esposa, a quien más adelante también le regalaría una pieza.

“Ahora les tengo una sorpresa, unos invitados especiales: C4 Trío. Cuando me preguntan que música tengo en mi iPod, digo: C4 Trío y Gualberto Ibarreto no pueden faltar, excelente disco con la historia musical de Venezuela”, señaló. Luego interpretaron De Conde a Principal en homenaje al gran maestro Aldemaro Romero, “una versión de la Onda Nueva”.

Siguieron Vitoriosa/Guarde Nos Olhos del brasileño Ivan Lins.

“Qué conexión tan fuerte con la música, son realidades paralelas. Esto es amor, y sé que el arte nos puede salvar. Que nos escuchen, seguiremos haciendo música para un mundo mejor”, comentó Cárdenas. Los melómanos estaban embelesados, solo se movían para aplaudir a los prodigiosos músicos que realizaban su perfecta ejecución, dejando a todos sin palabras. Se escuchó con gusto Los doce de Álvaro Romero, Lucerito de Luis Mariano Rivera y Chorinho pra ele de Hermesto Pascoal. “Este cuarteto no solo tiene sus instrumentos bien afinados, sino también sus almas también están bien afinadas”, expresó con regocijo el músico quien enalteció a quienes lo acompañaban.